www.clm21.es
Guarinos sobre la aprobación del trasvase por el gobierno central: “Page no pinta nada”
Ampliar

Guarinos sobre la aprobación del trasvase por el gobierno central: “Page no pinta nada”

jueves 12 de julio de 2018, 16:33h
La humillación a la que el gobierno de España sometió ayer al presidente de Castilla-La Mancha al aprobar un trasvase, mientras García-Page planteaba a la ministra de Política Territorial las principales reivindicaciones de la Comunidad, entre ellas el fin de las derivaciones del Tajo al Segura, han marcado la agenda de hoy en el convento de San Gil, donde se celebraba un pleno ordinario de las Cortes Regionales. La actitud no beligerante del gobierno regional con esa humillación y con el nuevo trasvase ha provocado las reacciones de los grupos políticos.
La presidenta del Grupo Popular, Ana Guarinos, ha señalado en referencia a ese hecho que “demostró que García-Page no pinta nada en el PSOE ni en el Gobierno de Sánchez y que, por cuestiones políticas, está dispuesto a sacrificar esta tierra y de humillarnos guardando un silencio inexplicable ante la aprobación de dicho trasvase, cuando con el Gobierno del PP habría salido a criticarlo incluso antes de que se aprobase”.

Para la presidenta del grupo de la oposición la actitud del presidente es de hipocresía: “Cuando gobernaba el PP en España, García-Page ha estado permanentemente en una posición crítica en relación con los trasvases”. Y en referencia a los hechos de ayer ha calificado la actitud de Page de “sumisa y humillante para los castellano-manchegos”.

Guarinos ha afirmado que “sentimos vergüenza de la actitud de Page. Dijeron que el PSOE iba a poner fin al trasvase y ahora cuando han trasvasado 38 hectómetros cúbicos no critican ni dicen absolutamente nada; lo que demuestra que el Partido Socialista utiliza el agua como arma arrojadiza, pero no lo defiende para el desarrollo y el progreso de Castilla-La Mancha y, además, consolida los trasvases”.

Los hechos de ayer que motivaban la dura crítica de la oposición centraban también las conversaciones de algunos grupos de periodistas, en las que se ponía de relieve el error cometido por García-Page.

En el PSOE ha tenido que ser su portavoz, Blanca Fernández, la que tratara de amortiguar el golpe y manifestara que “tanto desde el PSOE como desde el gobierno de Castilla-La Mancha no hemos variado ni un gramo nuestra posición y seguimos trabajando, con firmeza y lealtad, para hacer innecesario el trasvase Tajo-Segura, una infraestructura que en pleno siglo XXI no tiene ningún sentido mantener”.

Sin embargo, la sucesión de los hechos y la postura crítica y beligerante de otras ocasiones contra el gobierno de Mariano Rajoy cuando se producían los trasvases restaba fuerza a sus palabras y la obligaba a tratar de echar la culpa de la decisión de ayer al gobierno anterior: “a pesar de haber sido autorizado un trasvase por el actual gobierno -ha dicho- es consecuencia de aplicar una ley aprobada por el anterior ejecutivo del PP”. Y para tratar de frenar el impacto negativo de los hechos ha realizado una distinción entre trasvases ordinarios y extraordinarios: “nos quedamos -ha manifestado Blanca Fernández- con las palabras de la nueva ministra para la Transición Ecológica sobre que los trasvases son recursos extraordinarios que no pueden convertirse en ordinarios”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios