www.clm21.es
CLM cerró 2020 abasteciendo del 10% de alimentos y energía al conjunto de España
Ampliar
(Foto: Cárnicas Frivall)

CLM cerró 2020 abasteciendo del 10% de alimentos y energía al conjunto de España

martes 29 de junio de 2021, 22:05h
La décima parte de la energía de nuestro país y la décima parte de la producción agroalimentaria son de Castilla-La Mancha. La estructura industrial ha ido cambiando desde la crisis de 2008. El sector de alimentación ha ido ganando peso dentro de la región y ya representa el 43,8% del volumen de ingresos que genera la industria de nuestra Comunidad. La facturación del sector manufacturero durante 2020 fue la menor desde 2017 y sigue por debajo de la de 2008… Son algunos de los titulares que resumen el panorama de la industria castellano-manchega
El sector contabilizó 20.035 millones de euros en cifra de negocios, 3.220 millones de euros menos (-13,85%) que en 2019. El descenso, que fue mayor que el registrado a nivel nacional (12%), provocó que el peso del sector de nuestra Comunidad en el conjunto del país cayera una décima y se quedara en el 5,2%. Ese porcentaje sitúa a nuestra Región como la novena del país en ingresos industriales

La principal industria, la agroalimentaria, aguantó mejor el impacto de la Covid y generó unas ventas por valor de 8.780 millones de euros, 314,6 millones de euros por debajo de las contabilizadas en 2019 (-3,5%). Tras la crisis del ladrillo de 2008, en el que se produjo una caída de todas las actividades relacionadas con la construcción, la agroalimentaria tomó el relevo y si entonces generaba ingresos por 4.900 millones (27,8% del total), desde 2017 no hay ejercicio en el que las ventas bajen de los 8.355 millones de euros. Hoy factura un 53,4% más que en 2008

El segundo subsector en importancia dentro de la industria de nuestra Comunidad, el de coquerías y refino de petróleo y químico siguió la misma tendencia que a nivel nacional y fue el que el año pasado experimentó una mayor caída. Con una facturación de 3.256 millones de euros, perdió 1.870 respecto a 2019, más de un tercio (-36,5%). La actividad representa el 16,25% de la industria de la región, cuando en 2008 (en el que la facturación global de la industria fue mayor que en 2020) estaba en el 23,75%.

De hecho, este subsector junto a los relacionados con la construcción como los productos metálicos (-27,7%), minerales no metálicos (-53,6%), madera y corcho (-48,8%) son los que más han retrocedido en facturación desde la anterior crisis. A pesar de ello, los productos metálicos generaron el año pasado 956 millones en ingresos y los no minerales no metálicos (fundamentalmente las arcillas) 841 millones.

Sólo dos actividades, la de fabricación de productos informáticos, electrónicos y eléctricos y la de maquinaria y equipo mejoraron sus resultados en el año del Covid. El primero tuvo unas ventas de 825,5 millones de euros, 53 más que en 2019 en lo que fue el segundo mejor resultado de la serie histórica sólo por debajo del alcanzado en 2018 (829,5 millones). El segundo se anotó una cifra de 407,8 millones, 13,5 más que un año antes.

Los manufactureros del mueble (-5,9%), textil (-32,7%) y calzado (-18,42%) ingresan menos que hace doce años y han ido perdiendo peso también dentro de la estructura industrial de la Comunidad. Respecto al año 2019, el sector del mueble aguantó el impacto de la pandemia y se anotó un volumen de ventas de 418,8 millones de euros (-0,9%), el del calzado en cambio perdió el 31% de los ingresos anuales y se quedó en 185 millones. El textil tuvo una cifra de negocios de 170,7 millones, 32,3 menos (-16%).

El sector energético regional facturó casi el 10% del total nacional, con 1.337,9 millones de euros, a pesar del descenso anual de 410 millones (-23,5%). Desde la crisis de 2008, el sector ha perdido el 30,23% de sus ingresos y se ha dejado casi tres puntos de peso en la estructura productiva industrial.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios