www.clm21.es

deuda

17/01/2023@10:59:36

La deuda del conjunto de las administraciones públicas subió en noviembre hasta el máximo histórico de 1,506 billones de euros, lo que supone un aumento en términos relativos del 0,6% respecto al mes anterior, según los datos publicados este martes por el Banco de España.

Los bancos españoles tienen la fuerza de hacer pagar al gobierno más cara su necesidad de financiación mediante endeudamiento. La subida de tipos y la retirada del Banco Central Europeo de la compra de deuda soberana española deja la situación en manos de los bancos como posibles principales suscriptores de las emisiones del Tesoro. La estrategia financiera de estos bancos puede elevar ligeramente el coste que termine pagando el Estado, lo que permite a los bancos recuperar lo que se les va por el impuesto. Una derivada de este juego tiene repercusiones autonómicas, porque parte del endeudamiento del Estado es para algunas Comunidades Autónomas -entre ellas Castilla-La Mancha, que el año pasado necesitó 2.390 millones en créditos del Estado- que tendrán que pagar la subida de intereses y se verán afectadas por ese juego financiero.

Un dato preocupante: Las empresas españolas no elevan su inversión. Al contrario, la reducen. Y preocupa aún más si se tiene en cuenta que en el resto de los países de la zona Euro, la inversión empresarial crece. El Banco Central Europeo lo hizo notar en su boletín económico de septiembre sobre los datos del primer semestre. En los meses siguientes, la tendencia se ha mantenido.

Un 25% del tejido empresarial español muestra ratios de liquidez inferiores a uno, según se desprende del estudio realizado por Iberinform, la filial de Crédito y Caución, que ha analizado el ratio medio de liquidez de una muestra de más de 230.000 empresas españolas en base a sus cuentas anuales de los tres últimos ejercicios depositados en el Registro Mercantil.

Pagos a proveedores en 19,25 días, facturas pendientes de pago por valor sólo de 88,8 millones de euros (0,19% PIB) y una deuda con beneficiarios de ayudas y subvenciones de otros 236 millones de euros (0,51% PIB). Estos son los últimos indicadores generales sobre la salud de las finanzas de Castilla-La Mancha, que, aunque empeoran ligeramente en agosto, se mantienen dentro de los límites marcados por la normativa contra la morosidad de las administraciones públicas y sitúan a nuestra Comunidad con mejores ratios que el conjunto de las administraciones públicas, donde la media del periodo de pago es de 28,36 días, la deuda con proveedores representa el 0,28% del PIB y la que se mantiene con beneficiarios de ayudas y subvenciones es del 0,54% del PIB.

La deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó en agosto los 1,491 billones de euros, nuevo máximo histórico, tras crecer un 0,3% en tasa mensual, por lo que encadena cuatro meses consecutivos al alza, según los datos publicados este viernes por el Banco de España.

La riqueza financiera neta de las familias españolas e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH) se situó en 1,89 billones de euros en el segundo trimestre, lo que supone un aumento del 0,3% en tasa interanual, según las cuentas financieras publicadas por el Banco de España este lunes, que reflejan también un ligero repunte de la deuda de los hogares en términos absolutos, aunque se moderó hasta el 56,5% del PIB --frente al 61,5% de junio de 2021--.

La deuda del conjunto de las administraciones públicas alcanzó en junio los 1,475 billones de euros, nuevo máximo histórico, tras crecer un 1,3% en tasa mensual, según los datos publicados este miércoles por el Banco de España.

La riqueza financiera neta de las familias españolas e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH) se situó en 1,86 billones de euros en el tercer trimestre, lo que supone una caída del 1,1% en tasa interanual, según las cuentas financieras publicadas por el Banco de España este miércoles, que reflejan también un ligero repunte de la deuda de los hogares en términos absolutos, aunque se moderó hasta el 54,4% del PIB -frente al 59,8% de septiembre de 2021-.

Castilla-La Mancha ha sido la tercera Comunidad Autónoma de régimen común que más ha reducido el peso de su deuda pública en el último año, según los datos publicados hoy por el Banco de España correspondientes al tercer trimestre de 2022.

Las Comunidades Autónomas cerraron el tercer trimestre del año con un incremento de su deuda comercial y con un mayor retraso en el pago a sus proveedores respecto al mismo periodo del año pasado. No es el caso de Castilla-La Mancha que reduce tanto el total de facturas pendientes como el Periodo Medio de Pago (PMP). Los datos avanzados por las regiones españolas hacen de septiembre el peor mes de 2022 tanto en volumen de deuda con sus suministradores como en el plazo de pago a los mismos. Castilla-La Mancha paga a sus proveedores 6 días por debajo de la media nacional y el volumen de sus facturas en relación con el PIB es también inferior a la media del sector.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha lanzado este viernes su propuesta para la reforma de las reglas fiscales europeas, en la que plantea que cada Gobierno entrante comprometa ante Bruselas una trayectoria fiscal al inicio de la legislatura, estableciendo un ancla de deuda específica para el país y una senda de gasto derivada de ella para todo el mandato.

El gobierno de Castilla-La Mancha sigue en la senda de reducir el peso de la deuda pública. Si en el presupuesto de 2022 contemplaba un endeudamiento neto de hasta 965 millones de euros, para 2023 el límite lo ha fijado en 181 millones de euros.

El Banco de España ha elevado su previsión de crecimiento para la economía española al 4,5% este año, cuatro décimas más respecto a sus anteriores estimaciones de junio, pero ha recortado 1,4 puntos las de 2023, hasta el 1,4%, muy por debajo del 2,1% estimado por el Ejecutivo. Para 2024, prevé un crecimiento del 2,9%, tres décimas más.

La materialización de varios de los riesgos que amenazaban a la economía llevará al Fondo Monetario Internacional (FMI) a revisar nuevamente a la baja a finales de julio sus previsiones de crecimiento mundial para 2022 y 2023, según ha confirmado la directora gerente de la institución, Kristalina Georgieva.