www.clm21.es

rentabilidad hotelera

  • El sector registra el mejor octubre de visitantes españoles, aunque el peor de turismo extranjero
  • Las pernoctaciones todavía están por debajo de los niveles prepandemia, salvo en Cuenca

La política de precios y los ajustes de plazas han permitido a los hoteles de Castilla-La Mancha superar la rentabilidad que tenían antes de la pandemia, a pesar de la caída de pernoctaciones. En octubre, se confirma esa tendencia de la que ya dio cuenta clm21.es sobre los datos al cierre del tercer trimestre del año y que tiene su base en el crecimiento del turismo nacional. El mercado todavía está lejos de recuperar al turista extranjero.

  • En el conjunto del país el descenso de la rentabilidad de los ingresos por habitaciones ofertadas se acerca al 74%
  • Los ingresos de los hoteles de CLM por habitación disponible se reducen a 6,51 euros, cuando un año antes alcanzaron los 14,91 euros

Mal arranque de año para el sector turístico regional. Se agudiza el descenso interanual del número de viajeros, que alcanza el 73,74% y el de pernoctaciones que se reduce un 69,87% respecto al mismo mes de 2020. El sector sigue teniendo la vista puesta en la campaña de Semana Santa, tras los malos resultados del año pasado en el que las pérdidas de ingresos superaron los 100 millones de euros. En enero recibieron a 33.624 viajeros, 94.423 menos que en el mismo mes de 2020 y tuvieron 62.206 pernoctaciones, 145.192 menos. La rentabilidad medida en ocupación por habitación disponible es tan sólo de 6,51 euros, lo que marca un descenso interanual del 56,87%. En enero de 2020, esos mismos ingresos fueron de 14,91 euros. Con todo, la Comunidad aguanta mejor que la media nacional, que pierde el 85% de las pernoctaciones que se registraron en enero del año pasado y presenta un descenso de la rentabilidad del 72,77%, casi 16 puntos menos que la castellanomanchega.

  • 1

En noviembre, los ingresos de los hoteles de la región cayeron por encima del 75% anual. A pesar de que el sector rebajó precios en un 12,02% de media, la caída del 73,06% en el número de clientes y de las pernoctaciones en un 70,4% golpearon un mes más la maltrecha cifra de negocios. Es el dibujo en porcentajes de lo que la segunda ola de la pandemia ha supuesto a la actividad hotelera de nuestra Comunidad durante el mes de noviembre.