www.clm21.es
Las claves del último trasvase que el gobierno regional no esperaba
Ampliar
(Foto: JCCM)

Las claves del último trasvase que el gobierno regional no esperaba

viernes 10 de agosto de 2018, 09:58h

Sobre la mesa de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, un informe técnico advirtiendo de que los embalses de cabecera del río Tajo estaban en situación 3. O lo que es lo mismo, que el límite a trasvasar no podía sobrepasar los 20 hectómetros cúbicos y que, de hacerse, debería estar motivado. También sobre la mesa, el dato de agua embalsada a primeros de agosto, una semana antes: 652,2 hectómetros cúbicos… Eran los argumentos que hacían correr la euforia por los despachos del gobierno regional en la creencia que sus compañeros a nivel nacional no aprobarían una derivación de agua al levante. Eso y que en el gobierno central hay una ministra de Guadalajara, la provincia, junto a Toledo, más sensibilizada contra el Tajo-Segura. También que en el gobierno de Castilla-la Mancha decían haber notado “una actitud de diálogo y de cambio de intenciones” de la nueva ministra.

García-Page no fue informado por el Ministerio y se enteró por los medios de comunicación de Murcia

Ese optimismo se vistió de prudencia en el comunicado que la consejera de Fomento, Agustina García Élez, enviaba a los medios de comunicación poco antes de las dos y media de la tarde, previo a la reunión de la Comisión Central de Explotación del Acueducto. En él mostraba “su confianza en que se materialice el cambio de actitud del Ministerio de Transición Ecológica desde la llegada al Gobierno de Pedro Sánchez y que finalmente se incluye el concepto 'ecológico' en la planificación hídrica", “un criterio que venimos reivindicando desde el inicio de legislatura desde toda Castilla-La Mancha”. Y para reforzar su creencia decía que “no se puede hablar de trasvase cuando hay unos pantanos de cabecera, Entrepeñas y Buendía, que han pasado ya a un nivel 3”. Habla del informe encargado por la ministra, de que hay un plazo de un mes para tomar la decisión… “tenemos esperanzas en lo que vaya a salir de esta reunión en dirección a garantizar la situación hídrica de Castilla-La Mancha”, terminaba diciendo la consejera.

Pero ni nivel tres, ni criterios ecológicos, ni ministra de Guadalajara, ni el mismo signo político de los dos gobiernos, ni diálogo, ni cambio de intenciones, finalmente se aprobó el trasvase. Y el gobierno de Castilla-La Mancha no fue informado. El propio Ejecutivo castellano-manchego reconoció que se enteró por los medios de comunicación de Murcia. Nadie del equipo de la ministra contactó con el presidente de Castilla-La Mancha. También obviaron a la consejera de Fomento.

El enfado fue monumental, a las nueve menos cuarto de la noche el gobierno emitía un primer comunicado, corregido con un segundo seis minutos más tarde. Los dos bajo el mismo titular: “El Gobierno regional denuncia que este trasvase es igual de ‘injusto’ que los perpetrados por el Gobierno de Rajoy pero además es ‘incoherente’ con el cambio en la política hídrica que venía defendiendo el Ministerio”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.