www.clm21.es
Eroski se va de Toledo tras cinco años luchando contra el cierre
Ampliar

Eroski se va de Toledo tras cinco años luchando contra el cierre

jueves 22 de abril de 2021, 14:10h

Tras cinco años tratando de evitar el cierre, finalmente Eroski echa la persiana a su gran superficie en el centro comercial Luz del Tajo (Toledo). El proceso de saneamiento financiero de la compañía por un lado y el deterioro de la cifra de negocios por otro han terminado por decidir la operación. Ahora la cuestión es qué cadena va a sustituir a la marca vasca que no hace mucho tiempo fue la tercera más importante de la distribución en España y cuyo proceso de expansión territorial y de compras apalancadas terminó por desplazarla del tablero.

Ya en 2016, en plena guerra en el sector de la distribución por hacerse con el mercado se anunció esta salida que fue recogida por nuestro diario. Eroski Toledo había empezado a sufrir en sus cuentas la apertura y el desarrollo de otra gran superficie en Toledo, Alcampo, que inició su andadura en 2010, seis años después de la cadena vasca. La renegociación de 2.600 millones de euros de su deuda financiera que, entre otras cosas le había servido para crecer y hacerse con la cadena de alimentación Caprabo y la de perfumerías If, provocaba que iniciara un proceso de desinversión y de reestructuración del negocio como parte del acuerdo con las entidades. En ese momento, el futuro de la tienda de Toledo estuvo en el aire, como publicó dlm21.es (https://www.clm21.es/noticia/423/claves/adios-a-eroski-en-toledo.html).

En aquel entonces, los candidatos para cubrir el puesto eran Carrefour o IFA. Los procesos de ajustes de la cadena, que se saldaron con fuertes desinversiones a favor de sus competidores (especialmente DIA y Carrefour) terminó por relegarla y pasó de tener una cuota de mercado del 7,4% al inicio de la década pasada al 4,9% al final de la misma. La cadena logró volver a los beneficios en 2017, año en el que las ganancias fueron de 33 millones de euros, tras haber facturado 4.790 millones. En 2018, el beneficio fue de 2 millones, tras vender por valor de 5.393 millones. En 2019 creció con fuerza; con unas ventas más reducidas que el ejercicio anterior,( 5.266 millones), logró unos beneficios más altos: 45 millones. En el primer semestre de 202º, la marca de Mondragón aumentó sus ingresos interanuales en un 7%, pero vio caer sus beneficios en un 44%. La justificación de la dirección fue el aumento de gastos derivados por la pandemia. Y es precisamente en medio de esa situación donde se produce la optimización de establecimientos para seguir por la senda de los beneficios. Una senda que se completa con los procesos de desinversión y capitalización de la compañía. Hace menos de un mes, el grupo anunciaba la venta de los supermercados Caprabo y Cecosa a un grupo de Chequia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios