www.clm21.es

vacunación

El estudio ‘Características clínicas y cuidados respiratorios en pacientes hospitalizados vacunados contra el SARS-CoV-2’, realizado por la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), en colaboración con el Hospital público de Emergencias Enfermera Isabel Zendal, de la Comunidad de Madrid, pone de manifiesto que las vacunas frente a la COVID-19 no solo evitan el ingreso hospitalario del paciente, sino que le protegen de la necesidad de soporte respiratorio, una vez ha ingresado. Se trata del “mayor estudio unicéntrico del mundo, realizado durante la quinta ola española, con 1888 casos, que analiza vacunados y no vacunados ingresados con neumonía por COVID-19”, como indican los investigadores.

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, se ha mostrado partidario de administrar la cuarta dosis de la vacuna contra la COVID a las personas mayores de 80 años.

Castilla-La Mancha está pendiente de informes técnicos para decidir sobre la retirada del uso de las mascarillas en las aulas, pero considera que "si se dan las circunstancias", con prevención y gradualidad, estarían a favor de esa retirada "con condiciones".

Este miércoles comienza en Castilla-La Mancha la vacunación con segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19 a los menores de 12 años "dando mayor tranquilidad y seguridad a las familias".

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha celebrado que los datos estadísticos de incidencia acumulada y nuevos casos de coronavirus en la Comunidad Autónoma se han visto reducidos en un 20% en la última semana, guarismos que también se dejan notar en apartados como la presión hospitalaria.

Castilla-La Mancha ha cerrado la semana con una Incidencia Acumulada de 2.941 casos por 100.000 habitantes, 477 puntos menos que la media nacional que es de 3.418 casos por 100.000 habitantes.

En Castilla-La Mancha ya son 731.179 las personas que han recibido la dosis de recuerdo contra el Covid-19, tal y como informa el Ministerio de Sanidad.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha avanzado este jueves que los seis equipos móviles de vacunación restantes, de los nueve asignados a la región por el Ministerio de Defensa, empezarán a inocular en próximo días, uniéndose a los tres que ya intervienen en Albacete, Ciudad Real y Toledo.

El Gobierno de Castilla-La Mancha y su departamento de Sanidad ha logrado en la presente campaña administrar un total de 520.000 dosis de la vacuna contra la gripe, lo que supone batir el récord establecido el pasado año, cuando la cifra alcanzó las 496.000.

Castilla-La Mancha cree que la sexta ola de la pandemia de COVID ya ofrece números de incidencia, ocupación asistencial y comportamiento como enfermedad tendentes "a la finalización", algo a lo que ha contribuido "claramente" tanto la forma de comportarse los ciudadanos como la vacunación. De hecho, confiando en esta última, la semana próxima se volverán a ubicar puntos móviles en la universidad, centros comerciales y empresas para facilitar el acceso a la vacuna.

El 60 por ciento de los menores de 12 años en Castilla-La Mancha ya tienen administrada la primera dosis contra el COVID-19.

Con el objetivo de acelerar el proceso de vacunación de la población de la provincia de Guadalajara, como contempla la Estrategia de Vacunación marcada por el Ministerio de Sanidad, y dada la mayor capacidad del Servicio de Vacunación Centralizada,

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha destacado este jueves que las Fuerzas Armadas han vacunado a 140.000 personas -9.000 en Castilla-La Mancha- en los doce días que llevan colaborando con las comunidades autónomas que lo han solicitado.

La Comisión de Salud Pública, en la que están representandas las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, ha acordado este jueves que las personas inmunodeprimidas reciban una cuarta dosis de la vacuna contra la COVID-19 a los cinco meses de la última dosis.

El Gobierno de Castilla-La Mancha destinará algo más de cinco millones de euros durante este año 2022 para garantizar las llamadas vacunas de calendario a la población infantil y a los grupos de riesgo en edad adulta.