www.clm21.es
EL GOBIERNO ANUNCIA POR TERCERA VEZ EN UN AÑO EL INICIO DE LAS OBRAS DEL HOSPITAL DE TOLEDO
Ampliar

EL GOBIERNO ANUNCIA POR TERCERA VEZ EN UN AÑO EL INICIO DE LAS OBRAS DEL HOSPITAL DE TOLEDO

miércoles 15 de marzo de 2017, 12:20h

Dice que ahora sí, -a la tercera va la vencida- que las obras del nuevo hospital de Toledo se retoman ya. El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz lo ha asegurado hoy por tercera vez en menos de un año. Y también ha dado fecha para que se encuentre operativo. “Los primeros pacientes –ha dicho- serán atendidos a partir de octubre de 2019”.

Desde aquel proyecto que idearon los gobiernos socialistas de José Bono y José María Barreda hay una sustancial diferencia según ha reconocido, la del modelo de gestión, que ya no será netamente pública. El gobierno del también socialista García-Page ha adoptado la fórmula de concesión. La otra gran diferencia respecto al primer proyecto, que el consejero ha obviado, radica en el hospital y sus prestaciones.

Esta fórmula público-privada adoptada por el gobierno socialista de García-Page conlleva que los conocidos como “servicios de bata gris”, que son todos aquellos no asistenciales, sean gestionados por las adjudicatarias de la obra durante un plazo determinado, quedando los asistenciales o de bata blanca en manos del gobierno.

El consejero ha dado cuenta de que el Gobierno Regional aprobó ayer el nuevo contrato y del modelo financiero del hospital. Fernández Sanz ha destacado que tras la sentencia no recurrida por el gobierno en la que se anulaban seis de las siete cláusulas referidas a la gestión del personal estatutario empleado en los servicios no clínicos del Complejo Hospitalario de Toledo y de Parapléjicos. Dicha sentencia le ha llevado a dejar fuera de los servicios de bata gris, la alimentación de los pacientes, la gestión documental y la información y atención al público.

El consejero ha hecho toda su exposición y presentación no por el valor del proyecto de hospital en sí mismo aprobado ayer, sino en contraposición con el del gobierno anterior. Fernández Sanz ha dicho que, frente al establecido en 2015 por el ejecutivo del Partido Popular, se han reducido tres servicios en concesión y el plazo de concesión de explotación del resto (lavandería, limpieza, seguridad…) que ahora será por 24 años y no por treinta. El gobierno no ha dado cuenta de la contraprestación a las empresas privadas concesionarias para compensarlas por esos cambios.

El titular de sanidad, que se ha prodigado en cifras y datos, haciendo una demostración del profuso conocimiento que tiene del proyecto, pese a que no ha recordado a cuánto asciende la anualidad que deberá pagar la Comunidad Autónoma a partir de 2019 a las constructoras OHL, Acciona y Concesiones Viarias 2, que conforman la unión temporal de empresas contratista de la obra.

Si se cumplen los plazos, cuando entre en funcionamiento, habrán transcurridos más de dieciocho años desde que se acordase hacer el hospital más grande de Europa hasta que los pacientes accedan a un centro de tamaño más reducido y con prestaciones más recortadas a las contempladas en los planes de otros consejeros, como el socialista Roberto Sabrido. De hecho, Fernández Sanz en ningún momento ha mencionado los recortes del nuevo modelo de García-Page respecto al ideado por los gobiernos socialistas de José Bono y José María Barreda. Preguntado por clm21.es, el titular de Sanidad ha señalado que no existe una diferencia funcional entre uno y otro.

El 11 de abril del año pasado el presidente de Castilla-La Mancha, García-Page y un cortejo de responsables recorrieron las parcelas del nuevo hospital anunciando el inicio de las obras. Casi seis meses después a finales de septiembre, llegaron las primeras grúas. Pero lo cierto es que en el último año, sin proyecto, sin plan funcional, sin licencia de obras poco o nada se ha llevado a cabo en la parcela, no más allá de “la instalación de los gabinetes”, según ha reconocido el consejero.

Así será el nuevo Hospital de Toledo

Según los datos presentados por el consejero de Sanidad, el nuevo Hospital de Toledo tendrá 246.900 metros cuadrados, con una superficie construida de instalaciones de 33.300 metros cuadrados. Tras la primera fase quedarán 90.000 metros cuadrados del complejo sin ocupar, que deberán acometerse en la segunda fase, todavía sin planificar.

El proyecto incluye 1.142 camas, 62 camas en UCI de adultos, 10 plazas en la UCI pediátrica y otras 10 más en la UCI de neonatos, la Unidad de Recuperación post anestésica (URPA) de 52 plazas, así como 368 consultas y 39 quirófanos. Además, se incluyen 21 consultas en Urgencias, 42 puestos de tratamiento y 5 salas de resonancias magnéticas.

En cuanto al plan financiero, la inversión alcanza los 204 millones de euros. El plazo de finalización del proyecto se incrementa hasta los 24 meses, más otros 6 meses de montaje. A este respecto, Fernández Sanz calcula que el nuevo Hospital de Toledo abrirá sus puertas a los primeros pacientes en octubre de 2019 y dará asistencia a una media de 6.000 pacientes diarios.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios