www.clm21.es
Las gasolineras automáticas generan más de 1.500 puestos de trabajo y aumentan un 17% los empleos en el sector
Ampliar

Las gasolineras automáticas generan más de 1.500 puestos de trabajo y aumentan un 17% los empleos en el sector

jueves 05 de noviembre de 2020, 11:12h
Las gasolineras automáticas han superado los 1.500 empleados en el sector, lo que supone aumentar los puestos de trabajo un 17% con respecto al año pasado, según datos que maneja la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae).

Este incremento viene precedido por el aumento del número de gasolineras automáticas en España, que en el último año han aumentado un 17%, alcanzando el 10% de la cuota de mercado de la venta al por menor de carburante. De esta manera, las gasolineras automáticas se consolidan como la evolución natural de las estaciones de servicio tradicionales, ya que, gracias al uso eficiente de la tecnología, consiguen optimizar los recursos y ofrecer al conductor un precio más competitivo.

Una estación automática genera 1,5 puestos de trabajo de media. Del total de empleados, un porcentaje alto se dedica a labores de gestión, mantenimiento, puesta a punto de los equipos etc. En cambio, otro porcentaje menor (en función de la política de cada empresa), atiende a los clientes en los propios surtidores para mejorar la relación con los clientes que acuden a repostar. “El empleo de las gasolineras automáticas es en su mayor parte empleo cualificado que en muchos casos no se ve por no estar adscrito a la estación de servicio. Pero están velando por el correcto funcionamiento de la misma: mantenimiento, supervisión de la domótica instalada, vigilancia, atención al cliente etc.”, explica Manuel Jiménez Perona, Presidente de Aesae.

Las previsiones que manejan desde Aesae para este año es que los empleos de las estaciones que representan se mantengan, ya que, en las semanas más duras de la crisis sanitaria, las gasolineras automáticas descartaron ERTES, y continuaron abiertas, garantizando la máxima seguridad y disminuyendo el riesgo de contagios a pesar de la bajada de ventas. Hechos que han sido reconocidos por el propio Ministerio.

Los precios que ofrecen las gasolineras automáticas son más competitivos, que los que ofrecen las tradicionales y, como indica el presidente de Aesae, “es por la estructura menor de costes que tienen estas empresas” que posteriormente trasladan esta ventaja competitiva al cliente final. En esta línea, desde la Asociación señalan que hay varios factores que juegan un papel preponderante: No están obligados a adquirir el producto a una empresa en concreto, lo que permite en un mercado de oferta como el que estamos, tener un precio muy competitivo, precio que se traslada al Cliente final.

Ninguna empresas con gasolineras automáticas cuenta con grandes estructuras de costes heredada del pasado, lo que repercute indirectamente en un precio más competitivo.

Datos positivos de todo el sector

En cuanto a nivel sectorial, los contratos de trabajado en estaciones de servicio aumentaron más de un 4% a cierre de 2019, hasta registrar un total de 34.297 nuevos. Así lo reflejan los datos del Informe Anual de Mercado de Trabajo por Ocupación realizado por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Según este Informe, desde 2010, el sector de la venta al por menor de carburante está experimentando un incremento año tras año. La mayor destrucción de empleo en la historia del sector fue entre los años 2004 y 2010, al convertir las estaciones atendidas en autoservicio, con una mejora en costes para las empresas presentes, mejora que nos se repercutió al cliente final. Y solo comenzó a recuperarse en 2011, cuando aparecieron las primeras gasolineras automáticas.

“La afirmación de que las estaciones de servicio automáticas destruyen empleo es un argumento sin fundamento, esgrimido por las estaciones tradicionales para denostar nuestra imagen. Los datos del Informe del Ministerio de Trabajo confirman lo que llevamos diciendo mucho tiempo: no destruimos empleo, sino que ayudamos a crearlo”, explica Manuel Jiménez Perona, Presidente de Aesae. “Emplazamos a la asociación AEVECAR, Asociación de Vendedores de Combustibles al por menor, a que publiquen las fuentes en las que se apoyan para justificar que en el sector existen 55.000 empleos y que se perdieron 2.000 de ellos en 2018”, interpela Jiménez Perona.

Además del empleo directo que generan las automáticas, este nuevo modelo proporciona un ahorro anual, según la OCU, de entre 280 a 320 euros por familia y vehículo, ahorro que puede ser dedicado a otras partidas del presupuesto familiar, fomentando así el consumo o el ahorro y, en consecuencia, el empleo de forma indirecta.

Las gasolineras automáticas están teniendo una buena acogida entre el consumidor, que demanda un servicio rápido y a un precio competitivo como ocurre en los países de la UE donde están fuertemente implantadas las estaciones automáticas. “¿Por qué las gasolineras tradicionales quieren evitar nuestra implantación con acusaciones infundadas como la de que destruimos empleo?”, cuestiona el presidente. A su juicio, estos ataques al modelo de negocio “no tienen más finalidad que eliminar la competencia que tanto les perjudica y a la que no están acostumbrados”, afirma Jiménez Perona.

Así, Aesae hace un llamamiento a todo el sector para mejorar el servicio, ser competitivos y satisfacer las necesidades de los consumidores. En esta línea, reitera el derecho de que sea el cliente el que decida dónde repostar y no condicionarle con trabas legales injustificadas y argumentos sin fundamento alguno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios