www.clm21.es
Duro ajuste de la industria regional en 2020, con pérdidas de ingresos del 10,9% respecto a 2019

Duro ajuste de la industria regional en 2020, con pérdidas de ingresos del 10,9% respecto a 2019

  • Durante el último cuatrimestre el sector recuperó el 25% de la pérdida registrada de marzo a septiembre
  • En 2019, la industria generó el 17,4% del volumen económico regional

lunes 22 de febrero de 2021, 11:11h
La industria regional cerró 2020 con un duro ajuste. A pesar de la recuperación acumulada del 25% en el índice de la cifra de negocios durante el último cuatrimestre del año, el sector manufacturero de nuestra Comunidad presenta el peor resultado de la década. Los ingresos medios del año se redujeron un 10,9%. La Covid vino a golpear con dureza a un sector que llevaba tres años con sus ingresos en evolución a la baja. Si en 2017 las ventas de la industria pegaron un fuerte tirón con un crecimiento del 8%, en 2018 se suavizó y fue del 5,9%. La desaceleración de la economía en 2019 situó los valores de las ventas en un crecimiento del 2,4%. Antes de que la pandemia hiciera estragos, la industria regional se anotaba subidas de ventas en el primer bimestre del orden del 6,8%, similares al mismo periodo de 2019.

Pero el estallido de la pandemia, el estado de alarma y la restricción de todas las actividades no esenciales, unidas a la situación del mercado internacional, provocaron que ya en mayo las ventas acumularan un desplome del 15,4% en los cinco primeros meses. A partir de esa fecha, el sector inició una ligera recuperación que tuvo sus mejores meses en septiembre y en diciembre.

En 2019, la industria regional suponía el 17,4% del total del volumen generado por los sectores económicos, 13,8 puntos de esos 17,4 los aportaba la industria manufacturera. En total el Valor Añadido Bruto industrial era de 7.405 millones de euros (5.863 provenían del sector fabril), con crecimiento anual del 5,5%.

La industria regional ha ido fortaleciendo una estructura en la que los sectores agroalimentarios y de bienes de equipo han ido cogiendo peso en detrimento de otros como el manufacturero de bienes de consumo (textil, calzado, mobiliario…) y el químico. Precisamente el fuerte peso de la industria agroalimentaria ha sido decisivo para que la industria regional sufriera menos que la nacional, que se anota una caída de la cifra de negocios del 11,7%, en el que las regiones más industrializadas acusaron con mayor fuerza la contracción: El País Vasco se anota descensos medios del 16,2%, Madrid del 15%, Navarra del 12,5% y Cataluña del 12,2%.

Precisamente los indicadores nacionales de la evolución de las distintas actividades reflejan un descenso del 2,2% de los ingresos de la industria agroalimentaria, frente al 27,1% de la del calzado o del 21,6% de la de confección, el 30% de la de joyería y bisutería o el 11,3% de la de automoción.

El dato positivo está en el comportamiento en diciembre, con un crecimiento mensual del 13,3%, lo que ayudaba a rebajar en seis décimas la caída media del año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios