22 de octubre de 2021, 17:48:47
CLAVES


El año del Covid dispara en 3.200 el número de pacientes de otras patologías pendientes de una operación en CLM

  • La zona de salud Mancha Centro (Alcázar, Tomelloso y Manzanares), la más afectada por el impacto del Covid en la espera quirúrgica
  • 19 de cada 1.000 ciudadanos de la región aguardaban una operación programada a finales de 2020

Por A.C. Muñoz y F. Calero

Si 2019 -un no buen año para la lista de espera quirúrgica- cerraba con 1.000 pacientes más que en 2018 (2,88%), el coronavirus ha triturado todos los registros en 2020 en Castilla-La Mancha. El año del Covid deja 3.177 pacientes más (8,88%) de otras patologías pendientes de una operación. La incidencia del virus en el sistema asistencial, con cierres de quirófanos y libramiento de UCIs para destinarlas a pacientes Covid han mermado la capacidad de atención a enfermos con otras dolencias. El impacto no sólo se ha dejado sentir en el total de la lista de espera, también en los periodos máximos de atención. Si en diciembre de 2019, de los 35.779 ciudadanos pendientes de una operación, 13.666 (el 36,8%) tenían periodos de atención superior a los seis meses, 2020 cerró con una lista quirúrgica de 38.956 personas, de las que 21.866 (el 56,1% del total) superaban los 180 días de espera. Son 8.200 más que un año antes. A finales de 2020, 19 de cada 1.000 castellanomanchegos estaban pendientes de pasar por el quirófano del sistema sanitario público.


La huella de la pandemia se ha dejado sentir especialmente en los hospitales de Tomelloso, Alcázar de San Juan, Guadalajara, Cuenca y Manzanares. Eso supone que de las ocho áreas de salud en las que se divide la Comunidad Autónoma, la más afectada ha sido la de La Mancha Centro, que atiende a 35 municipios y a 239.149 habitantes (11,76% de la población castellanomanchega). En ella están los hospitales de Tomelloso, Manzanares y Alcázar de San Juan, este último de cabecera de zona. En este centro, el número de pacientes en espera ha aumentado en 1.585, un 50,75%). Es el complejo hospitalario que más ha visto crecer la lista quirúrgica hasta llegar a un total de 4.708 pacientes en espera quirúrgica. Sumados los 194 de Tomellosos (132 más que un año antes) y los 575 de Manzanares, el área de Salud mantiene una lista de casi 5.500 personas, lo que equivale a que 23 de cada 1.000 residentes en la zona están en espera de una intervención quirúrgica. De los 5.477 pacientes en espera, uno de cada tres (1.787 en total) sobrepasan los 180 días de espera, que es el plazo máximo establecido como garantía de atención.

En Guadalajara 25 de cada 1.000 habitantes, está pendiente de una operación

Guadalajara ha sido la segunda zona de salud en la que el Covid más ha impactado en la asistencia a pacientes con otras patologías. El hospital, que da cobertura a 257.333 ciudadanos de 287 localidades, ha visto como su lista quirúrgica ha sido afectada en los momentos más duros de la pandemia por la suspensión o la disminución de la actividad programada. Si en 2019 el centro cerró con 5.039 pacientes en espera de quirófano, en 2020 eran 6.508 (un 29,15% más). Eso supone que 25 de cada mil ciudadanos de la zona esperan pasar por el quirófano.

El SESCAM empieza a citar a pacientes para hacerles pruebas diagnósticas de madrugada

El Hospital de Cuenca, que da cobertura a toda la provincia, salvo a la zona de las Pedroñeras, atiende a 154.812 castellanomanchegos de 222 municipios. En 2020 ha visto crecer la lista quirúrgica en 399 pacientes (27,16%) hasta los 1.868, una cifra sustancialmente más elevada que la contabilizada hace cuatro años, cuando el centro llegó a rebajar el número a 1.074, aunque sería cinco meses después, en mayo de 2017, cuando el hospital de Cuenca logró reducir la lista quirúrgica a mínimos, con sólo 592 pacientes en espera de pasar por el quirófano. Hoy 12 de cada mil ciudadanos del área de salud conquense aguardan una intervención quirúrgica.

El caso de Talavera

A pesar de la pandemia, hospitales como Nuestra Señora del Prado, de Talavera ha logrado reducir la lista a casi la mitad, y dejarla en 823, si bien se produjo una brusca reducción en el mes de noviembre, en plena segunda ola, cuando el centro rebajó en un mes el número de pacientes en espera de quirófano de 2.242 a 704, una reducción que no tiene explicación asistencial y de la que oficialmente no se ha dado motivo. Una plena actividad de los quirófanos del centro no sería suficiente para esa reducción. La disminución de enfermos en espera se produjo sobre todo en los dos servicios que presentan una saturación estructural, el de traumatología y el de oftalmología. En concreto en este último servicio la lista bajó de 1.049 personas a tan sólo 296. En trauma, se dieron de baja de la lista a 538 personas y sólo quedaron 134, frente a las 672 del mes de octubre. Talavera da servicio a 150.172 personas, de 78 municipios

Complejo de Toledo, 9.364 pacientes en espera

Por su parte, el complejo sanitario de Toledo, que atiende a 487.703 ciudadanos de 116 localidades, vio aumentar su lista de espera en 500 personas hasta llegar a los 9.364. Igual cifra registra Albacete capital, mientras que los hospitales de esa provincia, Almansa, Villarrobledo y Hellín, se anotan una bajada de 369 pacientes. Albacete mantiene una espera de 7.759 pacientes, Hellín de 344, Villarrobledo de 962 y Almansa de 452

El área de Ciudad Real, que está cubierta por el complejo sanitario de la capital y por el Gutiérerz Ortega de Valdepeñas. Atiende a 260.453 habitantes de 67 pueblos y ciudades. Es la zona que, descontado el caso especial de Talavera, presenta junto a Puertollano los mejores registros, con caída de 189 pacientes de la lista de espera, que integran 4.521 ciudadanos. En el caso del Santa Bárbara de la ciudad minera que asiste a 72.592 personas de 16 municipios, la rebaja de su lista de espera es de 149 pacientes, hasta quedar en 878.

El incremento de la lista de espera se produce a pesar del aumento de las derivaciones a la sanidad privada, a la que se ha acudido para tratar de aliviar el sistema público. A finales de diciembre, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha llevaba contratados 18,5 millones con clínicas privadas para operaciones, de ellos 11,3 millones eran en cirugías cardiacas.

Se dispara la lista de pruebas y técnicas diagnósticas

La presión asistencial por Covid también se ha dejado sentir en la suspensión de primeras consultas por un especialista y en la elaboración de pruebas y técnicas diagnósticas. A finales de año había 9.330 pacientes en espera de una prueba, 1.963 más que un año antes. En algunos casos, el Covid ha obligado a la supresión de las citas para técnicas diagnósticas programas con antelación. El SESCAM está tratando de recuperar cierta normalidad citando a pacientes de madrugada, haciendo funcionar los aparatos de alta tecnología las 24 horas.

En el caso de las consultas, se ha producido una rebaja de 22.360 del número de pacientes en espera (44,15%). Sin embargo, en este descenso influye notablemente la anulación de citas por parte de los centros o la ausencia de los pacientes de las consultas programadas, bien por miedo al covid bien por los cambios experimentados en fechas y horas de atención.

clm21.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.clm21.es