www.clm21.es
El gobierno estrangula financieramente a la Universidad al no enviar los anticipos del contrato-programa
Ampliar
(Foto: Gabinete Comunicación UCLM)

El gobierno estrangula financieramente a la Universidad al no enviar los anticipos del contrato-programa

jueves 14 de junio de 2018, 11:24h
Lo había avisado cuando el gobierno preparaba el presupuesto: “140 millones para financiar la Universidad son insuficientes". El rector de la UCLM, Ángel Collado, y su equipo cifraban en 160 millones las necesidades para cubrir el funcionamiento ordinario de la Institución. Seis meses después los datos confirman las previsiones de los catedráticos y dejan en evidencia al Ejecutivo. La tesorería de la Institución a finales de mayo era de 3,88 millones, la más baja desde el mes de enero.
La comparecencia del rector en un acto divulgativo de trabajos de investigación dejaba entrever la necesidad financiera de la UCLM, cuando el rector recordaba que la universidad se encuentra en pleno proceso negociador con el Gobierno regional del contrato-programa. Tras seis meses de negociación, Collado ha asegurado que urge ya firmar el mismo porque “el tiempo juega en contra de la UCLM”, con un importe “razonable” y con un marco temporal amplio, “no de uno o dos años”.

Collado recordaba que la UCLM ha cumplido con la presentación del Plan Estratégico y corresponde a la Junta poner una cifra al contrato-programa que “nos permita seguir creciendo, no subsistiendo”. “Estamos a mediados de junio, el próximo curso se echa encima y crece la incertidumbre porque se complica el funcionamiento de la universidad. Necesitamos saber cuanto antes la cuantía del contrato-programa”, ha insistido el rector.

El problema es tan urgente que está a las puertas, cuando en julio se deba a hacer frente a unos gastos mayores que los de cualquier mes, por el pago de la paga extraordinaria de verano a los empleados.

El gobierno regional finalmente ha terminado por estrangular la tesorería de la Universidad, algo que ya habían advertido los negociadores académicos en septiembre del año pasado. La UCLM viene recibiendo mensualmente una transferencia de 10 millones de euros con cargo a los 140 millones de euros. Además, en marzo recibió otros casi 6 millones de euros como anticipo, con cargo al contrato-programa que se debe firmar. El presupuesto de la Junta aprobado por las Cortes contempla la posibilidad de ampliar en 20 millones de euros la transferencia nominativa mediante anticipos con cargo al contrato-programa. El problema con el que se encontraba el gobierno es que esos 20 millones no figuraban en los anexos económicos y esa ampliación debería hacerse mediante modificaciones de crédito, lo que suponía restar de otros gastos o ampliar los créditos, aún a riesgo de no cumplir con los objetivos de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera.

El 14 de febrero clm21.es ya anticipaba que “en estos momentos la cuestión radica en si el gobierno está dispuesto a librar esos anticipos o va a estrangular financieramente a la Universidad para luego acudir a su “rescate”. Esa es la batalla que hay planteada y que afecta a las nuevas titulaciones y a la autonomía o el control de la UCLM. Lo que está en juego es quién diseña la Universidad, si es la propia Universidad o es el gobierno que es quien debe financiar su funcionamiento”.

Tres semanas después, el 7 de marzo, el gobierno y la Universidad ponían en marcha el sistema de anticipos de financiación con cargo a la firma del contrato-programa. El Ejecutivo transfirió 831.000 euros con cargo a febrero y 5,94 millones con cargo a marzo. Han sido los únicos movimientos.

Las palabras del rector han venido a poner las cosas en su sitio, el contrato-programa está pendiente únicamente de la firma del gobierno y esa firma supondría el libramiento de al menos 14 millones de euros a la Universidad, a falta de fijar la cifra definitiva. Pero el Ejecutivo regional tiene graves problemas financieros y de tesorería y achica agua por donde puede y quiere. Y mantiene su plan de controlar la Universidad. Cree que la transferencia nominativa ordinaria de julio, que deberá llegar a los 20 millones de euros, será suficiente para que la Universidad no tenga excesivos problemas en julio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios