www.clm21.es

economía

  • La riqueza regional se situaría en 38.241 millones de euros ligeramente por debajo de la alcanzada en 2016

Los servicios del Ministerio de Hacienda contemplan en sus cálculos que el Producto Interior Bruto de Castilla-La Mancha a final de año será de 38.241 millones de euros. La cifra supone que la pérdida estimada de la economía regional durante este año será de 4.318 millones de euros, lo que equivale a un -10,22% del PIB castellano-manchego, que en 2019 se situó en 42.559 millones de euros. Según los datos del Ministerio la economía castellano-manchega caerá una décima más que lo haga el conjunto del país.

En el día de ayer, miércoles, los once miembros de la plataforma Forzados acampados frente a la estación de Almadén-Almadenejos, para llamar la atención de las administraciones y reclamar que la Comarca necesita mayor celeridad en acometer proyectos y mejoras, recibieron la visita de María Teresa Rodríguez, vicepresidenta de la Federación Empresarial de Ciudad Real (FECIR), quien en nombre de su presidente Carlos Marín transmitió el apoyo de los empresarios de la provincia y su compromiso con el desarrollo de la Comarca de Almadén.

Castilla-La Mancha se ha situado como la segunda comunidad autónoma de todo el país en porcentaje de acuerdos alcanzados a través de la mediación del Jurado Arbitral Laboral, llegando al 51 por ciento de avenencias en sus intervenciones.

La consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez, ha anunciado hoy que el departamento que dirige ha comenzado a realizar los libramientos de fondos extraordinarios para que los centros educativos de la Comunidad Autónoma puedan afrontar los gastos extras ocasionados por medidas sanitarias e higiénicas que tengan que asumir por la pandemia del COVID-19.

Durante el segundo trimestre en Castilla-La Mancha se contabilizaron 23 deudores concursados. De ellos, 18 fueron empresas que entraron en concurso de acreedores (personas físicas con actividad empresarial y personas jurídicas) y 5 personas físicas sin actividad empresarial.

El presidente de la Federación Empresarial de Ciudad Real (FECIR), Carlos Marín, ha calificado los datos del paro del mes de julio, como “alentadores, ya no sólo es una bocanada de aire fresco sino de optimismo”. La recuperación de esos miles de puestos de trabajo a nivel nacional de los ERTES pendientes “es un rayo de sol pero hay que ser prudentes, al ser un mes en el que se fomentan las contrataciones, sobre todo en el sector servicios, cuando aún hay muchos trabajadores en los ERTES”.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado dos nuevos decretos de ayudas destinadas al fomento de la contratación de jóvenes y al impulso del empleo estable que suman una dotación presupuestaria de 11 millones de euros, en el marco del Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica de la región con motivo del COVID-19.

El Gobierno de la Diputación de Toledo ha procedido al reparto de los 9.000.000 de euros destinados a la financiación de gastos de naturaleza corriente, atendiendo las peticiones de los ayuntamientos, que en su mayoría han optado por asumir con estas subvenciones gastos derivados por la COVID-19, servicios de alumbrado público, limpieza viaria y servicios sociales que mejoran la calidad de vida de sus vecinos.

A pesar de su fuerte implantación y de la política de esponsorización, el comercio electrónico directo se le resiste a la castellano-manchega Joma. Los datos del Observatorio eCommerce sitúan a joma-sport.com como una de las web deportivas que menos transacciones realizan al mes, con un volumen estimado de 2.092, muy alejados de las rivales Nike.com (59.150) o Adidas.es (52.000), que son las que lideran el mercado online directo desde la marca. Por delante también se sitúan Rebok.es (9.100).

La economía regional ha pasado de la desaceleración a asomarse al precipicio por un virus. Y ahora toca apuntalar. El año pasado la construcción y el sector servicios empezaron a perder pulso, mientras la industria salvó el año, fundamentalmente por el comportamiento en el primer semestre, durante el que creció con fuerza su cartera de pedidos, que le permitió vivir holgadamente durante la segunda mitad. La agricultura, en un mal año terminó de poner la guinda. Con esos comportamientos, la economía creció un 1,3%. Una cuantía de todo punto insuficiente para crear empleo. Durante el primer trimestre semestre de 2020, la economía regional habría perdido por encima de los 3.000 millones de euros. En la segunda mitad el esfuerzo puede frenar la sangría y aunque se siga en signo negativo, las previsiones sitúan la caída global en el entorno de los 3.850 millones de euros. La cuestión por dilucidar es el impacto que esa pérdida tendrá en el mercado laboral.

La directora general de Alimentación de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Elena Escobar, ha participado en la jornada de hoy en la cata del concurso Gran Selección 2020 en la categoría de mejor jamón serrano con Especialidad Tradicional Garantizada (ETG) elaborados en Castilla-La Mancha.

Los trabajadores cualificados de la construcción y de la industria manufacturera son los que más han sufrido la pérdida de empleo por la crisis económica en Castilla-la Mancha. En el primer semestre del año, de los 53.100 empleos perdidos en la primera mitad del año, 16.800 son de estas profesiones y equivalen al 31,6% del total. El comercio y la hostelería, a pesar de haber sufrido más la paralización económica, se han visto protegidos en mayor medida por los Expedientes de Regulación de Empleo y es en estos colectivos donde existe mayor riesgo de paro una vez finalicen los ERTEs.

Pese a la situación que atraviesa el sector hostelero, principalmente vinculado al verano junto al comercio, ambos registran una subida de 5.968 y 4.228 de activos respectivamente.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado el calendario laboral para el próximo año, que incluye 12 festivos e incluye como tales el Corpus Christi, el 3 de junio, y el Día de Castilla-La Mancha, el 31 de mayo.

Que perdió tras el inicio de la pandemia y las medidas de confinamiento

En el mes de julio la Seguridad Social registró 6.132 cotizantes más en Castilla-La Mancha, que supera ya la barrera de los 700 mil afiliados (705.600), soporte que se perdió con el cese de toda la actividad no esencial en marzo tras diez meses por encima de esa cifra.