www.clm21.es

IPC

Tras dos meses consecutivos de descenso de los precios en la región, la tasa anual de inflación volvió a crecer en julio en Castilla-La Mancha, aumentando en dos décimas y situándose en el 0,4.

La inflación en el mes de junio volvió a caer en Castilla-La Mancha, dejando una reducción del IPC de hasta cinco décimas, siendo la sexta Comunidad que más redujo la tas anual de inflación en el último mes contabilizado por el Instituto Nacional de Estadística.

Un nuevo incremento del coste de la ropa y el calzado durante el mes de abril volvió a impulsar la inflación en Castilla-La Mancha, recogiendo así el comportamiento de los precios de la nueva temporada de primavera-verano. Con un encarecimiento de los precios del 10,4% mensual, este grupo arrastra el aumento de los precios de consumo de la región hasta los 105,012 puntos, un crecimiento del 1,6% en variación anual.

En enero Castilla-La Mancha lideró el descenso interanual del Índice de Precios de Consumo. En el primer mes del año la tasa anual del IPC retrocedió en catorce Comunidades Autónomas respecto a los datos de diciembre. El mayor descenso se dio en Castilla-La Mancha, con una bajada de precios de cinco décimas. En las tres regiones restantes los precios se mantuvieron en enero, mientras que la media nacional registró un retroceso de dos décimas.

El mes de noviembre deja buenas noticias para la inflación en todo el país. La tasa anual del Índice de Precios de Consumo cayó seis décimas con respecto a octubre, disminuyendo la presión que ejerce el encarecimiento de los precios en la economía. En Castilla-La Mancha también se redujo seis décimas la tasa anual del IPC durante el último mes, dejando la inflación de la región en el 2%, que sigue siendo por octavo mes consecutivo el registro más elevado del país.

CLM continúa siendo la región más inflacionista del país

Por sexto mes consecutivo Castilla-La Mancha vuelve a marcar la inflación máxima del país. En septiembre la región registró una subida de la tasa anual del IPC de dos décimas, alcanzando el 2,7%. La media nacional sitúa la subida de precios en 2,2%, cinco décimas por debajo. Esta situación de encarecimiento de la vida en Castilla-La Mancha, sumada a la reducción de los salarios, amenaza tanto al poder adquisitivo de la población como a la generación neta de riqueza e indirectamente y a todas aquellas actividades o magnitudes referenciadas al PIB, como pueden ser la el déficit público o la capacidad de endeudamiento, confirmando un temido proceso de desaceleración económica en la región.

El encarecimiento de los precios en CLM es el más elevado del país

Un mes más Castilla-La Mancha es la Comunidad más inflacionista del país. Agosto volvió a estar marcado por la escalada de precios, que dejan una tasa anual del 2,5% en la región, la más alta de España y tres décimas por encima de la media nacional. Como ya advirtió clm21.es, el encarecimiento de la vida en Castilla-La Mancha amenaza tanto al poder adquisitivo de la población como a la generación neta de riqueza e indirectamente y a todas aquellas actividades o magnitudes referenciadas al PIB, como pueden ser la el déficit público o la capacidad de endeudamiento, confirmando un temido proceso de reversión económica en la región.

Durante el mes de junio Castilla-La Mancha se mantuvo como la región española con mayor tasa de crecimiento anual del IPC. Esto significa que, en los últimos doce meses, nuestra Comunidad ha sido la que en mayor medida ha encarecido sus precios, con un alza del 2,6 puntos en tasa anual, dos décimas más que lo registrado en mayo.

Castilla-La Mancha registró en mayo la mayor bajada de la tasa anual del IPC del país. La inflación anual se ha visto disminuida en todas las Comunidades Autónomas en mayo respecto a abril. Los mayores descensos se producen en Castilla-La Mancha, Aragón y Comunidad Foral de Navarra, con bajadas de nueve, ocho y ocho décimas, respectivamente. Por su parte, Cantabria es la región cuya tasa anual registra el menor descenso, cinco décimas menos que el mes anterior.

Tras liderar en enero la caída de los precios por Comunidades Autónomas, Castilla-La Mancha registró en febrero la mayor subida del Índice de Precios de Consumo (IPC) junto a Navarra y País Vasco, todas con un incremento de tres décimas en el último mes contabilizado por el Instituto Nacional de Estadística.

Tras meses liderando el encarecimiento de los precios del país, diciembre relaja la presión sobre los bolsillos de los castellano-manchegos. La tasa anual del IPC se redujo en todas las Comunidades Autónomas en diciembre respecto a noviembre, y Castilla-La Mancha registró el mayor descenso, junto a Extremadura, con ocho y siete décimas menos respectivamente.

  • En los últimos doce meses la mayor subida de precios la ha experimentado el grupo de vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles
  • La dinámica inflacionista amenaza a la capacidad adquisitiva y a los valores relacionados con el PIB, como el déficit público

Siete son ya los meses en los que Castilla-La Mancha ha liderado la inflación del país en el último año. Mientras el incremento anual de los precios en el país se mantuvo en octubre en una media anual de 2,3 puntos, nuestra región fue la más inflacionista del país junto a Castilla y León, con un incremento de hasta 2,6 puntos, tan sólo una décima menos de lo registrado en septiembre. Como ya ha informado Clm21.es, el salario de los castellano-manchegos se ha visto reducido en los últimos tiempos, lo cual sumado a la escalada de precios amenaza seriamente la capacidad adquisitiva en la región.

Mientras que el coste de la vida se dispara un 2,5%

Los datos de coste laboral publicados por el INE revelan que en Castilla-La Mancha los salarios de los trabajadores siguen cayendo por segundo año consecutivo y han regresado a los niveles de junio de 2015. En el último año, según los datos al cierre del segundo trimestre, la caída registrada de los salarios es de las mayores de España, un 1,85%. Esta situación coincide con los registros de nuestra Comunidad como la más inflacionista del país, con una tasa del 2,5%.

La subida prevista de los salarios (2%) no alcanza para compensar la de los precios (2,6%)

La inflación en Castilla-La Mancha, la más alta de España, amenaza tanto el poder adquisitivo de la población como la generación neta de riqueza e indirectamente a todas aquellas actividades o magnitudes referenciadas al PIB, como pueden ser la el déficit público o la capacidad de endeudamiento. Con una tasa anual que se mantiene en el 2,6%, cuatro décimas por encima de la media nacional, la escalada de precios convive con una ligera caída de los salarios, según la encuesta de estructura salarial.

Durante 2016, primer año completo del gobierno regional en esta legislatura, el precio de la mano de obra se redujo en nuestra comunidad en un 2,2%. Castilla-La Mancha fue la segunda región española donde más cayó el precio del trabajo. El dinero pagado por los salarios sólo creció en Extremadura (0,6%) y Navarra (0,4%). El descenso medio en España fue del 1,3%. Sólo en el País Vasco (2,4%) los salarios cayeron más que en Castilla-La Mancha.