www.clm21.es
La mitad de los castellano-manchegos se declaran únicamente “españoles”
Ampliar

La mitad de los castellano-manchegos se declaran únicamente “españoles”

  • El 45,8% dicen sentirse únicamente españoles, el 3,8% más españoles que castellano-manchegos frente al 42,7% que se declaran tan españoles como regionalistas
  • Castilla-La Mancha es, con diferencia, la región donde el sentimiento exclusivamente español es el más alto. Castilla y León, la segunda Comunidad tras la nuestra, se queda en el 29,2%

lunes 10 de diciembre de 2018, 22:22h
El sentimiento nacional se ha colado en la campaña castellano-manchega antes de que se abra oficialmente. El presidente del gobierno y candidato a la reelección ha modificado su campaña a la reelección y la ha impregnado de una componente nacional que prima sobre la regional. Justo al contrario de lo que ocurría hace escasamente dos meses. Gestos, señales, discursos, agenda… Son movimientos calculados. El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas del mes de noviembre revela que el 49,7% de la población de nuestra Comunidad se siente únicamente española (45,8%) o más española que castellano-manchega (3,8%). Los que se sienten tan españoles como castellano-manchegos son el 42,7%.
Castilla-La Mancha es, con diferencia, la Comunidad Autónoma donde el sentimiento exclusivamente español entre sus ciudadanos es el más alto del país. Castilla y León, la segunda Comunidad tras la nuestra, se queda en el 29,2%. En Valencia es el 22,9% y en Cantabria el 22,5%. No es un dato aislado. Según el barómetro del CIS, el 32,1% de los castellano-manchegos quiere un Estado centralizado sin Autonomías, algo que en el arco político hasta la fecha sólo defiende Vox, y otro 13% que quiere que las regiones tengan menos competencias. Ambas posturas superan a las que defienden el regionalismo. Sólo en Castilla y León (38%) y La Rioja (33%), el sentimiento centralizador es mayor.

Cinco de diciembre. El CIS acaba de publicar el barómetro de noviembre. La antigua iglesia de San Pedro Mártir acoge el acto conmemorativo del 40 Aniversario de la Constitución Española. En la encuesta del CIS la pregunta 27 pedía a los ciudadanos ¿Cuál de las siguientes frases diría Ud. que expresa mejor sus sentimientos? En octubre el 37,1% de los castellano-manchegos habían marcado “Se siente únicamente español/a”. En noviembre la cifra llega al 45,8%. El dato es el más alto de los últimos registrados y crece parejo a la tensión en Cataluña y en la gestión del conflicto territorial por parte del gobierno español. El acto de San Pedro Mártir termina con el himno de España interpretado por la banda de la Academia de Infantería. El presidente habla en los corrillos de las encuestas, pero es para decir que es la región donde el voto socialista es el más alto de España.

El 16 de octubre clm21.es publicaba un reportaje titulado “El sentimiento regionalista de Castilla-La Mancha, entre los más bajos de España”. En él se señalaba que “a decir del CIS, el partido gobernante se va a ver obligado a modular su regionalismo. La marca de Castilla-La Mancha vende menos que el sentimiento español”. Eran los datos del barómetro de septiembre que ya apuntaban a la reafirmación del sentimiento español entre los ciudadanos de nuestra Comunidad.

Hasta ese momento, la campaña a la reelección de García-Page estaba en clave regional, con dos líneas principales de comunicación: defensa de la región y recuperación social. Aunque se había incluido otro elemento, el de la defensa de la Constitución y de la unidad. La situación en Cataluña y los errores del gobierno regional por la reunión de unos de sus vicepresidentes con Oriol Junqueras el 22 de septiembre de 2017, así lo aconsejaban. Pero no era un tema principal.

Así había quedado patente el 4 de mayo. Ese día, a las 11 y 30 minutos de la mañana, más de 700 castellano-manchegos, al amparo del artículo 30 de la Constitución (“Los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España”) juran la bandera de España en la Academia de Infantería de Toledo, capital de la región. Al acto no asiste ni el presidente de Castilla-La Mancha, ni ninguno de sus vicepresidentes, ni ninguno de sus más de sesenta altos cargos. En la agenda del día del gobierno de Castilla-La Mancha, un único acto oficial: el director general de deportes tiene cita a las dos de la tarde en un campeonato de judo en Talavera. Al acto en la Academia tampoco asiste la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón.

Hasta septiembre, el barómetro del CIS no recogía la información desagregada por Comunidades Autónomas. Los datos de ese primer barómetro regionalizado se publican en octubre y encienden las alarmas en el equipo del presidente: el 44,7% de los castellano-manchegos se sienten únicamente españoles. Lo que hasta ese momento era una línea secundaria o de refuerzo de la campaña del presidente se convierte en el eje principal de la misma. La unidad de España se convierte en el centro de sus intervenciones, de su agenda y de su escenografía.

Los actos con motivo de la conmemoración del cuadragésimo aniversario de la Constitución son reflejo claro de esa modificación en la campaña del presidente. No son los únicos. Todos los actos que ensalcen a España pasan a primer plano. El 8 de diciembre, es la festividad de la Inmaculada, patrona de España y del arma de Infantería. A las 12 y 30, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, asiste al tradicional acto castrense en la Academia de Infantería de Toledo, presidido por el general jefe del Estado Mayor (JEME), Francisco Javier Varela. Un año antes, la representación del gobierno de la Comunidad Autónoma recayó en el consejero de Educación, Ángel Felpeto.

Los datos sobre el sentimiento españolista de Castilla-La Mancha son claros y reveladores, no sucede lo mismo en Andalucía, donde el fuerte sentimiento regionalista enmascara el run run de fondo. En la Comunidad vecina, prima con fuerza el “se siente tan español como andaluz”, pero hay unas pequeñas variaciones de crecimiento en el sentimiento de “más español que andaluz”. Los datos no fueron tenidos en cuenta por la líder andaluza, Susana Díaz, que mantuvo su campaña en clave regional, en blanco y verde, mientras que los líderes de las formaciones a su derecha hablan de España, Cataluña y los independentistas. Los resultados le llevan a decir: “Estaba equivocada. Cataluña tiene la culpa de mi fracaso”.

Aquí desde hace meses sí se tenía presente la componente nacional. Fue consecuencia de una imagen demoledora desde el punto de vista de comunicación: la del encuentro en Barcelona del vicepresidente del gobierno de Castilla-La Mancha, García Molina, con el vicepresidente de Cataluña, Oriol Junqueras, el mismo día en el que se incitaba a la población a acudir a las puertas de la consejería de Economía e impedir la salida de la comitiva judicial en la que participaban varios guardias civiles, que quedan atrapados durante horas en el edificio. Hechos estos que han servido de base a la Fiscalía para acusar de sedición a algunos líderes del proceso independentista. La noticia del encuentro sacudió al ejecutivo regional. Estalló una dura crítica de la oposición popular. El gobierno de Castilla-La Mancha reaccionó a toro pasado. Martínez Guijarro, el otro vicepresidente, el primero, llamaba a García Molina para señalar que la reunión no contaba con el plácet del gobierno y que debería aclarar que se había producido a nivel de partido y no con carácter institucional. Era una delgada línea difícil de apreciar en la foto oficial que se difundió. Máxime después de la convocatoria oficial a los medios, de la publicación de la agenda. La convocatoria desde Cataluña, rezaba como encuentro entre los vicepresidentes de Cataluña y de Castilla-La Mancha. Y así se mantuvo en las modificaciones de la misma por dos aplazamientos de la reunión, que prevista para las 11 de la mañana finalmente se celebró a las cinco de la tarde.

Ahora lo de la supuesta recuperación social, lo del agua, el ATC, la financiación, la educación, la sanidad, queda en un segundo plano, detrás de España. La cuestión es si el presidente García-Page va a mantener el nivel que ha cogido ahora o va a ir un paso más allá y va a dar un golpe en la mesa para decir basta y marcar no sólo su agenda, sino la de todo el PSOE.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.