www.clm21.es

PIB

  • Los informes económicos empujan a los gobiernos para que controlen los rebrotes, que sitúan como la principal causa en sus revisiones a la baja del crecimiento
  • Los ajustes a la baja deterioran el marco presupuestario del gobierno

Las estimaciones de los diferentes organismos y centros de estudio sobre el empeoramiento de la situación de la economía española y la ralentización de la recuperación meten presión a las administraciones públicas y a los partidos políticos, tanto en el terreno sanitario como en el de política económica y presupuestaria. El último informe en poner de relieve el empeoramiento del escenario es el del Banco de España. El organismo regulador cifra la caída del PIB en 2020 entre un 10,5% y un 12,6%, fija un escenario para 2021 de un crecimiento de entre el 4,1% y el 7,3% y pone en el año 2023 el horizonte a partir del cual se podría recuperar el nivel previo a la recesión provocada por la pandemia. Serían no menos de tres años perdidos, con más paro y menos volumen generado por los distintos sectores.

  • Los datos de la contabilidad nacional actualizados por el INE sirven de partida para cuantificar la caída del sector en 2020
  • El INE revisa la serie contable de 2017,2018 y 2019 y corrige a la baja el consumo interno el año pasado y al alza el externo

La estimación del avance de la contabilidad de España de 2019 realizada por el INE, confirma que el PIB de nuestro país creció un 2% durante el año pasado, pero no así el peso de los distintos componentes. El INE señala ahora que el consumo interior fue más débil del estimado inicialmente, (una décima) pero quedó compensado por un mayor peso del consumo exterior. Como consecuencia de la actualización de la serie contable, el crecimiento en volumen del PIB en 2017 se revisa una décima al alza, hasta el 3,0%. Por su parte, el correspondiente al año 2018 se mantiene en el 2,4%.

El jefe del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, ha mostrado hoy su satisfacción por los datos del Ministerio de Hacienda que acreditan que Castilla-La Mancha “es la región que más esfuerzo económico ha hecho para combatir el virus, la que más, con mucha diferencia, en relación a nuestra propia renta, y en términos absolutos la tercera”.

Nadia Calviño, vicepresidenta tercera del gobierno y ministra de Asuntos Económicos ha templado las cifras sobre el crecimiento de la economía española en el tercer trimestre. Si hace unos días el presidente Sánchez ponía en valor la cifra estimada por la AIREF del 15,2%, hoy su vicepresidente ha señalado que espera un crecimiento por encima del 10%. No obstante, la vicepresidenta ve que el crecimiento será robusto y se intensificará en 2021, aunque ha matizado que dependerá de cómo se controlen los rebrotes.

  • La riqueza regional se situaría en 38.241 millones de euros ligeramente por debajo de la alcanzada en 2016

Los servicios del Ministerio de Hacienda contemplan en sus cálculos que el Producto Interior Bruto de Castilla-La Mancha a final de año será de 38.241 millones de euros. La cifra supone que la pérdida estimada de la economía regional durante este año será de 4.318 millones de euros, lo que equivale a un -10,22% del PIB castellano-manchego, que en 2019 se situó en 42.559 millones de euros. Según los datos del Ministerio la economía castellano-manchega caerá una décima más que lo haga el conjunto del país.

  • Castilla-La Mancha perdería 3.900 millones de euros respecto al año pasado y estaría por debajo de los niveles alcanzados en 2017
  • Rebaja la destrucción de puestos de trabajo a 18.000 frente a la horquilla de entre 20.000 y 32.000 establecida en junio

La actualización por BBVA Research de las previsiones económicas para este año dentro de su Observatorio Regional para el tercer trimestre del año, deja la estimación de la caída del PIB en Castilla-La Mancha en 2020 en el -9%. El crecimiento negativo llevará aparejado la destrucción del 2,2% de los puestos de trabajo. El año que viene, la economía regional volvería a la senda positiva, con una evolución del 5,1% lo que repercutiría en un crecimiento del empleo del 0,5%.

El PIB español podría contraerse un 11,5% en 2020 y crecer un 7% en 2021, según el último informe ‘Situación España’ de BBVA Research, presentado este martes por Jorge Sicilia, director de BBVA Research y economista jefe de BBVA; Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico; y Miguel Cardoso, economista jefe para España. La contracción esperada para 2020 supone una rebaja de las previsiones del informe anterior -que estimaba una caída del PIB del 8% este año-, y se explica principalmente por la prolongación de las medidas de confinamiento por un periodo superior al esperado y por el mayor impacto de las restricciones sobre la demanda, al igual que lo ocurrido en otros países europeos. Sin embargo, la reducción de los contagios y la flexibilización de las restricciones han dado paso a una recuperación intensa. La expectativa de que ésta se prolongue se ve reforzada por los ambiciosos anuncios de política en Europa y un impulso fiscal significativo en España. Con todo, los riesgos siguen sesgados a la baja, en un entorno de todavía elevada incertidumbre.

En Castilla-La Mancha cae un 20,6% interanual y en España un 27,8%

  • La pandemia se ceba en la producción de los sectores del mueble, de confección y de automoción.
  • El agroalimentario y el químico, que son los de mayor peso en la economía regional, aguantan mejor el embate del Covid 19

El Covid 19 ha asestado un duro golpe a los sectores de la industria de bienes de equipo y de bienes intermedios de Castilla-La Mancha, la que trabaja para el desarrollo del resto de la industria. Tras un año espectacular en 2019, con crecimientos medios de la producción del 10% en bienes de equipo y del 3,8% en los intermedios, la pandemia ha hundido la producción de un ya de por sí mal arranque en 2020, común en todo el mundo. El sector de bienes de equipo acumula caídas medias en el año del 20,6% y el de componentes y bienes intermedios del 25,7%.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha revisado a la baja sus propias previsiones de crecimiento de la economía española para el tercer trimestre. Si el 21 de agosto cifraba la evolución en el 15,2% ahora lo deja en el 14,9%.

El servicio de estudios del BBVA corrige a la baja la previsión de crecimiento que realizaba la AIREF el pasado 21 de agosto en una foto. Su investigador jefe Rafael Domenech señala que “tras una caída acumulada del PIB en los dos primeros trimestres de 2020 del 22,7% respecto al cuarto de 2019, los datos más recientes indican que el PIB del tercer trimestre estaría creciendo un 13,5% respecto al segundo”. Aunque el informe advierte que la recuperación no será igual para las empresas.

  • Los indicadores de coyuntura reflejan que la economía castellano-manchega crece a mayor ritmo que la del conjunto del país

La economía española crecerá en el tercer trimestre un 15,2%, según las estimaciones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIREF). Este organismo emplea un modelo basado en los principales indicadores de coyuntura y se actualiza en función de la publicación de estos nuevos datos sectoriales de la economía española. La información es a día 21 de agosto y debe ser actualizada con los datos de hoy que reflejan una caída del sector turístico en el mes de julio, que han sido publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística.

  • Hostelería, comercio y transporte pierden 30.695 millones, (-45,8% anual).
  • El sector agrícola el único que crece en aportación de riqueza, sube un 16,1% en el segundo trimestre en comparación con el mismo periodo de 2019

En lo que va de año, la economía española ha generado 73.200 millones de euros menos que en el mismo periodo de 2019. El mayor quebranto se ha producido en el segundo trimestre, en el que el PIB ha retrocedido en 65.492 millones de euros en comparación con el mismo periodo del año pasado. Traducido a porcentajes, desde el 1 de abril al 30 de junio, el PIB español ha caído un 18,5% trimestral y un 22,1% en términos interanuales (datos ajustados de efectos estacionales y de calendario).

  • El PIB de Castilla-La Mancha crece un 1,3%, por debajo de la media nacional (2%) y de la Unión Europea (1,5%)
  • El PIB por habitante se sitúa en 20.876 euros, un 21% inferior a la de la media de los españoles

La economía castellano-manchega creció el año pasado en términos de volumen un 1,3%, en su peor evolución desde 2014. Un año antes, en 2018, el crecimiento experimentado por el PIB regional fue del 1,8%. La economía de nuestra Comunidad es junto a la asturiana la segunda que presenta peor resultado, sólo por delante de la de Castilla y León, que creció un 1,1%. La media nacional se situó en el 2%. Los datos forman parte de la Contabilidad Estadística regional de España y obedecen a la revisión que ha elaborado el Instituto Nacional de Estadística. El crecimiento de Castilla-La Mancha está por debajo de la media nacional de la Unión Europea, que fue del 1,5%

Las pérdidas del sector turístico español tendrán un impacto en la economía española de 75.000 millones de euros, el 6% del PIB nacional, según se desprende del último informe de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada sobre el Covid en el que se destaca el elevado peso del turismo y el comercio en la economía española y el fuerte impacto negativo que sobre estos sectores está teniendo la crisis sanitaria. Ese porcentaje de impacto negativo en el PIB supondría en el caso de Castilla-La Mancha un volumen cercano a los 2.500 millones de euros

  • Las operaciones se realizaron a través del Fondo de Liquidez Autonómica
  • Cataluña con 8.000 millones de euros fue la región que más dinero recibió de los mecanismos centralizados de endeudamiento

Castilla-La Mancha fue la cuarta región española con mayor volumen de refinanciación de su deuda a través de los fondos extraordinarios de financiación autonómica. En concreto, el gobierno regional acudió a este mecanismo para renovar 1.652 millones de euros de vencimientos.