www.clm21.es

deuda

07/10/2020@10:04:41

El Consejo de Ministros ha aprobado establecer techo de gasto en 196.097 millones de euros. Es una cifra que no admite una comparación homogénea con ejercicios anteriores por el contexto de pandemia en el que se ha elaborado y porque incluye transferencias extraordinarias a CCAA y Seguridad Social, así como la absorción importante de un primer paquete de fondos europeos. También ha suprimido las reglas fiscales y ha fijado la referencia del déficit en el 7,7% del PIB y de la deuda pública en el 118%.

El gobierno de Castilla-La Mancha podrá aumentar su déficit en 840 millones de euros durante el año que viene, lo que podría elevar la deuda pública regional por encima de los 16.500 millones de euros y rebasar el 43% del Producto Interior Bruto Regional. Esas cifras estarían dentro del límite recomendado por el Ministerio de Hacienda de que el déficit de cada Comunidad no rebase el 2,2% de su Producto Interior Bruto. A día de hoy, el Ministerio de Hacienda estima que el PIB de Castilla-La Mancha caerá un 10,15% en 2020 y se situará en los 38.241 millones de euros.

  • Se mantienen las medidas de seguimiento y supervisión,para el reequilibro de las finanzas públicas.
  • Permanecen en 2020 los términos del régimen de autorización de operaciones de endeudamiento de las CCAA y EELL, y las obligaciones relativas al periodo de pago a proveedores

El Gobierno ha decidido suspender la aplicación de las reglas fiscales en 2020 y 2021 como medida extraordinaria para hacer frente a la crisis de la COVID-19. Esto implica dejar sin efecto los objetivos de estabilidad y de deuda pública y no aplicar la regla de gasto en 2020 y 2021. Así lo ha comunicado hoy la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en el Congreso de los Diputados en un encuentro con los medios de comunicación. En febrero el gobierno aprobó los objetivos para las Comunidades Autónomas, que ahora quedan suspendidos. En el caso de Castilla-La Mancha, la Comunidad el déficit no podía rebasar el 0,2% del PIB en 2020, la deuda el 34,1% del PIB y el gasto no podía crecer por encima del 2,9%. A falta de que se conozcan los datos de julio, a finales de junio, el déficit de la Comunidad era del 0,72% (274 millones de euros), la deuda llegaba al 38,7% del PIB (15.509 millones de euros). Para 2021 los límites de déficit estaban en el p0,1% del PIB, el de la deuda se mantenía en el 34,1% y el gasto no podría crecer más de un 3%. La decisión se ha conocido pocas horas antes de que el gobierno de Castilla-La Mancha aprobara el anteproyecto de ley de presupuestos para darle trámite parlamentario.

El endeudamiento de empresas, familias y administraciones públicas españolas se acerca a la barrera de los 3 billones de euros. En junio la deuda del sector privado creció en 13.000 millones de euros según los datos adelantados por el Banco de España. Falta por conocerse el dato de las administraciones públicas de ese mes en el que tradicionalmente crece con fuerza la deuda pública en España. En mayo la deuda ya se situaba en los 2,896 billones y se estima que junio habría cerrado por encima de los 2,925 billones de euros.

  • Consulta el archivo anexo y mira cuánto debe el ayuntamiento de tu localidad

Son los 67 de Castilla-La Mancha del millón de euros o más. Todos ellos superan esa deuda. Y 13 deben por encima de los 10 millones. En muchos casos, la deuda no está proporcionada con el número de habitantes, ni con los servicios que se prestan. Esa es la radiografía del pasivo municipal de Castilla-La Mancha a finales del año pasado reflejaba que los ayuntamientos de nuestra Comunidad debían 580,12 millones de euros. La mayor parte de esa cuantía la acumulan los 67 que superan la barrera del millón. La deuda de los 67 es de 507,7 millones, casi el 88% del total. En el archivo anexo se puede consultar la deuda de cada municipio y organizada de mayor a menor cuantía.

Al final del primer trimestre el ahorro privado en CLM está en máximos y la deuda en mínimos

  • Albacete es la única en la que el sector privado aumenta su endeudamiento
  • El ahorro en entidades financieras ha crecido en la Región en el primer trimestre hasta los 38.315 millones y los créditos se han reducido y se ha situado en 31.552 millones

Las familias y empresas de Castilla-La Mancha mejoraron su situación financiera durante el primer trimestre del año, con un incremento del ahorro y un descenso de su deuda crediticia con las entidades financieras. En concreto, los depósitos del sector privado en bancos, cajas y cooperativas de crédito batieron récord y se situaron en 38.315 millones de euros. En paralelo, el volumen en préstamos se redujo hasta 31.552 millones, la cifra más baja de los últimos años. La provincia con mayor volumen de préstamos (10.390 millones de euros) y de depósitos (12.541 millones) es Toledo, aunque es en Ciudad Real donde familias y empresas presentan un balance financiero más saneado, con los depósitos superando a los préstamos en 2.362 millones.

Las finanzas públicas de la Administración General del Estado muestran debilidad en el primer trimestre del año

  • Hasta el 31 de marzo destinó a amortizaciones y operaciones financieras 1.393 millones más que al gasto no financiero
  • El Ministerio acudió a los mercados para ingresar 58.172 millones en nuevas emisiones de deuda

La presión de los vencimientos de deuda, con un crecimiento de 5.836 millones hasta los 24.080 millones de euros (32%) y el recorte en el gasto destinado a financiar los servicios públicos en una cifra próxima de 5.247 millones (15,9%), por un lado, y el aumento de los ingresos por emisión deuda pública en 14.440 millones de euros (33,02%) marcan la gestión económica del gobierno central en el primer trimestre del año en la comparativa de la ejecución presupuestaria con el mismo periodo del año pasado. Los tres primeros meses de 2020 se han caracterizado porque el gasto para pagar créditos ha superado en 1.393 millones de euros el destinado a financiar el coste de los servicios públicos por parte del Estado y sus compromisos con el resto de las administraciones públicas. Un año antes, el gasto ordinario superó en 12.946 millones al destinado a cubrir el endeudamiento.

  • De las previsiones se pasa a los datos oficiales del impacto de la pandemia en el primer trimestre

Mientras que la curva sanitaria empieza a ceder, la económica está en escalada. La última semana de abril ofrece ya los primeros datos globales sobre la afectación de la economía española por la Covid-19. Sobre cómo ha empezado a trazarse la curva por el impacto en la economía. Serán datos del arranque de una curva que irá escalando en los próximos meses y que hasta el momento se mueve en el terreno de las previsiones. Ocupación y tasa de paro al final del primer trimestre abren el martes una batería de informes que permitirá ver cómo la infección perturbó en los últimos quince días de marzo la marcha de la economía. La otra gran cita con las cifras es el jueves, cuando se hagan públicas las cuentas nacionales y se conozca cómo ha evolucionado el Producto Interior Bruto en los tres primeros meses del año. Habrá otros indicadores parciales sobre coyuntura económica, estado de las finanzas públicas a finales de marzo y sobre prestaciones por desempleo (marzo) y evolución de las pensiones (abril).

La deuda de la Junta mantiene caminos divergentes, mientras que la financiera, la que mantiene con bancos e inversores privados está en máximos históricos (15.509 millones de euros y 38,7% del PIB) y ha crecido en 114 millones en el segundo trimestre, la no financiera (la que tiene con proveedores y la derivada de las subvenciones, convenios y ayudas) está en mínimos. A finales de julio ascendía a 224 millones de euros, 109 por debajo de lo contabilizado un mes antes.

  • Los costes que pagó en intereses superaron a la suma de la nómina de los empleados, la compra de bienes y servicios y las inversiones

La deuda pública española se comió el año pasado el 45,75% del presupuesto de gastos del gobierno central. En concreto fueron 123.063 millones de euros, de los que 29.054 (10,8% del total) se destinaron a intereses y otros gastos financieros y 94.043 (34,95%) a hacer frente a vencimientos, según se refleja en la liquidación del presupuesto que figura en la cuenta general del Estado y que establece el gasto realizado por el gobierno central en 269.100 millones de euros.

Según la encuesta periódica que elabora el Banco de España sobre préstamos bancarios, en el último trimestre se observaron dos comportamientos diferenciados, por un lado una reducción de la oferta crediticia a las empresas y por otro un endurecimiento de criterios y condiciones aplicadas a los préstamos a las familias.

  • Las operaciones se realizaron a través del Fondo de Liquidez Autonómica
  • Cataluña con 8.000 millones de euros fue la región que más dinero recibió de los mecanismos centralizados de endeudamiento

Castilla-La Mancha fue la cuarta región española con mayor volumen de refinanciación de su deuda a través de los fondos extraordinarios de financiación autonómica. En concreto, el gobierno regional acudió a este mecanismo para renovar 1.652 millones de euros de vencimientos.

  • Las Comunidades han incrementado su deuda en el primer trimestre en 2.275 millones, 639 millones por encima del ejercicio pasado

La subida del endeudamiento autonómico en el primer trimestre del año superó a la registrada durante todo el año pasado. La deuda pública de las Comunidades españolas se situó en marzo en los 297.852 millones de euros. La cifra supera en 2.275 millones (0,94%) a la del cierre del ejercicio 2019, año en el que el endeudamiento de las administraciones regionales se incrementó en 1.638 millones.

La previsión más pesimista sobre el hundimiento de la economía española por la pandemia llega desde el banco de inversiones norteamericano Morgan Stanley, que sitúa la caída del PIB de nuestro país en el 22,6%, lo que supone que España perderá 281.000 millones de su riqueza. Esa tasa aumentaría el paro en no menos de 11 puntos, es decir, más de 2 millones de personas. Los análisis obligan a un plan de recuperación económica global dotado con los suficientes fondos que permitan garantizar la recuperación de la economía y el empleo. De lo contrario, la situación se agravaría con una crisis social sin precedentes.

  • Los 14.000 millones anunciados son de adelantos del dinero que ya debían recibir las Comunidades o en créditos
  • La medida alivia las tensiones de tesorería de las regiones españolas generadas por su mayor gasto sanitario y la caída de sus ingresos propios por la pandemia

El gobierno de España no aportará 14.000 millones de euros en fondos extraordinarios a las Comunidades Autónomas para la lucha contra el coronavirus. 8.367 millones de euros de esa cuantía se corresponden con adelantos de transferencias de dinero que el Gobierno central debe hacer este año a las Comunidades por el sistema de financiación (entregas a cuenta 2020 y liquidación de 2018). Otros 5.500 serán mediante créditos que las Comunidades deberán devolver con intereses al gobierno central. No hay un refuerzo directo del Fondo de Garantía para la prestación de los servicios públicos esenciales, es decir no se produce una ampliación de los mecanismos ordinarios de financiación de las Comunidades Autónomas, más allá de alguna transferencia a fondo perdido, como la de 300 millones para atender a las personas más vulnerables. Por otra parte el gobierno central ha retenido los fondos de las Comunidades Autónomas para políticas activas de empleo, que superan tres veces esa cantidad. La medida adoptada por el gobierno es adelantar ese dinero y los créditos (los 14.000 millones) para que las Comunidades Autónomas puedan hacer frente a sus pagos, en un momento en que sus tesorerías pasan dificultades por el aumento del gasto sanitario y la reducción de sus ingresos propios, lo que amenaza el pago a proveedores y, en algún caso, de las nóminas de los empleados públicos.