www.clm21.es
A “La Tagliatella” se le agota la pasta
Ampliar

A “La Tagliatella” se le agota la pasta

  • Las pérdidas y la deuda atenazan al grupo AmRest propietario de la marca que tiene dos establecimientos en la Comunidad
  • La auditora muestras dudas sobre el futuro del grupo y el consejo de administración considera que tiene músculo para los próximos meses

domingo 27 de septiembre de 2020, 21:50h
Uno de los gigantes de la restauración en España, el grupo AmRest que gestiona 2.318 restaurantes en 26 países y que cotiza en el mercado nacional de valores ha entrado en pérdidas y ha incumplido determinados compromisos financieros vinculados a las cifras a 30 de junio de este año (cuentas semestrales) y estipulados en el préstamo de financiación sindicada, según su auditor KPMG. AmRest es propietario de La Tagliatella, Sushi Shop, Blue Frog y Bacoa, además actúa como franquiciado de KFC, Starbucks, Pizza Hut, Burger King, Kabb o Pokai. En algunos países como Polonia, República Checa y Hungría es propietario mayoritario de Starbucks, compañía de la que se desprendió su participación en España a favor del grupo Sigla, propietario entre otros de Vips y Ginos. En Castilla-La Mancha la compañía es propietaria de las Tagliatellas de Toledo y Talavera. Cuando el estallido de la pandemia, 3.288 empleados de nuestro país fueron incluidos en un expediente temporal de regulación de empleo. A 30 de junio, permanecían afectados por el expediente 1.957 trabajadores.
En su informe sobre las cuentas del primer semestre el auditor ha mostrado sus dudas sobre su futuro. No obstante, el consejo de administración de la compañía considera que el grupo tiene capacidad para continuar como empresa en funcionamiento durante el futuro próximo, es decir, durante un periodo de al menos (pero no limitado a) doce meses desde el cierre de las cuentas auditadas. El grupo cuenta en España con una capitalización de 22 millones de euros.

La deuda se incrementa en 107 millones

El 30 de junio la deuda financiera en bonos y préstamos ascendía a 827 millones de euros, y se había incrementado en 107 millones desde el 31 de diciembre de 2019.

A finales de marzo, el grupo ya trabajaba sobre resultados en un escenario adverso por el Covid y señalaba que “se espera que el impacto de los cierres temporales de los restaurantes en los resultados económicos de este año sea significativo. Sin embargo, AmRest tiene una sólida posición financiera con una caja disponible de 134 millones, por lo que confía ser capaz de hacer frente a cualquier perturbación del negocio, al tiempo que mantiene una estrecha comunicación con sus bancos financiadores”.

En marzo de 2020, el grupo retiró toda la financiación disponible de un tramo renovable del préstamo bancario sindicado, lo que aumentó el importe retirado de 37,3 millones de EUR a finales de 2019 a 98,9 millones de EUR a finales del primer trimestre de 2020. Además, en abril de 2020, determinadas filiales españolas y francesas de AmRest Holdings SE solicitaron préstamos bancarios con garantía estatal, avalados en un 70 % y 90 % respectivamente. Al grupo se le ha concedido un total de 75 millones de euros.

243 millones menos en ventas

La empresa cerró el primer semestre con una caída de ventas en sus restaurantes propios de todo el mundo por valor de 225 millones de euros, y de 18,5 en los franquiciados. En el capítulo de gastos, redujo los costes de explotación en 120 millones de euros. Los cierres durante la pandemia se tradujeron en unas menores compras de productos (62 millones de euros) y en retribuciones de empleados (30 millones).

En el mercado de Europa Occidental, que es donde se incluyen los establecimientos españoles, las ventas propias cayeron 113 millones de euros y las de franquicias 16 millones. Este mercado es el responsable de 102,5 millones, frente a los beneficios de 4,9 millones de un año antes.

Si en junio de 2019, la sociedad presentaba un beneficio de explotación de 35 millones, en 2020 cerraba el primer semestre con unas pérdidas de explotación de 140 millones, tras los gastos financieros (33 millones) y los impuestos, AmRest presenta unas pérdidas netas de 162 millones frente al beneficio de 11 millones de un año antes. Aplicados los criterios contables sobre otros resultados globales, las pérdidas se elevarían a 180,8 millones de euros, frente a los 20,9 millones de beneficios de un año antes.

Una sociedad anónima europea

AmRest Holdings SE fue constituida en los Países Bajos en octubre de 2000 y, desde 2008, opera una Sociedad Anónima Europea. El domicilio social de la Sociedad es Paseo de la Castellana, 163 - 28046 Madrid (España). Desde el 21 de noviembre de 2018, las acciones de AmRest cotizan simultáneamente en las Bolsas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia. Las acciones tocaron el viernes su mínimo anual a 3,56 euros, muy alejado de los 11,30 euros en los que se movió a lo largo de febrero, justo antes del estallido de la pandemia y de las medidas restrictivas que afectaron a la restauración.

El grupo opera los restaurantes Kentucky Fried Chicken («KFC»), Pizza Hut («PH»), Burger King («BK») y Starbucks («SBX») a través de sus dependientes en Polonia, República Checa, Hungría, Eslovaquia, Rusia, Serbia, Croacia, Bulgaria, Rumanía, Alemania, Francia, Austria, Eslovenia y España, sobre la base de los derechos de franquicia concedidos.

Desde 2016, el grupo (como franquiciado principal) tiene derecho a conceder licencias a terceros para dirigir restaurantes (subfranquicias) de Pizza Hut Express y Pizza Hut Delivery en países de Europa Central y del Este, además de garantizar una determinada proporción de restaurantes dirigidos directamente por AmRest. Los restaurantes Pizza Hut adquiridos en Francia en 2017, en Alemania en 2017 y en Rusia en 2018 son operados tanto por AmRest como por sus subfranquicias fundamentadas en contratos de máster franquicia.

La cocina central de los restaurantes propios se ubica en España

En España, Francia, Alemania y Portugal, el grupo opera sus marcas propias La Tagliatella, Trastevere y Pastificio. Este negocio se basa en restaurantes propios y los contratos de franquicia firmados con empresas no vinculadas. Cuenta con el respaldo de la cocina central, ubicada en España, que produce y entrega los productos a toda la red de las marcas propias mencionadas, así como para Bacoa y Blue Frog en España.

Además, el grupo opera sus propias marcas Blue Frog (en China y España) y KABB (en China). En 2018, el grupo adquirió las marcas Bacoa y Sushi Shop, y como resultado, el grupo opera restaurantes propios y de franquicia en España (Bacoa) y restaurantes propios y de franquicia, entre otros, en Francia, Bélgica, España, varios países de Oriente Medio, Suiza, Reino Unido, Italia y Alemania. Bacoa es una cadena española de hamburgueserías premium y Sushi Shop es el operador de la cadena europea líder de restaurantes de cocina japonesa. Además, entre las propias del grupo, opera las marcas virtuales Pokaï, Lepieje, ‘Oi Poke, Moya Misa, Pierwsze i Drugie y Viva Salad! A 30 de junio de 2020, el grupo operaba 2.318 restaurantes (propios y franquiciados), en comparación con los 2.337 restaurantes operativos a 31 de diciembre de 2019.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios