www.clm21.es

aranceles

La Unión Europea y Estados Unidos han logrado un acuerdo para poner fin a casi dos décadas de disputa por los respectivos subsidios a Airbus y Boeing, una tensión comercial que había derivado en una batalla arancelaria por la que exportaciones claves de cada bloque quedaron gravadas con miles de millones de euros y que había afectado con fuerza al sector agroalimentario de Castilla-La Mancha, especialmente a productos como el vino y el aceite

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha mostrado su apoyo a las negociaciones y contactos que está llevando a cabo el Gobierno de España para tratar de evitar la posible imposición de aranceles al sector del calzado en sus exportaciones hacia el mercado estadounidense como consecuencia de la puesta en marcha en España de la Tasa Google.

Una de las batallas que se dirime hoy en Estados Unidos es la del modelo de la política comercial y exterior del país, con dos patrones claramente diferenciados, las del proteccionismo encarnado por Donald Trump y la de la cooperación y el mercado global, que personifica Joe Biden. España se juega en ese envite más de 1.000 millones de euros en aranceles extraordinarios que Trump impuso a los productos de nuestro país, especialmente del sector agroalimentario, con un fuerte impacto en las exportaciones de nuestra Comunidad.

  • Las exportaciones regionales a EE.UU. crecieron un 17,9%, el mayor porcentaje entre nuestros principales clientes
  • La balanza comercial con el país norteamericano cerró 2019 con un superávit de 82,2 millones

Entre los diez principales clientes internacionales de las empresas de nuestra Comunidad, Estados Unidos fue el que más aumentó las compras de nuestros productos durante el pasado año. A pesar de las restricciones aduaneras y la imposición de aranceles de la administración Trump, las exportaciones castellano-manchegas al país norteamericano registraron un incremento del 17,9%, (45,3 millones de euros) y llegaron a los 298,8 millones de euros. Estados Unidos se mantuvo como el sexto destino de nuestro comercio internacional de bienes y nuestra balanza comercial se cierra a favor de Castilla-La Mancha con un superávit de 82,2 millones de euros.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha impulsado la petición del Comité de las Regiones de que se adopten “medidas urgentes” contra los aranceles que Estados Unidos está imponiendo a productos agroalimentarios de la Unión Europea, por valor de 6.900 millones de euros y que han afectado ya a más de 1.400 productos desde el pasado 18 de octubre.

El Instituto de Promoción Exterior (IPEX) del Gobierno de Castilla-La Mancha ha celebrado esta mañana una reunión ordinaria de su Consejo Asesor, integrado por representantes del órgano y del Ejecutivo autonómico y por los agentes económicos, en la que se ha puesto en común el borrador del Plan Operativo del organismo de promoción exterior para el año próximo y se han abordado las posibles líneas de actuación ante escenarios como la salida del Reino Unido de la Unión Europea o la puesta en marcha de aranceles por parte de Estados Unidos.

La portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, ha pedido hoy la unidad de todos los grupos parlamentarios en la defensa de los agricultores y ganaderos ante la imposición de los aranceles estadounidenses.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha apostado hoy en Bruselas, en el Parlamento Europeo, por “poner pie en pared” ante las políticas proteccionistas que, de forma unilateral, quiere poner en marcha la Administración de Donald Trump. Por esta razón, la Comunidad Autónoma promueve, en el Comité de las Regiones, una declaración conjunta de la delegación española en defensa de los intereses castellano-manchegos y españoles.

  • El vino será principal beneficiado del levantamiento de los gravámenes que impuso la administración Trump
  • El queso manchego y el calzado, otros de los productos que se benefician de la medida

El levantamiento de la administración Biden de los gravámenes arancelarios a productos europeos impuesta por Trump suponen un impulso al queso, calzado y vino, de Castilla-La Mancha tres de los productos que más exporta nuestra Comunidad a Estados Unidos y que se vieron afectados por la subida arancelaria. Antes de que el país norteamericano impusiera gravámenes adicionales a estos y otros productos, estas tres industrias de nuestra Comunidad facturaban 101 millones de euros (año 2018), de los que 51 eran del sector del calzado.

El Gobierno de Castilla-La Mancha celebra, por el pleno del Comité de las Regiones, la aprobación del dictamen contra los aranceles impuestos por el Gobierno de Estados Unidos a productos agroalimentarios de los países miembros, toda vez que pide a la Unión Europea adoptar medidas compensatorias para las regiones afectadas por la decisión de la Administración Trump.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha confiado en que la Comisión Europea “sea capaz de poner encima de la mesa medidas para ayudar al sector agroalimentario”, tal y como ya está trabajando, frente a la políticas arancelarias de Estados Unidos, que ha dicho “van en contra del multilateralismo y los acuerdos comerciales firmados entre socios a nivel internacional” y “no nos benefician a nadie”.

Desde la medianoche de hoy están en vigor los aranceles impuestos por el gobierno norteamericano de Donald Trump a los productos europeos. Tasas por valor de 7.500 millones de dólares que afectan en mayor medida a Francia, Italia, España, Alemania y Reino Unido y se prevé que dejarán un agujero de hasta 80 millones de euros en las finanzas de las industrias agroalimentarias castellano-manchegas.

Más allá del enfriamiento de la demanda interna regional, la caída de las exportaciones y la paralización de la inversión, la estructura económica de la región necesita reformas estructurales, por ello ha expuesto el presidente del Grupo Parlamentario Cs, “ustedes son conscientes de la situación negativa de la economía en esta región, del descenso de las previsiones de crecimiento de la economía, pero no dicen qué van a hacer ustedes para evitarlo, y eso sí que nos preocupa”.

El Comité de las Regiones va a asumir, en su sesión de esta tarde, la preocupación de la delegación española respecto a las políticas arancelarias de Estados Unidos que afectan, principalmente, a productos agroalimentarios con gran peso en el comercio exterior europeo y español.

El Gobierno regional, a través del Instituto de Promoción Exterior (IPEX) pondrá a disposición de las empresas castellano-manchegas que puedan verse afectadas por la decisión del Gobierno estadounidense de acometer medidas proteccionistas contra los productos provenientes de Alemania, Francia, Reino Unido y España, todas las medidas y planes de promoción a desarrollar en lo que resta del presente ejercicio, así como aquellas que se planifiquen para el año que viene.