www.clm21.es

Emiliano García Page

Hace balance de “récords” de su actual mandato y reclama la reelección para “terminar la recuperación social y económica”

  • En referencia al resultado de las elecciones autonómicas: “en el actual contexto político puede pasar de todo”
  • “Buscaré una mayoría sólida y autónoma, además de puntos de encuentro con otras fuerzas políticas dentro del marco constitucional”

Con la encuesta propia aún caliente que sitúan al PSOE como primera fuerza política de la región, pero que no le confirma la mayoría suficiente, el presidente de la Junta de Comunidades, Emiliano García-Page, ha comparecido ante más de 100 representantes de medios de comunicación de la región para hacer balance de su gestión en estos años, y para manifestar su deseo de renovar su mandato: “En la política actual no hay nada cierto ni nada seguro. En los años de la transición las cosas eran previsibles dentro de una línea de estabilidad, pero en los últimos años la política es una montaña rusa”. Esa incertidumbre, esa inestabilidad, era la que le llevaba a afirmar que “las encuestas son netamente optimistas con el gobierno regional y por lo que manifiestan me siento muy querido. Pero no nos sobra ningún esfuerzo ni ningún apoyo”.

Estudia también acudir al Tribunal Superior de Justicia de CLM en relación con el decreto de reconocimiento de Dependencia

La Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia en Castilla-La Mancha ha anunciado hoy la presentación de dos recursos contenciosos administrativos contra la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

El secretario de Organización del PSOE de Castilla-La Mancha, Sergio Gutiérrez, destacó durante la cena de Navidad del PSOE de Guadalajara que “nuestra región está en una senda de crecimiento, de redistribución, de recuperación de derechos y de cohesión social” porque el Gobierno de Emiliano García-Page “está dibujando una región de esperanza y optimismo para la inmensa mayoría de los ciudadanos”.

  • Declaraciones del presidente de Castilla-La Mancha después su reunión con el presidente del gobierno para hablar de Cataluña tras las discrepancias de los barones
  • "En este país la gente tiene un alto grado de generosidad y de paciencia…Pero evidentemente es mejor que no tiren de la cuerda”

Lo comunicado por el Palacio de Fuensalida sobre la reunión entre el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, y el de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, deja algunas lecturas más allá de las declaraciones sobre que la reunión ha sido “cordial, muy franca y muy sincera”. Y esas lecturas se derivan de los matices en la forma y en el fondo de la intervención de García-Page a los medios de comunicación y que traducen entre líneas lo que ha pasado en el encuentro que ha durado hora y media.

El secretario de Organización del PSCM-PSOE, Sergio Gutiérrez, ha subrayado que Emiliano García-Page es el “presidente de la estabilidad, certidumbre, y solidaridad, y apoyar su proyecto político es garantía de crecimiento e igualdad de oportunidades”.

Una medida con fuerte impacto económico y social en el medio rural

  • El presidente, ya en campaña para su reelección, reacciona y trata de evitar los daños en el voto del medio rural: “Si tienen una tentación de atacar a este sector, nos van a tener claramente enfrente”

Las declaraciones de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, afirmando que si de ella dependiera prohibiría la caza y los toros, porque no entiende a «todas aquellas personas que disfrutan en la caza o en los toros viéndolos sufrir», han abierto una vía de agua en la campaña electoral del presidente de Castilla-La Mancha, una región donde la caza genera 24.000 jornales al año, aporta 364 millones (1,9%) del Producto Interior Bruto Regional y está muy arraigada en el mundo rural de nuestra Comunidad. De inmediato, tanto el PSOE regional como el propio presidente han tratado de minimizar el impacto en nuestros pueblos de de la posición política de la ministra.

Artículo del presidente Emiliano García-Page con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Crónica política: De elecciones, medioambiente y otros trapos bien lavados

Ha sido una semana en clave de medio ambiente, del follón en el que se metió el presidente al opinar que mejor que no hubiera “superdomingo electoral”, de datos económicos dispares, de la batalla en Podemos y de la aprobación de un nuevo trasvase.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado este martes que el Presupuesto que el Gobierno de España tiene previsto abordar en el Consejo de Ministros de este viernes "será magnífico en materia de infraestructuras para la región", al mismo tiempo que ha agradecido al Ministerio de Fomento la “disposición y disponibilidad” demostrada en torno a las “previsiones y expectativas” en materia de carreteras, ferrocarril, logística de transportes y tráfico aéreo de la Comunidad Autónoma que contempla dicho documento.

El secretario regional y presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado esta noche que en cuanto pasen las fiestas navideñas se producirá un encuentro entre representantes del gobierno regional y del gobierno de España “para cerrar una agenda de cara a realizar inversiones en infraestructuras que van a ser importantes para nuestra Comunidad Autónoma”.

La vicesecretaria y portavoz del PSOE de Castilla-La Mancha, Cristina Maestre, ha asegurado, momentos antes de la reunión que esta tarde ha celebrado la Ejecutiva regional socialista en Villarrobledo, que “hace falta una segunda etapa para consolidar la recuperación de Castilla-La Mancha”.

Crónica política: Semana de malos datos de deuda, déficit y gasto y del regreso de las batas blancas

La situación política de Cataluña pesa cada vez más en la política regional. Y ya empiezan a oírse voces dentro del PSOE que muestran disconformidad con la línea que se está siguiendo desde el gobierno. El martes se reunía el Grupo Parlamentario Socialista del Congreso de los Diputados. Lo que desde la dirección se planteaba como un encuentro de trámite terminó con intervenciones sobre la política en torno a Cataluña y el impacto que esta ha tenido en las elecciones andaluzas. La contestación llegó entre otros del ex presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, que se lamentó de que no se hubiera realizado un debate autocrítico sobre los resultados del 2 de diciembre.

Crónica política

Alguien dijo que Pedro Sánchez o rescataba al PSOE o lo terminaba de hundir. Y Andalucía ha abierto aún más la brecha en un partido que llegó a tener más del 60% de los votos de esa Comunidad, la más poblada de España. Los graneros de votos del socialismo español se han ido vaciando. La hemorragia no sólo ha afectado a las Comunidades más pobladas, también a otras cuyo peso específico de población es menor, téngase por ejemplo a Castilla-La Mancha. Nadie en el partido socialdemócrata encuentra la esencia del mal que les queja, la causa o las causas de la hemorragia de votos y hasta de afectos. Tal vez porque los análisis internos que se hacen son muy subjetivos y no exentos del interés del analista. Los políticos socialistas siguen en si son galgos o son podencos, en que la responsabilidad y la culpa es del otro, en que se está mejor que el vecino… Los análisis son muy interesados y en clave de futuro personal o de grupo de poder, en pasarse viejas facturas u otras nuevas. Eso ha quedado patente en la primera reacción de Ferraz contra Susana Díaz, que ha plantado cara y que ha obligado a la ejecutiva nacional a recular para no abrir una guerra a muerte con la principal federación del partido.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha apelado hoy al consenso de todos los partidos políticos para trabajar en pos de la igualdad y para “penalizar y perseguir a quienes difundan valores violentos”, ya que es “muy complicado” luchar contra un solo tipo de violencia, “pues la violencia es global”.

Con diálogo sobre empleo, financiación y agua de fondo.

El fondo de la reunión: los pactos sobre la financiación autonómica, el agua, el empleo o la lucha contra la despoblación, había pasado a un segundo plano. El encuentro esta mañana entre el líder del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el del Partido Popular, Francisco Núñez, estaba precedido por el incidente la tarde antes en el Congreso cuando un diputado de Esquerra Republicana escupió al ministro Borrell. Era el último capítulo del ambiente de crispación que domina la política española. El simple apretón de manos entre los representantes de las dos fuerzas hegemónicas de Castilla-La Mancha era todo un logro y trasladaba una imagen de normalidad institucional.