www.clm21.es
La deuda pública de Castilla-La Mancha llega a los 14.998 millones de euros
Ampliar

La deuda pública de Castilla-La Mancha llega a los 14.998 millones de euros

lunes 30 de septiembre de 2019, 16:22h

La deuda pública de Castilla-La Mancha repuntó dos décimas durante el segundo trimestre del año y alcanzó los 14.998 millones de euros, el 35,3% del Producto Interior Bruto Regional, el mismo porcentaje que al cierre de 2018. La deuda del gobierno regional no podrá sobrepasar a final de año el 34,1% del PIB de 2019. Castilla-la Mancha es la segunda Comunidad con mayor carga financiera en relación a su riqueza, sólo superada por Valencia, con un 42,2% de su PIB. El conjunto autonómico cerró el semestre con una deuda de 300.587 millones de euros, 3.706 millones más que al final del primer trimestre y con un porcentaje del 24,6% del PIB nacional. El límite a final de año de la deuda computable (no toda la contabilizada lo es) no puede superar el 22,4%.

En el segundo trimestre del año, el gobierno regional aumentó su deuda en 238 millones de euros. Es la cuantía más elevada desde el primer trimestre de 2018, cuando se produjeron unos fuertes vencimientos de deuda que el gobierno tuvo dificultades en cubrir. De hecho esos primeros vencimientos resultaron impagados a su fecha inicial. Y es que en enero y febrero del año pasado se concentró un elevado volumen de cuotas a pagar.

En 2012 el gobierno de entonces, del Partido Popular, necesitó de casi 4.000 millones de euros para hacer resolver la acumulación de facturas impagadas que se había encontrado. Una deuda cuya amortización se hizo con periodo de carencia. Los años duros de la crisis motivaron que en 2013 tuvieran que pedir otros 1.268 millones de euros al estado, 2.307 en 2014 y 1.329 en 2015. Ya con el gobierno de García-Page, los préstamos anuales se han movido en torno a los 1.870 millones de euros anuales, con los que se han cubierto los déficits acumulados en esos años y se han refinanciado los vencimientos, que fueron especialmente altos en 2016, 2017 y 2018, en los que hubo que hacer frente a amortizaciones por valor de 3.050 millones de euros de créditos solicitados con anterioridad.

Las retenciones de 360 millones de euros de las actualizaciones de entregas a cuenta por parte del gobierno central en lo que llevamos de año, han generado tensiones de tesorería, que han motivado mayores necesidades de crédito a corto plazo para hacer frente a los pagos.

En valores absolutos, al cierre del primer semestre del presente año, castilla-La Mancha era la quinta región española con mayores niveles de deuda, tras Cataluña (79 243 millones de euros), Valencia (47.894 millones), Andalucía (36.356 millones) y Madrid (34.584 millones).

De os 14.998 millones que adeuda Castilla-La Mancha, el principal acreedor es el Estado, al que la Comunidad debe 10.919 millones en créditos conseguidos a través del Fondo de Liquidez Autonómica, otros 2.099 millones tiene pendientes con los bancos nacionales, de ellos 30 millones con vencimiento a corto (menos de un año) y 2.069 a largo. Con bancos extranjeros la deuda de nuestra Comunidad es de 740 millones de euros. Finalmente otros 1.240 millones se debe a los suscriptores de las emisiones de valores de deuda.

A lo largo de los últimos años, el consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina ha ido modificando la estructura de la deuda y ha ido concentrando los créditos con el Ministerio a través del Fondo de Liquidez Autonómica, lo que ha permitido a la Comunidad rebajar los pagos por intereses.

Para el año que viene, el gobierno regional tiene previsto acudir a créditos por importe de 2.589 millones de euros para poder atender los vencimientos de suscripciones de años anteriores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.