www.clm21.es
La Denominación de Origen La Mancha actualiza su reglamento interno para reforzar el control de sus vinos
Ampliar

La Denominación de Origen La Mancha actualiza su reglamento interno para reforzar el control de sus vinos

Como complemento a las auditorías que en Castilla-La Mancha realizan empresas acreditadas por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) en la Norma UNE-EN/ISO 17065 Certificación de Producto y que son las encargadas de velar por el complimiento del Pliego de Condiciones de la Denominación de Origen La Mancha, el Consejo Regulador La Mancha está ultimando la redacción de su reglamento interno, que especifica de una forma mucho más detallada y minuciosa los requisitos que deben cumplir las bodegas que deseen comercializar vino con Denominación de Origen La Mancha.

La Denominación de Origen La Mancha actualiza su reglamento interno para reforzar el control de sus vinos
Ampliar

El reglamento tiene como principal objetivo contribuir a que se siga potenciando la calidad de los vinos y regular las normas de funcionamiento de la ICRDO La Mancha, más allá de lo establecido en sus estatutos o en el propio Pliego de Condiciones, basándose sobre todo en lo concerniente a la precinta de garantía o tirilla que la ICRDO facilita una vez que se cuenta con la partida apta validada por la empresa de control con la que trabaje la bodega.

Además, el reglamento interno, determina que la propia ICRDO La Mancha, como órgano de gestión de los vinos con Denominación de Origen, pueda requerir a sus operadores (bodegas o plantas de envasado) los registros pertinentes para verificar, que la tirilla o precinto de calidad que otorga a los vinos, en verdad cumple con lo establecido en la normativa aplicable y en la categoría de vino a la que se otorga. En definitiva, si dispone de existencias de vino suficientes según la variedad especificada, la añada o el tipo de vino (joven, tradicional, crianza, reserva o gran reserva).

El Consejo Regulador resalta la firmeza y la estricta vigilancia como elementso clave de la supervisión por la calidad establecida en el seno de la Denominación de Origen con sus bodegas, que voluntariamente se han autoimpuesto un pliego de condiciones que de garantías al consumidor al respecto de la trazabilidad y calidad del vino al amparo de esta figura de calidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios