www.clm21.es
El gobierno regional cerró noviembre con unas necesidades de financiación presupuestaria de 60 millones
Ampliar

El gobierno regional cerró noviembre con unas necesidades de financiación presupuestaria de 60 millones

martes 22 de enero de 2019, 20:24h
El déficit presupuestario de Castilla-La Mancha a finales de noviembre ascendía a poco más de 60 millones de euros. A esa fecha el gobierno regional había gastado 5.604 millones de euros y había ingresado 5.544. En su conjunto, las Comunidades Autónomas presentaban un superávit de 4.772 millones de euros.
A este saldo presupuestario se le aplican los ajustes en términos de contabilidad nacional, que son los que determinan el déficit público oficial. Ese desfase de la Comunidad Autónoma no podía rebasar en 2018 el 0,4% de su PIB.

Los datos sobre la gestión de los presupuestos homogéneos de las regiones españolas, apuntan a que en Castilla-La Mancha el crecimiento de los ingresos (5,7%) en relación al año pasado ha estado por encima del de gastos (4,84%), lo que ha permitido mejorar el saldo presupuestario. En el conjunto de las regiones españolas, los porcentajes de crecimiento de sus ingresos y de sus gastos está en niveles inferiores de los registrados en Castilla-La Mancha. Los datos revelan que las finanzas de nuestra región presentan peor situación que lade la media autonómica española.

Además de las obligaciones reconocidas por esos 5.604 millones de euros que es el gasto realizado, el gobierno de Castilla-La Mancha tenía comprometido gasto adicional por otros 500 millones de euros adicionales.

En cuanto a las operaciones de activo y pasivos financieros, el gobierno había ingresado 1.158 millones adicionales a los ingresos ordinarios vía endeudamiento, aunque tenía previsto llegar a los 1.972 a final de año. En la partida de gastos, el gobierno ya tenía reconocidos vencimientos de deuda por 1.368 millones, que, a falta de 50 millones, había abonado casi en su totalidad.

Precisamente las operaciones financieras llevaron aparejados en intereses y gastos de formalización el pago de 193 millones de euros, lo que supone un descenso del 14,39% respecto a igual periodo del año pasado.

En las operaciones no financieras, los gastos de personal se incrementaron en términos anuales en un 4,61%. En cuanto al ritmo de la ejecución de las inversiones y de las ayudas a empresas, ayuntamientos y otras instituciones y organismos para proyectos de inversión, las obligaciones de pago alcanzaban sólo el 36% del total presupuestado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios