www.clm21.es
Riópar (Albacete)
Riópar (Albacete)

El turismo interior actuó en marzo como valor refugio, con un papel destacado de CLM

  • La rentabilidad del sector regional medida en facturación por habitación ocupada se reduce a la mitad de la registrada en el mismo mes de 2019

viernes 23 de abril de 2021, 11:11h

A pesar de haber sido valor refugio por los cierres perimetrales, los indicadores de turismo interior de marzo muestran una recuperación respecto a febrero, pero las cifras de viajeros y ocupación distan mucho de las alcanzadas en el mismo mes del año pasado, en el que la la actividad se redujo al mínimo en la segunda quincena por el confinamiento. De ese comportamiento general se distancian Extremadura y Castilla-La Mancha que forman parte de este segmento del mercado turístico español. Nuestros vecinos crecen tanto en viajeros y pernoctaciones y nuestra Comunidad roza los resultados de hace un año, con 66.189 viajeros (-1,1%) y 115.660 pernoctaciones (-0,45%). Navarra aumenta en viajeros, pero pierde pernoctaciones y el principal destino, Castilla y León, sufre con fuerza las consecuencias de la pandemia y es el que más cede, con caídas cercanas al 20% en los dos indicadores.

Este comportamiento ha llevado a Castilla-La Mancha mantener su cuota en el mercado de turismo de interior por encima del 20%. Castilla y León mantiene el liderato con porcentajes ligeramente por encima de los 30 puntos.

A pesar de una caída del 15,4% del número de viajeros y del 18,8% de las pernoctaciones, los hoteles de las seis regiones españolas de interior (todas las que carecen de costa, salvo la Comunidad de Madrid) tuvieron un mejor comportamiento del resto de destinos nacionales, que se anotan un descenso del34,7% en el número de huéspedes y del 57,9% en el de pernoctaciones.

Con todo, las cifras de marzo de 2021 distan mucho del mismo mes de los años precovid. En el conjunto del país y respecto a marzo de 2019, el sector ha perdido tres de cada cuatro turistas y las pernoctaciones se han reducido aún más y llegan al -83,6%. En las Comunidades de interior que han actuado como destinos burbuja, el descenso ha sido menor y la reducción de viajeros es del 70,4% frente al 76,9% nacional y la de pernoctaciones del 69,5% frente al 83,6% nacional.

En el caso de Castilla-La Mancha, la caída en el número de viajeros en marzo de este año respecto al de 2019 es del 63,8% y la de pernoctaciones del 61,5%.

De las 21 provincias que componen el mercado de interior, ninguna de la Comunidad figura entre las cinco mayores receptoras de viajeros, tampoco entre las de mayor número de noches facturadas, algo que ya sucedía en la etapa precovid. Encabezan tanto los destinos como las pernoctaciones por este orden: Zaragoza, Navarra, Cáceres, Badajoz y Valladolid. En relación a marzo de 2019, Toledo cede la quinta plaza entre los destinos de interior, Huesca la segunda y Salamanca la tercera y lo hacen en favor de las provincias extremeñas y de Valladolid. En paralelo, Cuenca y Guadalajara abandonan el quinto y cuarto puesto de provincias menos visitadas. Lo mismo sucede en cuanto a noches facturadas en el caso de estas dos provincias castellano-manchegas

En nuestra Comunidad, Toledo sigue siendo el principal foco de atracción, con 17.115 viajeros, seguido de Albacete (16.289), Ciudad Real (13.946), Cuenca (9.765) y Guadalajara (9.073). Ese mismo orden se repite en cuanto a pernoctaciones.

Entre los puntos turísticos nacionales de mayor interés no aparecen ninguno de nuestra Comunidad y sí se cuelan otros como Plasencia o Badajoz.

Por lo que se refiere a la política de precios, estos se redujeron en los hoteles de Castilla-La Mancha un 6,91% interanual, frente al 8,09% nacional. La caída de viajeros y de pernoctaciones junto a la variación de precios dejaron la rentabilidad por habitación ofertada un 10,92% por debajo del año anterior. Esa rentabilidad en ingresos reales por habitación ocupada se redujo un 9,29%, con una facturación por noche y habitación ocupada de 10,08 euros. En 2019 esa rentabilidad se situó en 19,44 euros. En el conjunto del país la rentabilidad fue de 17,08 por habitación ocupada, un 42,9% por debajo de marzo de 2020 y muy alejada de los 50,39 euros de marzo de 2019. El mayor descenso en el conjunto del país se produjo en los hoteles de tres estrellas (-42,79%). Sin embargo, los de cinco estrellas, fueron los que menos vieron caer su rentabilidad (-29,74%), con una rentabilidad media de 40,59 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios