www.clm21.es

agricultura

Los espumosos de la marca colectiva Cueva de Castilla-La Mancha, vinos elaborados en Villanueva de Alcardete (Toledo), se acercan al consumidor final gracias a la campaña de promoción promovida por el Gobierno de Castilla-La Mancha que se ubica en el Metro de Madrid hasta el 15 de diciembre.

  • El informe oficial del gobierno destaca la mejoría en el tercer trimestre y el mejor comportamiento de la economía regional sobre la nacional

“La coyuntura económica de nuestra región en el tercer trimestre de 2020 refleja una senda de mejoría, aunque aún dentro del entorno claramente negativo generado por la pandemia del COVID-19 desde finales del primer trimestre”. Esta es la principal valoración reflejada en el informe de coyuntura de la economía castellano-manchega a finales de septiembre. Este informe es elaborado por el Servicio de Estadística de Castilla-La Mancha, dependiente de la Oficina de Transparencia y Buen Gobierno de la Vicepresidencia del Ejecutivo. La principal aportación viene de los datos del sector agrícola cuyos indicadores apuntan a un fuerte tirón de un sector que en los últimos años ha tenido un mal comportamiento y ha rebajado el crecimiento final de la economía castellano-manchega. También del impulso de la licitación de la obra pública.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha garantizado que los Grupos de Desarrollo Rural de la región contarán con, al menos, los mismos recursos que actualmente perciben para realizar su labor en el territorio durante los dos años de transición de la PAC - 2021 y 2022 - con un incremento de 1,5 millones de euros para cada grupo. Y va a incrementar, además, su participación en el futuro periodo de programación.

El próximo viernes 16 de octubre, coincidiendo con el Día Mundial de la Alimentación, cerca de 90.000 agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha recibirán el abono de 352 millones de euros correspondientes al 70 por ciento del anticipo de la Política Agrícola Común (PAC).

Con el 80 por ciento del melón y la sandía ya recolectado en Castilla-La Mancha, la campaña cierra números en positivo, en un año en el que pese a la crisis sanitaria se han incrementado los precios en un 30 por ciento y las exportaciones de este cultivo social tras el cual se encuentran 2.000 familias. Castilla-La Mancha es líder en estos dos cultivos sociales “representativos” que generan empleo durante toda la campaña, sobre todo en estos momentos de la recogida gracias a un factor fundamental como es el agua.

Artículo de opinión de Lola Merino Chacón, presidenta nacional de AMFAR

Este jueves se ingresan en las cuentas de más de 11.500 agricultores y ganaderos profesionales de Castilla-La Mancha un total de 18,6 millones de euros, correspondientes a las ayudas para zonas de montaña y con limitaciones naturales significativas en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha 2014-2020, de la convocatoria de 2019

  • El PIB de Castilla-La Mancha crece un 1,3%, por debajo de la media nacional (2%) y de la Unión Europea (1,5%)
  • El PIB por habitante se sitúa en 20.876 euros, un 21% inferior a la de la media de los españoles

La economía castellano-manchega creció el año pasado en términos de volumen un 1,3%, en su peor evolución desde 2014. Un año antes, en 2018, el crecimiento experimentado por el PIB regional fue del 1,8%. La economía de nuestra Comunidad es junto a la asturiana la segunda que presenta peor resultado, sólo por delante de la de Castilla y León, que creció un 1,1%. La media nacional se situó en el 2%. Los datos forman parte de la Contabilidad Estadística regional de España y obedecen a la revisión que ha elaborado el Instituto Nacional de Estadística. El crecimiento de Castilla-La Mancha está por debajo de la media nacional de la Unión Europea, que fue del 1,5%

El delegado del Gobierno de España en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha valorado que el acuerdo alcanzado recientemente por los Estados miembros en torno a la futura Política Agraria Común (PAC) 2021-2027 “recoge las demandas planteadas por España”.

El Gobierno de Castilla-La Mancha se va a anticipar de nuevo, como ya hizo con la de la vendimia, con la publicación de una orden de medidas y obligaciones para aportar seguridad durante la campaña de la recogida de la aceituna debido a la situación extraordinaria por la pandemia sanitaria.

La Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha pedido unidad para seguir promocionando el queso manchego, un alimento único y que representa a Castilla-La Mancha en todo el mundo, y apostar por incrementar su presencia en el mercado nacional, consolidar los mercados existentes y abrir nuevos.

Castilla-La Mancha ha trasladado al Ministerio de Agricultura la necesidad de que los 101 millones de euros que le corresponderían a la región, dentro del fondo adicional del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) del plan para la recuperación para Europa, se incluyan en el actual Programa de Desarrollo Rural para que pueda ejecutarse en las anualidades 2021-2022.

Hoy, martes 18 de agosto, sale a información pública el proyecto de decreto que regulará la venta directa de productos agroalimentarios en Castilla-La Mancha, autorizando el suministro de pequeñas cantidades por parte del productor al consumidor final sin intermediarios. El decreto de venta directa permitirá apoyar y promover las cadenas de suministro de alimentos gestionadas por agricultores y ganaderos, como el queso o la miel, con el fin de establecer una relación directa con las personas consumidoras. “Al reducirse el número de intermediarios, los productores podrán obtener un reparto más equitativo del precio de venta final”, ha explicado el viceconsejero de Medio Rural, Agapito Portillo.

El Consejo de Gobierno ha aprobado hoy una asignación extraordinaria de 5,5 millones de euros para que los Grupos de Acción Local (GAL) puedan hacer frente a las consecuencias del COVID-19 en el medio rural.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha valorado el acuerdo alcanzado en Bruselas que permitirá la llegada de fondos para la reconstrucción económica por la crisis sanitaria y donde, además, se va a contar con un marco financiero plurianual 2021-2027, dentro del que se mantiene el presupuesto de la PAC, lo cual es una “buena noticia para España y el sector agrario”, teniendo en cuenta las “dificultades de la negociación”.