8 de diciembre de 2021, 3:50:13
CLAVES


Los nuevos confinamientos podrían elevar el paro en 300.000 personas y rebajar el PIB en un 2,5%

Por A.C. Muñoz y F. Calero

“Los nuevos confinamientos en el marco de los seis meses de estado de alarma podrían elevar el paro en 300.000 personas, mantener el número de ERTE en 730.000 y rebajar el PIB un 2,5%, según estimaciones de consenso de bancos, Bloomberg y Capital Economics”. Los datos forman parte del último informe “Claves económicas” de PwC.


La auditora destaca que en el tercer trimestre el PIB de España rebotó un 16,9%, una cifra mejor que la prevista por el consenso que, como en el resto de Europa, ha sorprendido de manera positiva. No obstante, el PIB español se mantiene en un -8,7% anualizado. La Encuesta de Población Activa del tercer trimestre refleja que el número de ocupados se incrementó en estos meses en 569.600 personas frente al periodo anterior, que recogió el mayor impacto de la pandemia por el confinamiento. El desempleo subió a lo largo de los tres meses, registrándose 355.000 parados más hasta llegar a los 3.722.900 y una tasa de paro del 16,26%.

El informe señala que el anuncio por parte de Pfizer de una vacuna con un 90% de efectividad “limita el escenario más negativo y el riesgo de mayores caídas, pero no cambia el escenario macroeconómico a medio plazo, ya que todos los organismos internacionales y casas de análisis tenían descontada la aparición de una o varias vacunas en sus expectativas para 2021 y 2022”.

El PIB real de la eurozona despega un 12,7% trimestral en el tercer trimestre, dejando la caída del PIB en un 4,3% en los nueve primeros meses de 2020. Sin embargo, el desempleo aumentó ligeramente hasta el 8,3% en septiembre, reflejando importantes dudas ante un rebote técnico y mostrando divergencias relevantes en industria y servicios.

En el análisis se pone de manifiesto que un compromiso fuerte y claro por parte del Banco Central Europeo a la hora de apoyar la economía europea y el impulso fiscal aprobado en Alemania o Francia, que incluye fuertes bajadas de impuestos y ayudas a empresas, pueden evitar una doble recesión.

Precisamente sobre la política fiscal, se señala que “las estimaciones de economistas son menos negativas en países en los que se están poniendo en marcha importantes incentivos y bajadas fiscales a las compañías para ayudarles a transitar por un escenario tan difícil. En este contexto, los analistas muestran preocupación ante las subidas generalizadas de impuestos en España, dado el entorno de alta debilidad en el tejido productivo y en el consumo”.
clm21.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.clm21.es