www.clm21.es
 El consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina.
Ampliar
El consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina. (Foto: D. Esteban González // JCCM)

La Junta bate récords de ingresos, supera los 8.000 millones y termina 2020 con superávit

  • El mejor comportamiento del IRPF y el fondo especial Covid permitieron hacer frente a la pandemia
  • El gasto se elevó a 7.854 millones empujado por los costes extraordinarios de la lucha contra el Covid, que en sanidad superó los 275 millones

martes 30 de marzo de 2021, 13:21h
Nunca antes la Junta había manejado tanto dinero como en 2020. El año pasado la Hacienda Regional tuvo más de 8.000 millones de euros. Esa cuantía le permitió afrontar los gastos extraordinarios del Covid y terminar con superávit por segunda vez.
El gobierno de Castilla-La Mancha gastó el año pasado casi 7.854 millones de euros, 375 más que en 2019 (5%). Buena parte de este incremento se destinó a la lucha contra la crisis sanitaria y económica provocada por el Covid. Pero lejos de lo que ocurrió en la anterior crisis, la inmobiliaria y financiera de 2008, las medidas de hibernación de la economía, los reajustes presupuestarios de la hacienda Autonómica y la inyección de liquidez por parte del Estado ha permitido a la Comunidad finalizar el ejercicio con un superávit de 159 millones frente al déficit de un año antes de 511 millones y reducir a mínimos las facturas pendientes de abono y finalizar el año pagando a sus proveedores por debajo del plazo máximo legal de 30 días. Es el primer ejercicio tras el de 2018, en el que la Junta cierra con superávit.

El volumen del gasto público de la Junta de Comunidades se sitúa en niveles previos a la crisis de 2008, y es el mayor desde 2012. La huella del Covid se deja sentir en las cuentas públicas: 75 millones de gasto extraordinario en personal sanitario y 170 en suministros de bienes y servicios para hospitales y centros de salud. En total la nómina de personal sanitario se incrementó un 8% hasta alcanzar los 1.630 millones de euros y las compras para los centros médicos lo hicieron un 22,2% hasta los 937 millones. De cada 3 euros gastados durante el año pasado, el gobierno regional dedicó 1 a personal sanitario y a compras de bienes y servicios para el servicio de salud. Fueron en total 2.567 millones de euros, a los que hay que añadir las inversiones en equipamiento.

La inversión total de la Junta el año pasado ascendió a 346 millones de euros, 8 millones más que en 2019. La mayor parte se destinó al ámbito sanitario. Además, la Comunidad destinó otros 161 millones de euros (49 más que en 2019) en ayudas a la inversión a empresas e instituciones sin fin de lucro. Por otro lado, el gasto social creció un 5,5% hasta los 1.342 millones

La lucha contra el covid también tuvo reflejo en otros departamentos, como Economía o Educación, Bienestar Social y Fomento (transportes) fundamentalmente. El gobierno de España remitió a nuestra Comunidad 743 millones (4,97%) de los 15.950 inyectados a las Comunidades Autónomas como Fondo Covid. Una cuantía orientada a cubrir ese aumento de gastos y también el impacto que la pandemia y la caída de la actividad económica estaba causando en la recaudación de tributos propios por la Hacienda regional. De hecho, la principal figura fiscal de gestión propia, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, registró una caída de recaudación del 15,7%, equivalente a casi 45 millones de euros.

En su conjunto, los ingresos de la Comunidad aumentaron en 1.044 millones de euros (15%). La Hacienda Autonómica recaudó 8.012 millones de euros. El incremento de ingresos se debió fundamentalmente a ese fondo especial Covid de 743 millones y a un mejor comportamiento del IRPF que dejó en las arcas de la Comunidad 206 millones de euros más que en 2019. En cambio otra figura fiscal que forma parte del modelo de financiación, los gravámenes especiales sobre productos, dejó en nuestra Comunidad 82 millones de euros menos.

Y mientras Castilla-La Mancha terminaba el ejercicio en superávit, el conjunto del sector autonómico presentaba un déficit de 2.306 millones, que representa el 0,21% del PIB, con un descenso de 0,36 puntos porcentuales. El subsector ha recibido mayores transferencias procedentes del Estado debido a la crisis sanitaria provocada por la covid; en concreto ha recibido, 16.889 millones, de los cuales 15.950 millones corresponden al Fondo COVID-19. Por sistema de financiación ha recibido, en términos netos, 7.724 millones más que en 2019 Por otro lado, los impuestos, excluido el IRPF de las CCAA de régimen común que forma parte del sistema de financiación, experimenta una disminución de 3.393 millones (-15,8%). De acuerdo con la información transmitida por las Comunidades al Ministerio de Hacienda, el gasto derivado de la Covid-19 ascendería a 13.149 millones, de los cuales 8.284 millones corresponden a gasto socio-sanitario derivado de la Covid-19.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios