www.clm21.es
La industria regional trabaja todavía con los fuertes pedidos de febrero y abril, pero los ingresos ya están por debajo de hace un año
Ampliar

La industria regional trabaja todavía con los fuertes pedidos de febrero y abril, pero los ingresos ya están por debajo de hace un año

  • La acumulación de pedidos en los primeros meses da gasolina al motor de la industria regional, que se mantiene a menos revoluciones que hace un año

lunes 21 de octubre de 2019, 12:47h
En 2019, la industria castellano-manchega sigue mostrando un comportamiento de mayor fortaleza que la del conjunto del país, aunque, a medida que avanza el año, se va produciendo una caída en la entrada de pedidos y en la cifra de negocios. Los datos de agosto, el último mes contabilizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), reflejan una fuerte caída mensual y anual tanto en la cartera de pedidos como en las ventas registradas.
En agosto, los pedidos se contrajeron un 12,3%% mensual (-5,1% en tasa interanual), lo que deja el crecimiento acumulado en los ocho primeros meses en un 17,5%, una cifra importante aunque muy inferior de la registrada a finales del mes de abril, cuando acumulaba un aumento del 39%. Las industrias castellano-manchegas todavía trabajan con la fuerte demanda que se produjo en los meses de febrero y de abril.

No obstante esa caída de pedidos se ha empezado a trasladar a las cifras de negocios, que caen con fuerza, aunque siguen mostrando unos valores importantes. En agosto el retroceso mensual de los ingresos del sector fue del 16,6%, casi el doble que en el mismo mes del año pasado, lo que deja la tasa interanual en valores negativos (-2,5%.) algo que sólo ha ocurrido en otras dos ocasiones en los últimos 28 meses. Al igual que pasa con los pedidos, las ventas acumuladas se han reducido de forma importante desde final del primer trimestre. Si en marzo el acumulado de crecimiento de las cifras de negocios estaba en el 9,2%, a finales de abril se situaban ya en el 6,5% y en agosto se han rebajado al 4,2%.

Los datos nacionales indican que la industria española ha vuelto a índices negativos tanto en pedidos como en ventas. En agosto los ingresos se redujeron un 27,9% (cinco puntos más que en el mismo mes de 2018), lo que rebaja la variación del acumulado del año a un escaso 0,3%, y deja la tasa de los últimos doce meses en un -3.6%, es decir un descenso anual de 1,1 puntos porcentuales superior a la registrada en nuestra Comunidad (-2,5%). Los índices de pedidos nacionales se anotan una variación positiva en los ocho primeros meses del 1,5%, aunque la tasa interanual entra en negativo con una caída del 4,5%, todo ello tras el descenso mensual del 23,9%.

La evolución de agosto deja a Castilla-La Mancha como la undécima región española en el crecimiento de pedidos en los últimos doce meses. Sólo Madrid (11,7%), Galicia (3,2%) y Asturias (1,9%) muestran tasas de variación positiva de sus carteras. El resto ha visto como los pedidos de su industria han ido a menos en relación a hace un año, especialmente Extremadura y Baleares, que registran un descenso en sus carteras del 12,8%. En Cataluña la bajada es del 10,4%

Respecto a los ingresos, Castilla-La Mancha se ha anotado en los últimos doce meses un descenso del 2,5%, lo que la sitúa como la octava Comunidad del país. Sólo Aragón (1,2%), Castilla y León (0,8%) y Cataluña (0,2%) registran valores positivos en la variación de ventas en el último año. La tabla la cierran Baleares (-12,6%) y Valencia (-9,7%).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.