www.clm21.es
Ana Guarinos (PP): “Los presupuestos carecen de un plan de rescate de familias y empresas, que es lo necesario en CLM”
Ampliar

Ana Guarinos (PP): “Los presupuestos carecen de un plan de rescate de familias y empresas, que es lo necesario en CLM”

  • "El Gobierno está utilizando una crisis sanitaria como arma para limitar los derechos y libertades de los ciudadanos, y eso es inaceptable"
  • "La gente necesita estabilidad y seguridad, que no confía ni en los populismos ni en los oportunismos"

domingo 15 de noviembre de 2020, 22:06h
Viene de ultimar el trabajo de enmiendas a la ley contra la ocupación. El tema que la ha afanado durante los últimos días no ha distraído a Ana Guarinos, vicepresidenta segunda de las Cortes y uno de los motores parlamentarios del PP en Castilla-La Mancha, del resto de cuestiones que hay sobre la mesa. En la entrevista hace un repaso a la pandemia y a la forma en la que se ha gestionado especialmente la segunda ola -“exceso de confianza, falta de previsión y de responsabilidad”, dice. Compara la crisis actual con la vivida a principios de la década pasada cuando el estallido de la burbuja inmobiliaria -“estamos ante una crisis sin precedentes, pero con dinero”. A diferencia de lo que sucedió en 2011 que no había dinero, el cumplimiento del déficit era inexcusable, y solo había deudas y cientos de miles de facturas sin pagar”. Y señala que, a pesar de la existencia de dinero, “los presupuestos carecen de un plan de rescate de familias y empresas, que es lo necesario en CLM”. Respecto a la lucha contra la ocupación ilegal de viviendas, Guarinos pone en valor que “la iniciativa presentada por el PP-CLM se caracteriza fundamentalmente por el desahucio exprés en 12 horas, el endurecimiento de las penas, la legitimación de las personas jurídicas para poder iniciar los procedimientos de desalojo, y la nulidad de pleno derecho del empadronamiento de un ocupante ilegal de una vivienda”.

- ¿Qué ha fallado para que la segunda ola de la pandemia haya sido tan fuerte?

“En la gestión de la segunda ola hay exceso de confianza y falta de responsabilidad y de previsión”

El exceso de confianza, y la falta de responsabilidad y de previsión. Desde el primer momento, lo que la Organización Mundial de la Salud calificó como una emergencia de salud pública de importancia internacional -estamos hablando del 30 de enero-, el Gobierno de España lo calificaba de una simple gripe que no iba a tener más allá de algún caso diagnosticado. Decían que el riesgo de contagio era muy bajo, que no se estaba transmitiendo la enfermedad, que las mascarillas no eran necesarias... En nuestra región el Sr. García-Page se dedicó a insultar a todas aquellas personas y colectivos que levantaban la voz pidiendo medidas y medios que no tenían. Pedro Sánchez llegó a decir en el mes de junio que habíamos vencido al virus y, tanto Sánchez como Page, con sus respectivos gobiernos, se fueron de vacaciones, como si nada pasara y todo hubiese terminado. Estamos en manos de un Gobierno, tanto a nivel nacional como en Castilla-La Mancha, que se preocupa más de mantenerse en el poder a cualquier precio, que de gestionar con rigor la peor crisis sanitaria, económica y social jamás imaginada. La realidad, 40.000 fallecidos en España y cerca de 4.000 en nuestra región, según datos oficiales del Ministerio de Sanidad. La realidad, cerca de 500.000 parados más en España, 21.000 más en Castilla-La Mancha, en el último año.

- Con un presupuesto no financiero de 9.667 millones de euros, el peso del sector público en Castilla-La Mancha es decisivo en la recuperación de la economía regional. ¿Se aplican bien esos fondos a ese fin?

Los recursos públicos son importantes si se utilizan bien. Como en cualquier economía familiar, no se trata de gastar más, sino de gastar bien. En este momento, a diferencia de lo que ha ocurrido en crisis anteriores, el Gobierno de Castilla-La Mancha va a recibir mucho dinero del Estado central y de Europa; además, no tiene que cumplir el objetivo de déficit y, además, la mitad del déficit lo va a pagar también el Estado. Estamos hablando de mucho dinero que, si se utiliza bien, nos ayudará a salir de esta crisis, pero si se utiliza mal, va a conseguir que la crisis se agrave. Necesitamos inversión y gasto productivo, no podemos ir de nuevo a las políticas socialistas de más deuda, más déficit, más despilfarro y más desempleo.

- ¿Cuáles son los principales aciertos y las principales carencias del presupuesto del gobierno regional 2021 para avanzar en esa recuperación?

El Gobierno regional tiene la suerte de poder disponer de más recursos, ahora tiene que demostrar que es capaz de utilizarlos bien. De momento, las previsiones de ingresos son optimistas, vamos que no son realistas, lo que indica que el presupuesto es ficticio. El papel lo aguanta todo, pero la realidad dice lo contrario. Los presupuestos cuentan con un incremento significativo del gasto corriente y de la presión fiscal, y no tienen como objetivo la recuperación económica ni la reactivación del tejido productivo de la región. Aumentar los impuestos en un momento en el que lo que hace falta es todo lo contrario, y cuando el resto de países de Europa y otras Comunidades Autónomas hacen lo contrario, es un error. Así, ni se incentiva el consumo, ni la inversión y, por descontado, ni se crea empleo. Estos presupuestos carecen de lo que verdaderamente necesita Castilla-La Mancha y el Presidente del PP-CLM, Paco Núñez, lleva pidiendo desde hace mucho tiempo, un Plan de Rescate a Empresas y Familias y al tercer sector. El Gobierno de García-Page sigue haciendo oídos sordos.

- Se apela mucho al consenso, pero se mantiene el desencuentro entre el PP y el PSOE ¿Es posible llegar a acuerdos para optimizar el uso de los recursos públicos en la lucha contra la crisis social y económica que ha provocado la pandemia?

“El gobierno no tiene voluntad de acuerdo, aunque nosotros seguimos tendiendo la mano y ofreciendo nuestra colaboración”

Un acuerdo requiere de voluntad por parte de más de uno. Desde el PP-CLM, desde el comienzo de esta pandemia, nuestro Presidente Paco Núñez ha ofrecido mano tendida, lealtad y acuerdos para que nuestra región se recupere de esta crisis. Pero no ha habido voluntad, el Gobierno de García-Page sigue con la soberbia y prepotencia que le ha caracterizado desde el comienzo de la pandemia, negándose a escuchar a la sociedad civil y negándose a llegar a acuerdos con el principal partido de la oposición. Desde el PP-CLM seguimos en disposición de llegar a acuerdos, pero para eso tienen que querer dos. Un ejemplo, en relación con los presupuestos Núñez ofreció un pacto presupuestario, un presupuesto a dos años para superar esta crisis y encaminar los recursos públicos hacia la recuperación, y todavía estamos esperando. Ni siquiera han sido capaces de sentarse y preparar de manera consensuada las cuentas del 2021. No tienen voluntad de acuerdo, aunque nosotros seguimos tendiendo la mano y ofreciendo nuestra colaboración.

- A nivel nacional ¿el acuerdo presupuestario confirmaría a Pedro Sánchez en la Presidencia?

“Lo que confirma el acuerdo presupuestario es que Pedro Sánchez es capaz de cualquier cosa por mantenerse en el poder”

A nivel nacional lo que confirma el acuerdo presupuestario es que Pedro Sánchez es capaz de cualquier cosa por mantenerse en el poder. Capaz de sacrificar el futuro de España, capaz de pactar con los herederos de ETA, capaz de pactar con los independentistas, capaz de acabar con el castellano como lengua vehicular, capaz de acabar con la escuela concertada y con la educación especial, capaz de utilizar los medios de comunicación públicos a su antojo y sin escrúpulos, capaz de manipular las encuestas con su amigo socialista Tezanos, capaz de intentar acabar con la independencia del Poder Judicial, capaz de intentar controlar la libertad de expresión y las redes sociales, capaz de intentar poner fin al principio de separación de poderes, capaz de callar cuando se ataca a la Monarquía Parlamentaria como forma de Estado…, capaz de mentirnos con los verdaderos datos de la pandemia, capaz de todo, ante el silencio y la hipocresía de quienes como Emiliano García-Page dicen una cosa cuando saben que les están escuchando o grabando, pero callan cuando tienen que levantar la voz, en el Congreso son sus 9 diputados, o en los órganos internos del PSOE.

- ¿Qué escenario político y de cada partido ve tras la aprobación de los presupuestos generales del Estado?

Políticamente creo que la gente necesita estabilidad y seguridad, que no confía ni en los populismos ni en los oportunismos. El PP seguirá trabajando con lealtad a España y a los españoles, pero sin sumisiones ni pleitesías, ni permitiendo que se sacrifique a todo un país para que un egocéntrico y el partido que le apoya sigan al frente del Gobierno. El PP está ofreciendo acuerdos y lo seguirá haciendo para conseguir que España sea ese gran país respetado en Europa y una referencia desde el punto de vista económico, para tener la credibilidad que estamos perdiendo.

- ¿Y en Castilla-La Mancha?

La fortaleza del PP en España y en Castilla-La Mancha es un hecho cierto, todas las encuestas apuntan en esa dirección. En España, con Pablo Casado, y en nuestra región, con Paco Núñez, una persona que ha demostrado lealtad al tiempo que firmeza, capacidad de trabajo frente a la comodidad de quienes prefieren encerrarse en sus despachos y en sus palacios, cercanía que transmite mucha confianza en su persona, y una capacidad para escuchar y relacionarse con las personas como pocos puedan tener. Es una persona muy cercana, humana y sensible, y eso es fundamental. Sin duda, será un gran Presidente de Castilla-La Mancha, porque lo será y pronto.

- En la crisis financiera la falta de recursos llevó a los ajustes en las políticas públicas y se acuñó la expresión recortes sociales. En la actual y por algunas de las medidas tomadas con delimitación de derechos individuales ¿se puede decir que es la crisis de los recortes de libertades o también hay recortes sociales?

“No debería haber ajustes ni recortes, aunque ya los está habiendo"

Estamos ante una crisis sin precedentes, pero con dinero. A diferencia de lo que sucedió en 2011 que no había dinero, el cumplimiento del déficit era inexcusable, y solo había deudas y cientos de miles de facturas sin pagar, ahora hay dinero y el objetivo de déficit se ha relajado para este año y el que viene. Por lo tanto, no debería haber ajustes ni “recortes”, aunque ya los está habiendo, quiero recordar la cantidad de frecuencias de transporte regular de viajeros por carretera y ferrocarril que se han recortado, especialmente en el mundo rural, y 8 meses después de la declaración del primer estado de alarma todavía no se han recuperado. Recortes de libertades y limitaciones de las mismas, sin duda de todo tipo y sin ningún tipo de pudor. El Gobierno está utilizando una crisis sanitaria como arma para limitar los derechos y libertades de los ciudadanos, y eso es inaceptable. Nunca un Gobierno utilizó tan a su antojo y sin escrúpulos y al límite una situación tan excepcional.

- Usted ha sido una de las personas que más ha trabajado en su Grupo Político en la ley contra la ocupación Castilla-La Mancha va a remitir al gobierno de España para que la haga suya. ¿Cuáles son las principales medidas que incluye esta norma? ¿Ve factible que las asuma el gobierno central?

Bajo la dirección de Paco Núñez y la coordinación de la vicesecretaria de acción política, Silvia Valmaña, se ha trabajado en una iniciativa necesaria para poner fin a un fenómeno como la ocupación ilegal de viviendas, defendiendo el derecho a la propiedad, la convivencia vecinal y la seguridad ciudadanas, y haciéndolos compatibles con el derecho a una vivienda digna y adecuada de quienes por su especial vulnerabilidad no tienen acceso a la misma. La iniciativa presentada por el PP-CLM se caracteriza fundamentalmente por el desahucio exprés en 12 horas, el endurecimiento de las penas (refuerza el delito de usurpación de viviendas pasando de multa a pena de privación de libertad de uno a tres años), la legitimación de las personas jurídicas para poder iniciar los procedimientos de desalojo, y la nulidad de pleno derecho del empadronamiento de un ocupante ilegal de una vivienda. Una iniciativa de esta naturaleza es necesaria y el gobierno debería asumirla, de hecho, debería haber tomado la iniciativa hace tiempo, se lo estamos demandando desde el PP y desde otras formaciones políticas a nivel nacional, pero, sobre todo, lo está demandando la sociedad. El hecho de que algunos partidos políticos que forman parte o apoyan al gobierno se hayan dedicado a alentar la ocupación ilegal, no significa permisividad ante la vulneración de derechos, de la intimidad familiar o de la convivencia vecinal y seguridad ciudadanas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios