www.clm21.es
La emigración de empresas de CLM hacia otras regiones arrastra una pérdida de 117 millones de euros en cifra de negocios
Ampliar

La emigración de empresas de CLM hacia otras regiones arrastra una pérdida de 117 millones de euros en cifra de negocios

Los cambios de domicilio social de las empresas siguen registrando un saldo negativo en Castilla-La Mancha. Durante los nueve primeros meses, la diferencia entre entradas y salidas de compañías se cierra con una pérdida neta de 11 empresas, tres menos que en el mismo periodo de 2020. La pérdida de compañías se tradujo en una pérdida de facturación de 117 millones de euros (teniendo en cuenta los datos de 2019). Los datos forman parte del estudio elaborado por Informa BD.
En los tres primeros trimestres del año, Castilla-La Mancha atrajo 225 compañías que antes tenían su sede en otras Comunidades españolas. En paralelo perdió 236 empresas, cifra sólo superada por Madrid (-1.193), Cataluña (780), Andalucía (571) y la Comunidad Valenciana (393).

El principal destino de las empresas castellano-manchegas que han emigrado en lo que llevamos de año ha sido Madrid, donde se han afincado 163 de las 236 que han abandonado la región. Le siguen Andalucía y la Comunidad Valenciana que han acogido cada una a 20 sociedades ubicadas en Castilla-La Mancha.

En sentido contrario, Castilla-La Mancha ha recibido a 140 empresas de Madrid, 31 de Andalucía, 17 de Cataluña, 12 de Murcia y otras tantas de la Comunidad Valenciana.

En este flujo de entradas y salidas, Castilla-La Mancha mantiene un saldo positivo con Cataluña (+12), Andalucía (+11) y Murcia (+6), País Vasco (+2). Sin embargo, ese mismo saldo es negativo con Madrid (-23), Comunidad Valenciana (-8) o Castilla y León (-5).

Las compañías que han emigrado hacia Castilla-la mancha arrastran una cifra de negocios de 178,5 millones de euros, mientras que las que se han ido de la región hacia otros territorios es de 295,6 millones.

Los cambios de domicilio social a otra comunidad aumentaron en España a partir de 2017 como consecuencia de la convocatoria del referéndum independentista y alcanzaron la mayor cifra en 2018. Entre 2018 y 2019, esa modificación de domicilio social entre comunidades disminuyó más de un 21%. En 2020 sumaron 4.503, la cifra más baja desde 2015, lo que supuso una disminución del 9 % con respecto a 2019. Los cambios de domicilio a otra comunidad aumentaron durante el segundo semestre de 2020 y volvieron a niveles comparables a antes de la crisis sanitaria. En el tercer trimestre de 2021, han alcanzado los 1.084, un 34,93 % menos que en el segundo trimestre.

Castilla-La Mancha es una de las nueve regiones que mantiene un saldo negativo en los nueve primeros meses del año en comparación con el mismo periodo de 2020. La región con peor saldo es Cataluña, que aunque mejora sus datos relativos, pierde 275 empresas, seguida de Castilla y León (66) y Murcia (-46), Navarra pasa de saldo negativo a positivo. El camino contrario lo hacen Andalucía y País Vasco. Sólo seis regiones se mantienen en una situación positiva. Lideradas por Madrid (595), Baleares (54) y Galicia (29).

Por volumen de negocios, el mayor cambio en lo que llevamos de año ha sido el de CECOSA supermercados, que se ha trasladado de País Vasco a Baleares, con una cifra de negocios de 696 millones de euros. Le sigue Sas Autosystemtechnik, de Navarra a Madrid, con una facturación de 538 millones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios