www.clm21.es
Las estadísticas nacionales afloran 1.237 dependientes más que no son atendidos por la Consejería de Bienestar Social
Ampliar

Las estadísticas nacionales afloran 1.237 dependientes más que no son atendidos por la Consejería de Bienestar Social

martes 26 de septiembre de 2017, 09:46h

Las estadísticas oficiales del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD) publicadas en el portal de la dependencia del IMSERSO han destapado 1.237 dependientes más en lista de espera de Castilla-La Mancha, que no figuraban en las estadísticas oficiales que el gobierno regional entregó a los medios de comunicación la semana pasada para dar cuenta del sistema de dependencia en regional a agosto de 2017.

A finales del mes pasado la lista de dependientes que tienen derecho reconocido a una prestación en Castilla-La Mancha era 63.126 personas. De ellas, sólo 49.649 recibían una prestación por parte de la Consejería. El resto, 13.477 personas, están en lista de espera en lo que eufemísticamente se conoce como “el limbo de la dependencia”. Sin embargo, el gobierno regional en la información que facilitó a los medios de comunicación estableció en 12.240 los castellanomanchegos a los que se les ha reconocido el derecho y están pendientes de recibir la prestación social desde la propia Consejería.

Según los datos facilitados por el gobierno, de esos 12.240 dependientes, 6.666 se habrían incorporado al limbo durante el actual gobierno. Sin embargo, los datos que la propia Consejería ha incluido en el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), en el que todas las administraciones vuelcan las estadísticas de la dependencia, la cifra sería de 13.477 personas en la lista de espera de personas valoradas a los que se les ha reconocido una prestación, lo que supone que en los dos últimos años han entrado en el limbo 7.903 personas que tienen derecho a recibir una prestación y que no son atendidos por el gobierno regional.

El gobierno cifra en esos 12.240 los expedientes pendientes del Programa Individual de Atención (PIA), que debe ser elaborado por los profesionales en función del informe médico de valoración y social de la persona una vez que se tiene tenga reconocido un grado y nivel de dependencia.

El sistema de datos facilitados a los medios de comunicación por la Consejería hace que los expedientes pendientes de evaluar tampoco cuadren con los que figuran en el Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD). Si el documento facilitado a la prensa habla de 4.803 casos pendientes, las estadísticas entre solicitudes presentadas y solicitudes resueltas a suben a 5.569 los expedientes sin resolver. En concreto, los datos del SAAD señalan que 84.688 castellanomanchegos presentaron una solicitud para acceder a las prestaciones. Hasta agosto, nuestra Comunidad había dictado 78.999, resoluciones el 93,3 por ciento. Esa diferencia según la Plataforma en Defensa de la Ley de Dependencia es la que marca los casos pendientes de resolución.

En cuanto a las personas que están en lista de espera, los datos reales suponen que 11 de cada cien grandes dependientes y dependientes severos que tienen reconocido por la Junta el derecho a ser atendidos por los servicios públicos no reciben esa atención por parte de la Consejería de Bienestar Social. Los datos están recogidos en las estadísticas oficiales del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), que centraliza el Instituto Nacional de Servicios Sociales, que se nutre con los datos introducidos en el sistema por las propias Comunidades Autónomas.

La información sobre la situación de la dependencia a finales de agosto en nuestro país y en Castilla-La Mancha es accesible desde ayer en el portal específico. En total, en nuestra Comunidad hay 40.136 personas que necesitan ayuda permanentemente o para sus funciones básicas. De ellos, 35.588 son atendidos por la Consejería, el resto, 4.548 están en lista de espera, pendientes de que el gobierno les preste la atención y cuidados a los que tienen derecho reconocido por la propia administración autonómica.

A esos se suman otros 8.929 castellanomanchegos que precisan de ayuda para poder comer, ir al baño, lavarse o vestirse, ya que la Consejería solo da cobertura a 14.061 (6 de cada 10) de los dependientes moderados. Estos datos corrigen los facilitados a los medios de comunicación por Bienestar Social la semana pasada, cuando el gobierno regional presentó oficialmente los datos de la dependencia de finales de agosto.

Según las estadísticas la Región que encabeza la atención a sus ciudadanos dependientes es Castilla y León, donde sólo 1 de cada cien dependientes valorados está en lista de espera. Los nuevos datos elevan a 40 millones de euros el gasto anual que tendría que hacer la Junta de Comunidades para dejar a cero la lista de espera de la dependencia.

En nuestra Comunidad hay 63.129 ciudadanos que tienen reconocido el derecho a ser atendidos por la Junta. Sin embargo, la Consejería sólo cubre a 49.649. De ellos, 18.514 son grandes dependientes, 21.622, severos y 22.290 moderados. En el último mes los dependientes que reciben una prestación de los servicios sociales han aumentado en Castilla-La Mancha en 559. Algunas de estas personas tienen cuidadores no profesionales, en concreto en nuestra Comunidad hay 433 de los 8.838 que hay en total a nivel nacional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios