www.clm21.es

déficit

El Banco de España ha elevado su previsión de crecimiento para la economía española al 4,5% este año, cuatro décimas más respecto a sus anteriores estimaciones de junio, pero ha recortado 1,4 puntos las de 2023, hasta el 1,4%, muy por debajo del 2,1% estimado por el Ejecutivo. Para 2024, prevé un crecimiento del 2,9%, tres décimas más.

Castilla-La mancha cerró el primer semestre del año con un déficit de 486 millones de euros, equivalentes al 1,05% del PIB. Aunque están suspendidas las reglas fiscales, las recomendaciones establecidas son que las Comunidades Autónomas no rebasen este año el 0,6% de déficit.

La limitación del déficit de las Comunidades Autónomas a un 0,3% del PIB, que reduce la tasa de referencia a la mitad de la establecida para este año, ya ha sido contestada por Castilla-La Mancha, cuyo consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina participa hoy en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. El responsable de las finanzas castellanomanchegas ha propuesto que a la hora de fijar esa tasa “haya proporcionalidad en la tasa de referencia, en función de los gastos que venimos asumiendo tanto la Administración del Estado, incluida la Seguridad Social, como las comunidades autónomas".

El déficit público de la zona euro respecto del producto interior bruto (PIB) se situó en el 2,3% en el primer trimestre y en el 2,2% en la Unión Europea (UE), frente a los desequilibrios negativos del 3,3% y del 3,4%, registrados respectivamente en el trimestre anterior, lo que en ambos casos supone el menor déficit desde el cuarto trimestre de 2019, el último completo antes de la pandemia de Covid-19.

El gobierno regional contempla cerrar 2022 con un déficit presupuestario de 220,3 millones de euros, No obstante, a efectos del objetivo de estabilidad presupuestaria esta cifra se incrementaría en términos de contabilidad a 289 millones de euros, equivalente a entre el 0,6% y el 0,7% del PIB, según las diferentes estimaciones de evolución del crecimiento económico de la Comunidad.

Según el informe elaborado por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), las cuentas de Castilla-La Mancha “no gozan de buena salud”, porque mantienen un saldo estructural negativo (-1,4% en 2020 y -0,5% en 2021). La Comunidad afronta gastos continuos más elevados que sus ingresos. Este saldo -como señala FEDEA, se configura a día de hoy como la” variable fundamental sobre la que giran las reglas fiscales europeas y españolas, ahora en suspenso pero que, tarde o temprano, se recuperarán de un modo u otro”.

La Comisión Europea ha propuesto este lunes que las reglas que limitan el déficit y la deuda públicos de los Estados miembro sigan suspendidas durante 2023 pero vuelvan a reactivarse en 2024, manteniendo activada la cláusula de escape del Pacto de Estabilidad y Crecimiento por el impacto de la invasión rusa de Ucrania, que se activó en marzo de 2020 por la pandemia. Eso supone que en 2024 nuestra Comunidad tenga que cumplir con los requisitos de déficit y endeudamiento que establezca el Copnsejo de Ministros.

Funcas considera "razonable" la propuesta del Gobierno español de que las sendas de ajuste de déficit y deuda se adapten a los parámetros fiscales de cada país.

El Consejo General de Economistas (CGE) mantiene su previsión de crecimiento de la economía española para este año en el 3,9%, pero ha revisado a la baja su estimación sobre el déficit y la deuda pública por los mayores ingresos derivados de la inflación.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el límite de gasto no financiero, conocido como 'techo de gasto', del Presupuesto del Estado para 2023, que se eleva a la cifra récord de 198.221 millones de euros, lo que supone un 1,1% más respecto al ejercicio anterior, incluyendo los fondos procedentes de la Unión Europea.

El gobierno regional cerró el primer cuatrimestre con unas necesidades de financiación de 165 millones de euros para dar cobertura a su presupuesto de gastos. La cifra rebaja en 11 millones la coyuntura del año pasado, en la que a las mismas alturas del año el déficit en términos de contabilidad nacional era de 165 millones y equivalía al 0,36% del PIB. El ejecutivo contempla que a final de 2022 las necesidades de financiación extraordinaria de la Comunidad llegue a los 289 millones de euros (0,6% del PIB). En comparación con el primer cuatrimestre de 2021, el déficit de Castilla-la mancha se ha reducido un 6,3%

La balanza por cuenta corriente, que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, registró un déficit de 4.100 millones de euros en los cuatro primeros meses del año, frente al superávit de 500 millones del mismo periodo de 2021, a pesar del avance del turismo, según los datos del Banco de España publicados este jueves.

Castilla-La Mancha cerró el primer trimestre del año con un déficit de 67 millones de euros, equivalentes al 0,15% del PIB estimado para nuestra Comunidad (46.109 millones de euros). La cifra mejora la del mismo trimestre del año pasado, en el que la Junta de Comunidades tenía unos desequilibrios de 301 millones, equivalentes al 0,71% del PIB.

El Gobierno ha mantenido la previsión de déficit para el año 2022 en el 5% del PIB, en línea con la tasa de referencia recogida en el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022, ante el buen comportamiento de la recaudación en 2021, impulsada por la creación de empleo y el crecimiento económico.

La balanza por cuenta corriente, que mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias, registró un déficit de 2.600 millones de euros en enero, frente al déficit de 900 millones en el mismo mes del año anterior, a pesar del avance del superávit del turismo, según los datos del Banco de España publicados este jueves.