www.clm21.es
95.500 castellano-manchegos no tienen acceso al efectivo al carecer sus municipios de banco y cajero
Ampliar
(Foto: CCO)

95.500 castellano-manchegos no tienen acceso al efectivo al carecer sus municipios de banco y cajero

Por CLM21
jueves 05 de agosto de 2021, 17:24h

Dice el Banco de España (BDE) en su último estudio que en nuestra Comunidad 95.506 ciudadanos no tienen acceso al efectivo, son el 8,04% de esa legión de 1.187.857 españoles de la España vaciada a la que los bancos han dejado sin oficina y sin cajero cercano. Una España envejecida y limitada en sus movimientos, que además en muchos casos carece de formación de usuarios en informática, de cobertura de internet e incluso de telefonía. Son españoles que pagan sus impuestos, pero que cada vez padecen más para poder hacerlo.

95.500 castellano-manchegos no tienen acceso al efectivo al carecer sus municipios de banco y cajero
Oficinas y cajeros en Cuenca
Oficinas y cajeros en Cuenca

El balance que presenta el Banco de España es desolador. Esos 95.506 ciudadanos son casi el 5% del total de habitantes de nuestra Comunidad, incluidos también los menores, que no operan con entidades financieras. El porcentaje se dispara aún más si se depura ese elemento de edad, entre otras cuestiones porque el grueso de los afectados son personas de avanzada edad. En provincias como Guadalajara hay 246 municipios sin punto de acceso al dinero en efectivo, frente a 46 que sí lo tienen. En Cuenca la proporción de los que no tienen el servicio son 163 frente a 75 que sí lo tienen. En total en Castilla-La Mancha hay más municipios (497) cuyos habitantes no tiene acceso al efectivo que aquellos que si disponen del servicio (422).

Nuestra región es tras la de Castilla y León la que más padece el problema. En provincias como Zamora el27,8% de la población carece de este servicio financiero. En Cuenca es el 12,5% (24.539 ciudadanos) y en Guadalajara el 12,2% (31.953 ciudadanos), es decir uno de cada ocho habitantes de esas provincias no tienen acceso al efectivo, si se acota por rango de edad, la proporción sube de forma considerable. En Toledo, limítrofe con Madrid, son 23.082 personas las que carecen del acceso a estos servicios financieros (3,3% de la población); 46 municipios de los 204 no tienen ni cajero ni sucursal bancaria. En Albacete son 9.958 los habitantes afectados (el 2,6% de la población), que residen en 27 localidades de las 87 que hay en la provincia. Ciudad Real es la que presenta mejor ratio. La carencia sólo la sufren 5.974 personas. Sólo el 1,2% de los ciudadrealeños no tienen acceso al efectivo en las 15 localidades de las 87 en la que los bancos no están presentes. La provincia es la que presenta mejor ratio porque es en la que se da una mayor concentración de población en municipios de más de 5.000 habitantes.

Medido en grados, en la provincia de Cuenca el 8,4% de su población presenta un alto grado de vulnerabilidad. Sólo la superan Zamora (18,7%), Ávila (13,6%), Salamanca (10,6%), Palencia (9,1%). En Guadalajara es el 4,6% de sus habitantes las que tiene un alto grado de vulnerabilidad. En Toledo es el 0,4%, en Ciudad Real, el 0,7% y en Albacete el 1,6%. En total en nuestra Comunidad hay 40.949 ciudadanos con un alto grado de vulnerabilidad de acceso al efectivo

Como soluciones para paliar el problema y reducir el porcentaje de población afectada, se apunta a emplear las dependencias de Correos que en su día contó con una Caja Postal de Ahorros, creada en 1909 y desaparecida en 1991 tras su integración en Argentaria, que posteriormente se integró con e Banco Bilbao Vizacayal (BBV), aportando la A al anagrama actual del banco.

El estudio del BDE señala que en países como Irlanda, Reino Unido o Australia el uso de las oficinas postales con este fin está muy extendido en zonas rurales. En España, el uso de esta infraestructura para retirar o depositar efectivo es todavía poco habitual. Sin embargo, en caso de generalizarse su uso para este fin, y teniendo en cuenta su amplia dispersión y capilaridad en el territorio, las oficinas de Correos podrían ser puntos de acceso complementarios a las sucursales y a los cajeros automáticos. Esta misma semana el presidente de Hispasat anunciaba la prueba piloto de conexión por satélite de algunas oficinas de Correos de la España vaciada para suplir los problemas de conexión de telecomunicaciones

El estudio apunta también a El cashback y el cash-in-shop —retirada o depósito de efectivo en un establecimiento comercial— son otras fuentes alternativas de disponibilidad de efectivo. Su implementación en España es reciente, y es una solución que está teniendo más relevancia en grandes núcleos urbanos.

Por último, el informe apunta a que la red de estancos establecimientos de loterías y apuestas del Estado también están sirviendo como puntos de acceso, impulsados por nuevas modalidades de banca digital: “Cabe señalar -dice el informe elaborado por elaborado por Diana Posada Restrepo, de la Dirección General de Efectivo y Sucursales del Banco de España- que todos los canales alternativos mencionados sirven para complementar parte de la cobertura que proporcionan los canales tradicionales. Sin embargo, no pueden considerarse sustitutivos próximos, por diferentes motivos; entre otros, porque la disponibilidad de efectivo no está garantizada y porque la posibilidad de retirar o de ingresar efectivo depende, en algunos casos, de la voluntad del establecimiento”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios