www.clm21.es

disolución de empresas

05/05/2022@21:56:15

En los cuatro primeros meses del año, el número de empresas de Castilla-La Mancha que entraron en concurso de acreedores (57) han aumentado en un 9,62% interanual y la disolución de compañías un 7,84% hasta las 399. Los datos forman parte del estudio de Informa D&B sobre concursos y disoluciones empresariales en España, en el que se refleja que en el mes de abril los sectores más afectados por cierres fueron el comercio y la construcción.

El año 2021 ha dejado 5.862 concursos y 27.760 disoluciones registradas en España, un 34% más en el primer caso y un 20% más en el segundo respecto a 2020, cifras que no se alcanzaban desde 2014 y 2013, respectivamente, según el 'Estudio sobre concursos y disoluciones' de Informa.

  • En el mismo mes se disolvieron en nuestra Comunidad 64 sociedades

La creación de nuevas empresas y el cierre de existentes se saldó en enero con un aumento de 161 compañías más operativas en Castilla-La Mancha. En el primer mes del año se constituyeron 225 compañías, un 4,3% menos que en el mismo periodo de 2020, en lo que ha sido el peor enero desde 2010. En esos primeros 31 días del año se disolvieron en nuestra Comunidad 64 empresas, un 3,2% más que un año antes.

  • 1

El número de concursos empresariales en Castilla-La Mancha durante los ocho primeros meses se han incrementado en un 42,9% respecto al mismo periodo de 2019, año previo a la pandemia. En total el número de sociedades concursadas en lo que va de año se eleva a 90. A nivel nacional el porcentaje de incremento es del 41%, con 3.941 compañías en concurso, según los datos de Informa B&D

La primera mitad del año registra el peor saldo de dinamismo empresarial de los últimos años

  • Por cada dos empresas que se crearon en Castilla-la Mancha durante el primer semestre del año, cerró una
  • El promedio del periodo en los años anteriores se sitúa en un cierre por cada seis aperturas

Por cada dos empresas que se crearon en Castilla-La Mancha durante el primer semestre del año, cerró una. La proporción es inusualmente elevada. En el mismo periodo de los cinco años anteriores el promedio de destrucción de compañías era de una por cada 6 sociedades nuevas. Este fenómeno se une a la mala evolución del empleo autónomo, que tan sólo en el último trimestre destruyó 7.000 puestos según la Encuesta de Población Activa. Los datos positivos lo aportan, por un lado, la reducción de expedientes concursales: 53 en todo el semestre frente a las 90 del mismo periodo del año pasado. Y, por otro, el hecho de que el cierre de compañías haya ido a menos mes a mes desde el inicio del año.