22 de octubre de 2021, 18:27:00
CLAVES

En Castilla-La Mancha cae un 20,6% interanual y en España un 27,8%


El inicio de la reactivación logra mejorar la producción industrial en mayo, que está todavía en valores negativos

  • La pandemia se ceba en la producción de los sectores del mueble, de confección y de automoción.
  • El agroalimentario y el químico, que son los de mayor peso en la economía regional, aguantan mejor el embate del Covid 19

Por A.C. Muñoz y F. Calero

El Covid 19 ha asestado un duro golpe a los sectores de la industria de bienes de equipo y de bienes intermedios de Castilla-La Mancha, la que trabaja para el desarrollo del resto de la industria. Tras un año espectacular en 2019, con crecimientos medios de la producción del 10% en bienes de equipo y del 3,8% en los intermedios, la pandemia ha hundido la producción de un ya de por sí mal arranque en 2020, común en todo el mundo. El sector de bienes de equipo acumula caídas medias en el año del 20,6% y el de componentes y bienes intermedios del 25,7%.


En su conjunto todos los sectores industriales de la Comunidad produjeron un 20,6% menos que hace un año. La media nacional es del -27,8%. Nuestra Comunidad es tras Murcia (-17%) la segunda región en la que menos acusada ha sido la disminución de la manufactura. Los mayores descensos se producen en Baleares (−35,8%), Aragón (−33,8%) y Galicia (−33,6%). La explicación hay que buscarla en el mayor peso en nuestra industria del sector agroalimentario (que genera el 42% de los ingresos industriales) y del químico (el 24%), que son los que menos han sufrido por la pandemia.

Después de la paralización casi total del tejido productivo, las fábricas de maquinaria, de productos metálicos elaborados, de equipo eléctrico y de material de transporte (bienes de equipo) lograron recuperar parte de su nivel de producción en mayo tras la fuerte caída de abril y se anotó un decremento del 24,7% anual (49% en abril). En el caso del sector de bienes intermedios, el retroceso interanual de mayo es del 25,7% (43,8% en abril).

Estos sectores, con una mano de obra muy cualificada generan un fuerte valor añadido y marcan el desarrollo industrial. Con todo el sector que más sufre en nuestra Comunidad es el de fabricación de bienes duraderos (mobiliario, ropa, electrodomésticos, equipos informáticos…), que se anota una pérdida del 64,7% anual, tras haber registrado un -91,6% en abril, el peor dato de la serie histórica, y encadenando los tres peores datos de todos los tiempos. Ese encadenamiento hace que la variación de la media en lo que llevamos de año respecto a los cinco primeros meses de 2019 esté en el -43,1%.

Hay que tener en cuenta que en los tres sectores señalados (bienes de equipo, intermedios y de consumo duradero) el año pasado fue especialmente bueno y, en concreto el primer tercio.

La industria que más ha aguantado ha sido la de bienes de consumo no duradero, que fundamentalmente abarca a los productos de alimentación y bebida. Tras un mal arranque de año, logró estabilizar la producción en términos anuales en marzo para volver a caer con fuerza en abril (-10% anual) y marzo (-12,2%), lo que deja la variación media del año en el -7,3%. En comparación sólo en el arranque de la gran recesión de 2008 (finales de ese año y primeros meses de 2009), el sector sufrió unos periodos con una fuerte pérdida tan acusa de la producción.

A nivel nacional, las fábricas que más han reducido su producción son, por este orden, las de confección, automoción y muebles. En nuestra Comunidad, estas tres actividades generaron el año pasado ingresos por valor de 1.800 millones de euros, con un peso del 8,4% de la industria manufacturera.

clm21.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.clm21.es