www.clm21.es

INE

La subida de los carburantes con el fin del Estado de Alarma favorece la recuperación del IPC

  • Baja la tasa anual de los Bienes COVID-19 y sube la de los Servicios COVID-19
  • En Castilla-La Mancha vivienda y transporte tiran del carro de la inflación

En junio finalizó el Estado de Alarma y se consolidó la desescalada tras dos meses de estricto confinamiento por la pandemia. Con la vuelta a la actividad, los precios de consumo frenaron su caída y en junio la tasa de variación anual nacional del IPC quedó fijada en el -0,3%, seis décimas por encima de la registrada en mayo. Además, la variación mensual del índice general es del 0,5%.

  • España registra mayor descenso del IPRI desde que hay registros
  • En Castilla-La Mancha hay que remontarse once años para encontrar un dato peor

En mayo los precios industriales volvieron a dejar números rojos en Castilla-La Mancha. Según recoge el Instituto Nacional de Estadística (INE), la variación anual de Índice de Precios Industriales (IPRI) quedó fijada en el -9,4 puntos, 1,8 puntos menos que en abril, el primer mes completo del estado de alarma. Es el segundo peor dato de la serie histórica desde 1975, año en el que se comenzó el estudio de los precios industriales y sólo lo supera el de julio de 2009 (-11,1 puntos).

  • Hostelería, turismo y automoción registraron en abril las mayores pérdidas de su historia
  • Hoteles (-95,9%), servicios de comidas y bebidas (-93,7%), agencias de viajes (-92,3%), taxi (-85,5%), venta de vehículos (-84,4%) y talleres (-72,3%), los más afectados

La paralización de la hostelería y la inactividad de los concesionarios y de los talleres fueron los elementos que se anotaron las mayores pérdidas de sus ingresos por la hibernación de la economía durante el estado de alarma. Sufrieron descensos de facturación del 94,4% y del 83%. Estos resultados junto a las pérdidas de las ventas del 33,2% del comercio y del 47,2% de las actividades administrativas y de servicios auxiliares provocaron que en su conjunto los ingresos del sector servicios, el más importante de las economías nacional y regional, sufriera el mayor descenso de su historia, con valores del -41,4% a nivel nacional y del 40,6% en Castilla-La Mancha.

La compraventa de viviendas durante el mes de abril, el mes más duro del estado de alarma, se desplomó un 39,2% con respecto al mismo periodo del año anterior. Así lo recoge el Instituto Nacional de Estadística, que señala que todos los territorios del país vieron caer en picado el número de operaciones de compraventa de viviendas en abril, el mismo mes en el que los portales inmobiliarios alertaron del intento de los vendedores de tirar al alza de los precios de venta de la vivienda.

En el primer trimestre del año el precio de la vivienda ha moderado su crecimiento. La media nacional redujo su tasa de variación anual cuatro décimas, hasta el 3,2%, la más baja desde el primer trimestre de 2015. Los datos estadísticos del precio de la vivienda recogidos por el INE no reflejan todavía los efectos reales de la pandemia sobre el precio de la vivienda, ya que únicamente recogen los 15 primeros días del estado de alarma. No obstante, el portal inmobiliario Fotocasa ya advirtió de una subida de precios del sector en abril, que dejó el precio de la vivienda un 0,5% más elevado, aunque esta premisa no se cumple en Castilla-La Mancha, donde, según recoge la web especializada, el coste de la vivienda se redujo un 3%.

Los precios de las industrias castellano-manchegas se redujeron un 3,5% en abril en términos mensuales y acumulan una tasa de variación anual del -7,5%. Un comportamiento causado por la crisis del petróleo, la emergencia sanitaria del COVID-19 y la entrada en vigor del estado de alarma. El propio Instituto Nacional de Estadística (INE) advierte de que durante este periodo muchas empresas han cesado su actividad o han rebajado su producción, por lo que no ha sido posible contactar con todos los informantes o estos no han podido cumplimentar la encuesta por no haber tenido ventas.

La alimentación se encarece, mientras que los gastos del hogar bajan

  • El INE ha tenido que crear categorías económicas de bienes y servicios específicos del COVID-19
  • La caída del IPC es más acusada en CLM que a nivel nacional

El Índice de Precios de Consumo (IPC) en abril registró un crecimiento mensual a nivel nacional del 0,3. En tasa interanual dejó un valor del -0,7, entrando en negativo con la tasa más baja desde agosto de 2016. Este comportamiento tan particular viene dado por el desplome de los carburantes, cuyo origen se remonta a antes de la crisis sanitaria, y las limitaciones impuestas por el estado de alarma en un mes en el que, según ha advertido el propio Instituto Nacional de Estadística (INE), miles de comercios debieron echar el cierre, limitando las compras a alimentación y online en la mayoría de los casos.

Durante el primer trimestre del año aumentaron un 8,7% las declaraciones judiciales de deudores concursados en Castilla-La Mancha. Ese aumento se dejó sentir especialmente entre personas y sociedades que se dedican a la actividad empresarial (25%), mientras se redujo entre las familias (16,7%). Los datos que recopila el INE se vieron afectados por el cierre de los juzgados en la segunda quincena de marzo por la declaración del estado de alarma. En total los declarados concursados en Castilla-la Mancha fueron 50, cuatro más que en el mismo periodo del año pasado. De ellos 35 fueron empresas, 7 más que un año antes y 15 personas o familias sin actividad mercantil, tres menos que en el periodo de referencia de 2019.

  • En mayo abrieron el 15% de los establecimientos de la Comunidad, con una bajada anual de la oferta de plazas del 84,4% y del personal empleado del 90,5%
  • La ocupación cayó 24 puntos y se quedó en 11,1%

A pesar de las limitaciones de movilidad interior y de mantenerse las fronteras exteriores cerradas, los datos reflejan que en Castilla-La Mancha había más prisas por reabrir y activar los negocios hoteleros que en otros puntos del país. En mayo se inició la reactivación del sector turístico en Castilla-La Mancha, a partir del día 11 en Cuenca y Guadalajara y del 18 en el resto de provincias. A finales del mes se habían activado en nuestra Comunidad 747 establecimientos, con 16.762 habitaciones y 32.421 plazas disponibles y estaban en sus puestos de trabajo 278 personas.

  • El sector soporta mejor el revés que el conjunto del país (-40,8%) gracias al peso de su industria agroalimentaria
  • La pandemia corta la recuperación de una actividad que inició su recuperación en 2017, tras la crisis anterior, y que batió récords en 2019

Los datos de abril confirman el duro golpe de la pandemia al sector industrial de Castilla-La Mancha, que el año pasado batió récords de cifra de negocios con un crecimiento del 13,3% anual, el porcentaje más alto de la década, y que se vio reforzado en los dos primeros meses del año (1,9% acumulado). Pero la pandemia ha provocado la caída en picado del volumen de ingresos de la industria de nuestra Comunidad en un 13,2% interanual en marzo que se ha visto agravado hasta el 32,8% en abril.

Dice el Instituto Nacional de Estadística, que en eso de la contar habitantes es la biblia civil, que Castilla-La Mancha gana población y que nuestra Comunidad se ha convertido en tierra de cuarentones. Son más de 329.600, uno de cada seis de todos los que vivimos en esta tierra y entre ellos, los que son más numerosos son los de 43 cumplidos. Respecto al 1 de enero del año pasado las novedades es que ganamos población a mayor ritmo (10.507 frente a 2.282), que sigue muriendo más gente de la que nace y que hay más personas que superan los 86 años que en 2019, destacando el crecimiento del número de centenarios.

La revisión estadística de las cuentas nacional y regionales de España, que ha llevado a cabo el Instituto Nacional de Estadística, rebaja el crecimiento del PIB nacional en 2016 en casi 5.000 millones de euros, (un 0,4%) sobre lo anticipado. En el caso de Castilla-La Mancha, la reducción es de 433,6 millones de euros, un -1,12%. En la escala regional se observan variaciones que oscilan entre el aumento del 2,4% en el caso de Baleares hasta el –1,8% de País Vasco. Este tipo de revisiones es homogéneo en toda la Unión Europea y se lleva a cabo cada cinco años.

Durante el mes de marzo, la creación de empresas registró una caída fuerte que fue generalizada en todas las Comunidades Autónomas. Durante el mes se crearon en España 6.767 compañías, un 28,3% menos que en el mismo periodo del año anterior, en el peor marzo de los últimos años en dinamismo empresarial. En el caso de Castilla-la Mancha la reducción fue del 39,8%, con el nacimiento de 171 sociedades, el peor marzo de la serie histórica.

  • Castilla-La Mancha es una de las tres Comunidades Autónomas que menos han acusado el efecto negativo de la pandemia
  • Las transmisiones patrimoniales retroceden un 28,9% en tasa anual

En el mes en el que el gobierno central decretó (el 14 de marzo) el estado de alarma y dio comienzo el duro régimen de confinamiento en el que el país lleva ya sumido casi dos meses, las operaciones de compraventa de vivienda cayeron un 18,6%, alcanzando su nivel más bajo en este mes desde 2016.

Los datos de febrero aún no recogen los efectos del coronavirus sobre la economía

El número de hipotecas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad en Castilla-La Mancha ascendió a 1.314 en el mes de febrero, semanas antes de que diera comienzo la mayor crisis sanitaria de la Historia moderna.