www.clm21.es

creación de empresas

La economía de Castilla-La Mancha registró el mejor mes de julio en cuanto a la evolución de su tejido productivo, con el mejor registro de saldo en la creación y disolución de empresas. En concreto, el crecimiento neto de compañías en el sector fue de 235, tras crearse 263 nueva y disolverse 28. Los datos del INE vienen a confirmar los avanzados hace semanas por el Colegio de registradores, que ya ha adelantado que en agosto ese crecimiento empresarial se siguió fortaleciendo

El tejido productivo de Castilla-La Mancha, lejos de lo que sucedió con la crisis inmobiliaria y financiera de 2008-2014, mantiene la resistencia ante la caída de la actividad que provocó la pandemia. En los seis primeros meses el saldo empresarial se salda con 1.355 compañías más operando en nuestra economía. Es la cifra más alta en un primer semestre desde 2016.

La creación de empresas en Castilla-La Mancha vuelve a la normalidad, tras un año marcado por la incertidumbre y las restricciones debido a la pandemia de coronavirus. Un año antes del estallido de la pandemia, en abril de 2019, el ritmo de creación de empresas era de 254 sociedades mercantiles al mes. En 2020 esta cifra se vio mermada hasta las 40 nuevas empresas. Ahora, en abril de 2021, la región registra un flujo de creación de empresas de 248 nuevas sociedades, en la línea de los datos pre-covid.

  • CLM es una de las CCAA con mejor evolución anual en la creación de empresas
  • Los concursos de acreedores también se incrementan un 50%

Las constituciones de empresas durante el mes de abril se han incrementado un 451,1% respecto a abril de 2020 en Castilla-La Mancha, pero ha caído un 6,8% frente al mismo mes del año previo a la pandemia, 2019, hasta alcanzar un total de 248 empresas. Asimismo, la región registró seis concursos de acreedores en abril, un 50% más respecto del 2019, según se desprende de la Estadística Mercantil del Colegio de Registradores.

  • Se reactiva el emprendimiento, aunque todavía sigue por debajo de los niveles previos a la covid

Durante el mes de febrero se produjo una reactivación en la creación de sociedades mercantiles en nuestra Comunidad Autónoma, alcanzándose el mayor volumen desde marzo del año pasado, aunque aún sigue por debajo de los niveles de febrero de 2020. En concreto durante el mes de febrero el saldo de empresas en la región aumentó en 230, tras la constitución de 270 nuevas compañías (-1,5% interanual) y la disolución de 40 (+2,6% interanual). El saldo es inferior en un 2,1%% al registrado en febrero de 2020, cuando en nuestra Comunidad se constituyeron 274 compañías y se disolvieron 39.

  • En Castilla-La Mancha durante el año pasado se constituyeron 2.232 nuevas sociedades, la cifra más baja de la serie desde 2008.

El coronavirus frenó el emprendimiento empresarial. La crisis económica derivada de la pandemia se dejó sentir el año pasado en la creación de nuevas compañías. En Castilla-La Mancha durante el año pasado se constituyeron 2.232 nuevas sociedades, la cifra más baja de la serie desde 2008. En comparación con el año pasado, se inscribieron en los registros mercantiles de nuestra Comunidad 506 compañías menos que en 2019 (-18,5%).

En CLM, 2020 arrastra los peores datos de constitución de sociedades en lo que llevamos de siglo

  • Sólo en la construcción y en la agricultura aumentan el número de empresas, mientras caen en la industria y los servicios
  • El número de compañías que cotizan a la Seguridad social cae a niveles de hace cinco años

A decir de los datos de la demografía empresarial, en Castilla-La Mancha el Covid ha enfriado los sueños de los emprendedores. Las oportunidades de negocio aparecen congeladas, salvo en la agricultura y la construcción, que son los únicos sectores que aumentan el número de empresas cotizantes a la Seguridad Social, en un escenario en el que las compañías existentes todavía mantienen las barreras de contención del empleo y en el que el ritmo de creación de empresas en los diez primeros meses del año es el más bajo del siglo y en el que las nuevas compañías ponen menos dinero en circulación en el mercado.

Tras la parálisis sufrida durante el estado de alarma y la hibernación de la economía, la actividad emprendedora en Castilla-La Mancha experimentó un fuerte impulso en julio, con 247 nuevas empresas, un 55% más que en junio y un 23,5% más que en el mismo mes de 2019. A pesar de este fuerte aumento de julio, el acumulado en el año deja la creación de empresas en nuestra Comunidad en 516 menos que en los siete primeros meses del año anterior (-29,67%). La caída es algo de tres puntos más que en el conjunto del país, donde el descenso es del 26,4%.

  • 1

La creación de empresas en Castilla-La Mancha creció un 52,7% en términos interanuales en junio, según el informe del Consejo General del Notariado, que sitúa a nuestra Comunidad con el mejor dato de España.

CEOE CEPYME Cuenca constata el buen inicio de año que se está produciendo en cuanto a constitución de sociedades mercantiles según se puede comprobar con los datos del INE.

En el primer trimestre del año la constitución de sociedades mercantiles en Castilla-La Mancha se incrementó un 27,5% respecto al mismo periodo del año pasado. En total fueron 872 las empresas constituidas en la región desde enero hasta finales de marzo, presentando un comportamiento mejor que la media nacional, en la que la constitución de mercantiles crece a un ritmo del 15,6%.

  • En el mismo mes se disolvieron en nuestra Comunidad 64 sociedades

La creación de nuevas empresas y el cierre de existentes se saldó en enero con un aumento de 161 compañías más operativas en Castilla-La Mancha. En el primer mes del año se constituyeron 225 compañías, un 4,3% menos que en el mismo periodo de 2020, en lo que ha sido el peor enero desde 2010. En esos primeros 31 días del año se disolvieron en nuestra Comunidad 64 empresas, un 3,2% más que un año antes.

No es tiempo para la aventura, a juzgar de los datos sobre la creación de empresas en Castilla-La Mancha en los once primeros meses de 2020, que ha caído a los niveles más bajos de la serie histórica. Hasta finales de noviembre, en nuestra Comunidad se constituyeron 2.014 compañías, 505 menos que en el mismo periodo de 2019 (-20%). Esa disminución en el dinamismo empresarial se vio acompañado por la escasa capitalización de las nuevas compañías. En total entre todas ellas escrituraron 42,3 millones de euros, una cuantía muy alejada de los 96 millones de un año antes y de los 131 del promedio alcanzado desde 2008, año en el que se inicio la crisis financiera e inmobiliaria en nuestro país.

  • Durante la pandemia se ha contenido la disolución de empresas y en los últimos meses se dispara el volumen de fondos en las ampliaciones de capital
  • Cae el emprendimiento tanto en el número de creación de sociedades, como en el capital puesto en circulación

Las medidas de preservación del tejido productivo adoptadas por las administraciones y la voluntad de los empresarios se dejan sentir en los movimientos societarios de las empresas de Castilla-La Mancha que, de momento, aguantan el impacto de la pandemia y las dificultades para los negocios. Durante los meses de hibernación de la economía y en la desescalada, se ha reducido el número de disoluciones de sociedades respecto al año pasado y han aumentado las inyecciones de dinero a través de ampliaciones de capital. No obstante, en ese clima de resistencia, también se crean menos compañías.