www.clm21.es

INE

El índice de Precios de Consumo se situó en diciembre en Castilla-La Mancha en los 104,698 puntos, tres décimas por encima de noviembre. No obstante, el balance del año deja una reducción de los precios en la región del 0,9%. A nivel nacional, la tasa de variación anual del IPC del mes de diciembre se sitúa en el -0,5%, tres décimas por encima de la registrada en noviembre.

  • La pérdida de volumen es general en todos los sectores (9%), especialmente el de fabricación de bienes de consumo no duradero (17,5%) y en el de bienes de equipo (13,5%)

La producción industrial media de 2020 (a finales de noviembre) cayó por debajo de los niveles de 2013, cuando las empresas manufactureras tocaron suelo en medio de la anterior crisis, y está casi un 40% por debajo del máximo alcanzado en 2007. Los datos anticipan que el volumen de fabricación de nuestra industria en 2020 será el peor ejercicio de la serie histórica. La caída acumulada de producción en los once primeros meses alcanza el 9%.

  • El PIB creció un 1,5% y no el 1,3% anticipado en julio
  • El PIB por habitante fue de 21.004 euros, el 79,5% de la media nacional y la renta disponible de 13.190 euros

El Producto Interior Bruto de Castilla-La Mancha creció el año pasado un 1,5%, dos décimas por encima de lo avanzado en julio (1,3%) por el Instituto Nacional de Estadística. La actualización de los datos se produce una vez incorporadas las estimaciones de la Contabilidad Nacional Anual en la Contabilidad Regional de España. Eso eleva a nuestra Comunidad del puesto 15 al 11 en el conjunto de Comunidades.

En noviembre el estudio de la revista Plos One, ya advertía que la pandemia ha provocado una reducción de la esperanza de vida al nacer, de 0,9 años, el equivalente a entre diez y once meses. El estudio situaba a Castilla-La Mancha, junto a Madrid y Cataluña, en el grupo de Comunidades donde el descenso será mayor. El dato rebajaría la esperanza de vida en nuestra Comunidad a los niveles de 2012 y se situaría en torno a los 82,6 años, uno menos que el alcanzado en 2019, donde nuestra Comunidad alcanzó el mejor registro de la serie histórica con una esperanza de vida de 83,6 años, igual que la media nacional.

Durante los meses más duros de la pandemia, de marzo a mayo, murieron en Castilla-la Mancha 3.288 personas por Covid-19 diagnosticado y otras 1.609 por Covid sospechoso. Estos datos sitúan a nuestra Comunidad con las mayores tasas de mortalidad del país por cada 100.000 habitantes, según los datos que acaba de hacer públicos el Instituto Nacional de Estadística.

El tercer trimestre se saldó en Castilla-La Mancha con el número más bajo de ejecuciones hipotecarias inscritas en los registros de la propiedad desde que existen registros (primer trimestre de 2014). Si 2019 cerró con una tendencia al alza en las ejecuciones hipotecarias debido a la ralentización de la economía pre-Covid, los nueve primeros meses de 2020 apuntan a una paralización parcial de las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas y fincas rústicas.

A pesar de que en septiembre en Castilla-La Mancha se constituyeron menos sociedades mercantiles que en el mismo mes del año pasado, las nuevas empresas pusieron comparativamente más dinero en circulación. El número de nuevas compañías está dentro del promedio para un mes de septiembre en los últimos años. Desde la vuelta a la normalidad el natalicio empresarial (tercer trimestre del año) ha aumentado en la Comunidad en tasa interanual un 6,03%. En ese periodo también se refleja un crecimiento (12,3%) en el número de sociedades disueltas.

  • En CLM se incrementa un 87% el número de deudores concursados en el tercer trimestre
  • La media nacional de concursados crece en un 51% con respecto al segundo trimestre y un 1,6% en tasa anual

En el segundo trimestre del año las cifras de los procedimientos concursales reflejaron el parón judicial a causa de la pandemia. Tras la primera declaración del Estado de Alarma en marzo, entre los meses de abril y junio se produjo un descenso del número de deudores concursados, con un recorte en Castilla-La Mancha, del 47,7% con respecto al mismo periodo del año anterior. Ahora, con la publicación de los datos del tercer trimestre del año, la estadística concursal refleja la vuelta a la normalidad de la actividad judicial con la recuperación del volumen de concursos perdidos durante el parón, así como el incremento provocado por la crisis económica que viene derivada de la pandemia.

Las cifras comparativas con el año anterior dan idea de las pérdidas de los alojamientos turísticos rurales de la Comunidad durante el mes de noviembre, caracterizado en 2020 por las restricciones de movimiento por el Covid. Si en noviembre del año pasado este tipo de establecimientos lograban atraer a 28.036 clientes, que generaron 59.603 pernoctaciones en el mismo mes de 2020, perdían el 92% de usuarios. Los 2.293 viajeros generaron 15.178 pernoctaciones. Las cifras volvían a golpear a un sector que en los once primeros meses del año ha perdido el 60% de su clientela y el 45% de las pernoctaciones.

  • El PIB creció un 1,5% y no el 1,3% anticipado en julio
  • El PIB por habitante fue de 21.004 euros, el 79,5% de la media nacional y la renta disponible de 13.190 euros

El Producto Interior Bruto de Castilla-La Mancha creció el año pasado un 1,5%, dos décimas por encima de lo avanzado en julio (1,3%) por el Instituto Nacional de Estadística. La actualización de los datos se produce una vez incorporadas las estimaciones de la Contabilidad Nacional Anual en la Contabilidad Regional de España. Eso eleva a nuestra Comunidad del puesto 15 al 11 en el conjunto de Comunidades.

  • Castilla-La Mancha y La Rioja son las Comunidades Autónomas más deflacionistas del país

El IPC se mantiene en noviembre en mínimos históricos. Tras desplomarse seis décimas en octubre en Castilla-La Mancha, llegando a una tasa de variación anual del -1,2, en noviembre una nueva caída de una décima deja el valor en -1,3. En el conjunto del país la tasa de variación anual del IPC se mantiene, situándose un mes más en el -0,8%.

  • Durante los primeros meses del año los precios subieron a pesar de la parálisis operativa
  • La vivienda nueva se encarece, mientras que la de segunda mano rebaja precios

En los meses de julio, agosto y septiembre los precios de la vivienda en Castilla-La Mancha apenas sufrieron variaciones, con un crecimiento trimestral del 0,4%. De esta forma, el Índice de Precios de la Vivienda (IPV) en la región, que recoge periódicamente el INE, quedó fijado en los 109,655 puntos, el valor más alto desde el cuarto trimestre del año 2012.

  • En Castilla-La Mancha el retroceso anual es ya de -5,5 puntos
  • El sector de la energía es el más afectado por la caída de los precios industriales

Octubre deja un nuevo descenso de los precios industriales, que retroceden ocho décimas en octubre en tasa anual, fijada en el -4,1%. Con este son ya dos los meses de caída del índice de Precios Industriales (IPRI), tras el breve balón de oxígeno que supuso el mes de julio. Los estragos de la segunda ola de la pandemia se dejan sentir en la industria del país, arrastrando los precios de un sector que todavía no ha terminado de recuperarse de las secuelas de la primera ola. En Castilla-La Mancha el impacto es aún mayor, con una tasa anual del IPRI en -5,5 puntos.

  • Desde la desescalada sólo recupera 3,5 puntos tras haber caído 7,4% en los estados de alarma de primavera
  • A nivel nacional sólo crece la industria farmacéutica (2,8%) y entre las mayores caídas los sectores de confección (-29,9%), automoción (-26,9%) y calzado (-27,2%)

La recuperación de la producción de la industria regional se mueve con lentitud. En los nueve primeros meses del año la manufacturación media cae un 9,7%. Desde la desescalada en junio sólo ha logrado recuperar 3,5 puntos, tras haber caído 7,4 durante el confinamiento de primavera.

  • Entre julio y septiembre, tras la vuelta a la normalidad, el sector recuperó la actividad y sólo se contrajo un 7,7% anual frente al 83,6% registrado en el confinamiento

Durante el tercer trimestre (julio-septiembre) los alojamientos de turismo rural de nuestra Comunidad registraron un descenso de las pernoctaciones de un 7,7% respecto a igual periodo del año pasado. Las 17.655 pernoctaciones menos, aunque negativas, se consideran asumibles por el sector que sin embargo teme que un nuevo confinamiento o los cierres perimetrales de las distintas Comunidades Autónomas terminen por ocasionar un nuevo boquete en sus cuentas como el producido durante la duración del anterior estado de alarma y la viabilidad de los negocios quede comprometida.