www.clm21.es
CLM, la segunda región que menos gasto público destina a educación
Ampliar

CLM, la segunda región que menos gasto público destina a educación

lunes 24 de septiembre de 2018, 00:52h
Castilla-La Mancha es la penúltima Comunidad Autónoma en gasto público destinado a la educación y la última en cuanto al gasto que cada hogar destina a la educación de los alumnos menores de 25 años. Es la región con la segunda tasa de matriculación más baja en educación superior (sólo el 30% de la población de 21 años está matriculada en niveles educativos superiores) y también es la segunda Comunidad con mayor porcentaje de alumnos de ESO repetidores, además de presentar una tasa de abandono educativo temprano por encima de la media nacional. Así lo refleja el informe sobre diferencias educativas regionales de la Fundación BBVA y el Ivie, que sitúa a Castilla-La Mancha dentro del grupo de Comunidades Autónomas con un panorama de condicionantes educativos menos favorables, lo que cuestiona la gestión educativa del gobierno regional.
El informe, que ofrece una visión general de los sistemas educativos de las Comunidades Autónomas en función del entorno socioeconómico, la dimensión y estructura de los sistemas por niveles y centros, los recursos humanos, el gasto público y privado, y los resultados educativos, señala que Castilla-La Mancha “parte de unos condicionantes de entorno y recursos poco favorables para su desarrollo, situándose entre las regiones con el PIB per cápita más bajo y un mercado de trabajo poco intensivo en ocupaciones altamente cualificadas”. A esto hay que añadir el “bajo nivel de gasto y recursos humanos dedicados a actividades educativas”.

En el sistema educativo de Castilla-La Mancha participan 400.000 alumnos y 34.000 profesores distribuidos en 1.500 centros por toda la región. Del total de alumnos, el 82,6% cursa sus estudios en centros públicos. El peso del alumnado matriculado en centros privados en Castilla-La Mancha durante el curso 2016-2017 es del 17,7% del total de alumnos de la región, siendo junto a Extremadura (17,6%) las regiones con menor penetración de la educación privada. En el lado opuesto, las regiones con mayor nivel de renta recurren más a los centros privados, como es el caso del País Vasco, que alcanza el 46,3% de alumnos en educación privada, y Madrid con el 41,5%. La media nacional se sitúa en el 30% del alumnado.

Poco gasto público y privado en educación y mayor esfuerzo para los hogares

Si en 2009 el gasto medio por alumno que realizaba la administración pública en Castilla-La Mancha estaba por encima de la media nacional y rozaba los 7.000 euros, en 2016 se vio reducido hasta los 4.955 euros por alumno, el segundo registro más bajo del país, sólo por detrás de la Comunidad de Madrid (4.496 euros por alumno).

No obstante, la vecina Comunidad de Madrid, pese a su limitado gasto público en educación, ostenta, al contrario de lo que sucede en Castilla-La Mancha, una de las mejores gestiones educativas del país, motivada por un PIB per cápita más alto que le permite disponer de abundantes recursos de origen privado. En este sentido, Madrid presenta una mayor orientación del sistema hacia la educación privada, reflejada tanto en la elección del centro por parte de los alumnos como en la mayor dedicación de recursos públicos al concierto.

El mayor gasto educativo de los hogares por alumno y el menor gasto público hace que, en conjunto, la Comunidad de Madrid presente un gasto y dotación de recursos humanos en actividades educativas por encima de la media. De hecho, Madrid es la región con mayor gasto privado de los hogares en educación, con un 57% más que la media nacional y un promedio de 1.640 euros por alumno en el curso 2016-2017.

En el mismo periodo, los hogares castellano-manchegos destinaron 592 euros por alumnos a educación, la región con menor gasto de origen privado. Aún así, se ha producido un incremento considerable en los último años en el esfuerzo que los hogares de la región deben realizar para pagar la educación, un esfuerzo que se ha visto incrementado en casi un punto porcentual desde el curso 2007-2008, desde el 1,5% al 2,3%.

En cuanto al profesorado y personal de apoyo educativo, Castilla-La Mancha es la tercera región por la cola en cuanto a recursos humanos utilizados en educación. La tasa de recursos humanos ocupados en 2017 en actividades educativas en la región por cada 1.000 habitantes es de 23,7 ocupados. En el País Vasco la tasa alcanza el 36,8 y la media del país es de 26,7. En cuanto al personal docente, en al región hay una tasa de 8,6 profesores por cada 100 alumnos.

Resultados poco favorables

En cuanto al aprovechamiento y los resultados educativos en general, la región es la segunda Comunidad con mayor porcentaje de alumnos de ESO repetidores y la tasa de abandono educativo temprano se sitúa en el 22,1%, por encima de la media nacional.

Además, la tasa de matriculación universitaria de seis comunidades dobla la registrada en Castilla-La Mancha, que cosecha los peores resultados de penetración de la educación universitaria junto con Baleares.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios