www.clm21.es
La carne, Garzón y su ignorancia… Y lejos de dimitir, se reafirma
Ampliar
(Foto: Ministerio de Consumo)

La carne, Garzón y su ignorancia… Y lejos de dimitir, se reafirma

jueves 08 de julio de 2021, 11:35h
Empresa familiar, fijeza de población en los pueblos, empleo, valor añadido de la industria agroalimentaria, exportaciones, incidencia en otros sectores: piensos, maquinaria, transporte, almacenamiento… El conocimiento del ministro de Consumo Alberto Garzón sobre la carne se limita a verla en el plato. La ganadería actúa como motor económico y social en la España rural. En concreto, en Castilla-La Mancha los sectores cárnicos y vitivinícolas tienen un peso importante en el PIB de la economía regional. A ellos se suman algunos subsectores, como los productos lácteos y sus derivados, como el queso.
Ya en el anuario de 2016, antes del gran impulso que ha vivido la industria agroalimentario en nuestra Comunidad, Víctor J. Martín Cerdeño de la Universidad Complutense de Madrid señalaba en el anuario de la Fundación de Estudios Rurales, que “en Castilla-La Mancha, la industria de alimentación y bebidas es la primera rama industrial, representando el 31,7% de las ventas netas de producto, el 25% de las personas ocupadas, el 23,8% de las inversiones netas en activos materiales y el 22,6% del valor añadido. El tejido empresarial de esta rama de actividad supone el 19,3% del total de empresas del sector industrial regional. Cuenta con 2.355 empresas (1.851 dedicadas a la industria de la alimentación y 504 orientadas a la fabricación de bebidas) que dan empleo a 21.750 trabajadores, con 6.450 millones de euros en ventas netas y 1.228 millones de euros de valor añadido. Un 86,6% de estas empresas tiene menos de 10 trabajadores; de forma concreta, un 62,5% cuenta con menos de tres trabajadores y tan solo dos empresas de la región superan los 500 empleados. El análisis por subsectores pone de manifiesto la importancia de la industria cárnica, que representa un 24,5% del empleo, un 28,9% de las ventas netas y un 20,3% de la inversión neta del total del sector de alimentación y bebidas”.

Los datos actualizados a 2020 indican que la décima parte de la producción agroalimentaria en España tiene su origen en Castilla-La Mancha. La estructura industrial ha ido cambiando desde la crisis de 2008. El sector de alimentación ha ido ganando peso dentro de la región y ya representa el 43,8% del volumen de ingresos que genera la industria de nuestra Comunidad. Y dentro de la agroalimentaria, vino y carne lideran la generación de volumen económico

La industria agroalimentaria de nuestra Comunidad generó el año pasado unas ventas por valor de 8.780 millones de euros, 314,6 millones de euros por debajo de las contabilizadas en 2019 (-3,5%). Tras la crisis del ladrillo de 2008, en el que se produjo una caída de todas las actividades relacionadas con la construcción, la agroalimentaria tomó el relevo y si entonces generaba ingresos por 4.900 millones (27,8% del total), desde 2017 no hay ejercicio en el que las ventas bajen de los 8.355 millones de euros. Hoy factura un 53,4% más que en 2008.

A finales de noviembre de 2020, la cabaña ganadera de Castilla-La Mancha estaba compuesta por 480.223 cabezas de vacuno (de ellas 211.000 destinadas al sacrificio), 1.727.300 de porcino y 2.410.337 de caprino. A ello hay que añadir la actividad avícola y la de cunicultura.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios