www.clm21.es

moción de censura

  • En Castilla-La Mancha se da por sentado que un mal resultado en Madrid se dejaría notar en nuestra Comunidad
  • En Castilla-La Mancha el pacto municipal PSOE-Ciudadanos "goza de buena salud" y no se verá afectado, según fuentes de Cs

A propósito de la moción de censura para a ver caer al presidente del PP de Murcia dicen en Ciudadanos de la Comunidad vecina que se ha quebrado la confianza entre los dos partidos. Lo cierto es que el terremoto político de Murcia se ha dejado sentir en toda España. Algunas fuentes de la formación naranja consultadas por clm21.es estiman que la iniciativa en Murcia no era mala y trataba de corregir lo que consideraban un error cometido en 2019, el de no apoyar a la lista más votada. Pero la reacción de la presidenta madrileña de convocar elecciones anticipadas ha dado al traste con esa estrategia, que también se estaba calculando para Castilla y León. La convocatoria electoral de Ayuso ha pillado a trasmano a los de Ciudadanos. En Castilla-La Mancha se da por sentado que un mal resultado en Madrid se dejaría notar en nuestra Comunidad, aunque confían en que, si así fuera, habría dos años por delante para diluir el efecto Madrid. De momento en Castilla-La Mancha se descarta una maniobra que pudiera dañar el acuerdo alcanzado entre PSOE y Ciudadanos en 2019 y que sustenta gobiernos como los de Ciudad Real, Guadalajara o Albacete, que goza de “buena salud, aunque existan casos de diferencias puntuales”.

La portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, ha asegurado este miércoles que "cada uno es libre de elegir la forma de suicidarse" después de conocerse que el PSOE y Ciudadanos han presentado una moción de censura en Murcia que desbancaría al PP del gobierno autonómico.

Magdalena Valerio y Manuel González, los socialistas castellano-manchegos de confianza de Sánchez

Cuando José Luis Ábalos se reunió con los responsables del PSOE de Castilla-La Mancha el pasado 18 de abril en Toledo, las encuestas no pintaban bien para Pedro Sánchez. Apenas unos días antes El Mundo publicaba un sondeo de opinión que situaba al PSOE como tercera fuerza política. Sus compañeros de Castilla-La Mancha tenían otro estudio sociológico que les daba como primera fuerza en la región. Y sin complejos sacaron pecho y le dijeron a Ábalos que lo mejor que podría hacer Sánchez era dejarse llevar por los barones, que aprovechara el tirón de las autonómicas y municipales de 2019 para mejorar y poder llegar a La Moncloa, que siguiera la estela de García-Page.

La iniciativa podría hacer decaer los presupuestos y con ello las medidas que contemplan

La precipitada moción de censura presentada por Pedro Sánchez puede tener incidencia en la financiación de la Comunidad Autónoma, en la medida en que pueda llegar a decaer el proyecto de ley de Presupuestos, aprobado por el Congreso, pero en trámite parlamentario en el Senado, donde mañana se constituye la ponencia que ha de informar el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales para 2018 y donde está previsto que queden aprobados el 19 de junio.
  • 1

Crónica política: De los que regresan, de los que se van y de los que quieren quedarse a toda costa

Según las informaciones publicadas, la salida de Mariano Rajoy de la Presidencia del gobierno de España conlleva el relevo de 1.300 personas en la administración política española. Y entre esos, algunos originarios de Castilla-La Mancha. La situación viene a generar algún que otro problema organizativo a un año de las elecciones autonómicas y municipales, cuando el aparato regional ya tenía prácticamente perfiladas las principales candidaturas. Es una de las consecuencias del cambio que suele recorrer los mentideros socialistas, donde se hacen cábalas y enredos.

Crónica política: De la discriminación, la moción de censura y del derecho (el de todos) a la vivienda

Sin duda es el más listo del gobierno. Tal vez por eso en los últimos tiempos ha estado lo más alejado posible de los focos esperando a ver si escampa y dejándose ver cuando la obligación mandaba. Ruiz Molina, el consejero de Hacienda, sabe que en materia de dinero no está para hacer el discurso triunfalista al que nos tienen acostumbrados sus compañeros del banco azul y que le arrastran a seguir esa línea en un “prietas las filas” cuando lo que le pide el cuerpo es darle dos collejas a esos que se indisciplinan y le ponen los números del revés.