www.clm21.es

déficit

  • Las Comunidades Autónomas han deteriorado sus cuentas y han pasado de un déficit del 0,5% en 2018 al 1% del PIB en 2020
  • Sólo Asturias ha mejorado sus finanzas y ha pasado del déficit al superávit

El déficit estructural del presupuesto de la Junta de Comunidades en 2020 se mantuvo estable respecto a 2019 y equivale al 1% del Producto Interior Bruto de la Comunidad y se agravó en dos décimas respecto a 2018, según los datos del informe elaborado por FEDEA. El saldo estructural es el indicador central empleado por la Unión Europea para la supervisión fiscal. En economía se considera que este indicador es el que mide los méritos o deméritos de la gestión económica de un gobierno en materia fiscal.

Axesor Rating ha confirmado la calificación de crédito de España en 'A-' con tendencia estable a la expectativa de la recuperación esperada a partir del segundo semestre de 2021, según evolucione el calendario de vacunación y se suavicen las limitaciones a la actividad, lo que permitiría alcanzar un crecimiento del PIB del 5,6% este año y del 5,4% el siguiente.

Unos mayores ingresos procedentes del Estado, fundamentalmente por la liquidación de la financiación de 2018 y por el fondo extraordinario Covid y la contención del gasto están detrás de la rebaja del déficit de la Junta en 385 millones de euros, todo ello después de un incremento del gasto sociosanitario para luchar contra la pandemia de 371 millones. Castilla-La Mancha finalizó el tercer trimestre del año con un déficit de 80 millones de euros, equivalente al 0,21% del PIB. Descontados los intereses (108 millones de euros), las cuentas de la Comunidad presentan un superávit primario de 28 millones de euros.

  • Los ingresos de la Comunidad experimentarán un fuerte crecimiento (12,4%), pero serán insuficientes y habrá un déficit del 0,8% del PIB
  • La Fundación advierte del problema financiero de las Comunidades Autónomas en 2022 cuando se liquide la financiación de 2020

El Consejo de Ministros ha aprobado establecer techo de gasto en 196.097 millones de euros. Es una cifra que no admite una comparación homogénea con ejercicios anteriores por el contexto de pandemia en el que se ha elaborado y porque incluye transferencias extraordinarias a CCAA y Seguridad Social, así como la absorción importante de un primer paquete de fondos europeos. También ha suprimido las reglas fiscales y ha fijado la referencia del déficit en el 7,7% del PIB y de la deuda pública en el 118%.

El incremento de las transferencias desde otras administraciones, fundamentalmente desde el gobierno central, en 509 millones de euros por los pagos ordinarios del sistema de financiación y por el fondo Covid ha sido decisivo para que Castilla-La Mancha cerrara julio con un superávit de 65 millones de euros (0,17% del PIB). Un año antes, la región presentaba un déficit de 344 millones de euros (0,81% del PIB).

  • Los anticipos de financiación permiten rebajar las necesidades de financiación al 0,17% del PIB

El adelanto de la financiación procedente del Estado debido a la crisis provocada por la Covid-19 ha permitido a Castilla-La Mancha mejorar el estado de sus cuentas, que al final de mayo presentaba un déficit de 66 millones de euros, equivalente al 0,17% del PIB. Sin contabilizar esos anticipos el déficit real hubiese sido de 237 millones de euros, el 0,62% del PIB. En mayo de 2019 el déficit de Castilla-La Mancha fue de 295 millones. El total del dinero adelantado por el gobierno a nuestra Comunidad ha sido de 171 millones de euros.

  • En el presupuesto financiero, reconoció el pago del 51% de los vencimientos de este año, mientras que sólo ingresó el 6,78% del volumen por créditos

El gobierno de Castilla-La Mancha cerró el primer cuatrimestre del año con un incremento de 251 millones de euros por recaudación fiscal (20,74%) respecto al mismo periodo del año pasado. Ese incremento situó los ingresos fiscales en el primer tercio del año en 1.463 millones de euros y permitió rebajar el déficit presupuestario del periodo.

  • El gasto llega a los 7.129 millones de euros tras subir 606 millones (9,29%)

A un mes de que terminase el ejercicio, la Junta de Comunidades presentaba un déficit presupuestario de 34,5 millones de euros. La cifra es sustancialmente (77,7%) menor a la de un año antes cuando la diferencia entre gastos e ingresos llegaba a los 154,5 millones de euros.

  • La recaudación tributaria cae en 18.500 millones: 7.200 millones por sociedades, 8.000 por IVA y 2.200 por impuestos especiales
  • Descontados los intereses de la deuda, la administración central pasa de un superávit de 15.000 millones (octubre 2019) a un déficit actual de 39.170

La pérdida de ingresos fiscales se deja sentir con fuerza en la contabilidad nacional de la administración central. Su déficit a finales de octubre alcanzó los 57.736 millones de euros. Estas necesidades de financiación equivalen al 5,22% del Producto Interior Bruto. El dato supone que este año el déficit se ha multiplicado por 10 respecto al mismo periodo del año pasado. En octubre de 2019 el desajuste era de -5.874 millones de euros, equivalente al -0,47% del PIB. A la cifra del gobierno central hay que sumar la de la administración regional y la de la seguridad social, que se tendría que haber publicado el pasado viernes. En septiembre, el déficit total de las administraciones españolas era de 75.403 millones de euros frente a los 19.664 del año pasado.

El gobierno regional mantiene la intención de seguir acudiendo a las entidades financieras residentes en España para refinanciar su deuda en la medida que no haya impedimento por parte del gobierno de España. Durante los últimos años, la Hacienda Autonómica había preferido financiarse a través del Fondo de Liquidez Autonómica, al que estaba adscrito por el incumplimiento de los objetivos de déficit, lo que le facilitaba el acceso al crédito mientras el gobierno central se garantizaba el cumplimiento por parte de la Comunidad Autónoma del pago de los compromisos de deuda comercial (proveedores) y de deuda financiera.

El gobierno de Castilla-La Mancha podrá aumentar su déficit en 840 millones de euros durante el año que viene, lo que podría elevar la deuda pública regional por encima de los 16.500 millones de euros y rebasar el 43% del Producto Interior Bruto Regional. Esas cifras estarían dentro del límite recomendado por el Ministerio de Hacienda de que el déficit de cada Comunidad no rebase el 2,2% de su Producto Interior Bruto. A día de hoy, el Ministerio de Hacienda estima que el PIB de Castilla-La Mancha caerá un 10,15% en 2020 y se situará en los 38.241 millones de euros.

Publicadas las cuentas de la economía española

  • Las administraciones públicas, por su parte, casi triplican su déficit
  • La economía nacional pierde capacidad de financiación y pasa del 3,7% del PIB de hace un año al 0,9% de este

Las familias españolas tienen menos renta, pero proporcionalmente ahorran más. Esa es una de las conclusiones de las cuentas trimestrales no financieras de los sectores no institucionales en España, que acaba de hacer públicas el Instituto Nacional de Estadística y que reflejan también la pérdida de capacidad de financiación de la economía española por una caída del saldo de los negocios con otros países.

Un gasto extraordinario de 870 millones de euros por la Covid-19 y la caída generalizada de los ingresos ligados a las compraventas y actos jurídicos, a los impuestos especiales y al juego por la hibernación de parte de la economía en la segunda quincena de marzo provocaron que las cuentas de las Comunidades Autónomas finalizaran marzo con un déficit de 1.703 millones de euros. El déficit de Castilla-La Mancha a finales de marzo alcanzó los 218 millones de euros, 119 millones más que en el mismo mes del año pasado.

  • El déficit podría superar en 39.000 millones las previsiones del gobierno y llegar al 13,8% del PIB, en lugar del 10,34 previsto por el Ejecutivo

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), ha corregido las previsiones de déficit público del gobierno y estima que en el mejor de los casos aumentara medio punto, hasta 1l 10,9% del PIB que traducido a euros supone otros 6.000 millones adicionales a los 115.671 previstos por el Ejecutivo en su escenario macroeconómico. En los escenarios más adversos, la AIReF cree que el déficit de nuestro país puede llegar al 13,8% y superar los 154.000 millones de euros. España subirá su deuda por encima de lo anunciado por el gobierno y podría llegar al 122% del PIB en 2020 (frente al 115% de la previsión oficial) y al 124% en 2021