www.clm21.es

SOCIEDADES MERCANTILES

Los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística sobre la base de la información de los registros mercantiles confirman lo adelantado por clm21.es el pasado martes: la evolución del tejido empresarial en la región en los once primeros meses de 2018 fue la menor de los últimos seis años, a pesar de que se produjo un incremento en el nacimiento de compañías del 9,4% respecto a 2017. La destrucción de empresas es la más alta de los últimos años, lo que neutraliza el dinamismo empresarial.

  • En los diez primeros meses del año, el cierre de sociedades ha aumentado un 80% respecto a igual periodo de año pasado
  • Las nuevas compañías inyectan al mercado 83 millones de euros, 157% más que el año pasado

A pesar de que la constitución de empresas haya crecido en Castilla-La Mancha un 9,97% durante los diez primeros meses del año respecto a igual periodo del año pasado, el fuerte aumento de la disolución de sociedades, de un 80%, lastra el saldo empresarial (empresas creadas menos empresas disueltas) acumulado que presenta una evolución negativa (-0,8%). Este movimiento de fuerte crecimiento de la disolución de compañías provoca que el saldo de dinamismo mercantil neto de 2018 sea el más bajo de los últimos cinco años.

Crece un 558% en tasa interanual

Castilla-La Mancha lidera la destrucción de empresas en el mes de agosto junto a Madrid y Andalucía. En nuestra Comunidad se cerraron 125 compañías. Es el segundo peor dato mensual desde que el Instituto Nacional de Estadística empezó a ofrecer información del registro empresarial en enero de 2008. Sólo en diciembre de 2014 el tejido empresarial de la región contabilizó una mayor destrucción de sociedades mercantiles en nuestra Comunidad, en número de 142.

El saldo neto de empresas en 2018, el peor de la legislatura

El primer trimestre cierra como el peor de la legislatura en generación neta de empresas en nuestra Comunidad Autónoma, con un saldo de 641 compañías más operando, frente a las 685 de 2016 o las 788 de 2017. La caída es del 6,42% respecto al año pasado y del 18,65% respecto a 2016.

En los dos primeros cuatrimestres del año

En los primeros ocho meses del año se han creado en Castilla-La Mancha 1.793 empresas, que han puesto en circulación un capital de 45,51 millones de euros. Estas cifras de nuevas sociedades y de su capital social son las más bajas de los últimos cinco años. En relación con el mismo periodo del año pasado el dinamismo emprendedor en nuestra Comunidad ha caído un 24,57 por ciento.

Es el peor dato de constitución de sociedades mercantiles desde 2013

  • 1

La región presenta el saldo neto entre creación y disolución de sociedades más bajo de los últimos cinco años

  • Toledo es la provincia más dinámica de Castilla-La Mancha y presenta el mayor número de nuevas empresas y el más bajo de cierre de compañías
  • La disolución de empresas en la región aumenta un 82,33% en los nueve primeros meses del año

El tejido productivo crece de forma desigual en nuestra Comunidad Autónoma. Los mejores resultados durante los nueve primeros meses del año los obtiene Toledo, que es la provincia en la que se crean más compañías y se disuelven menos. Precisamente, la desaparición de empresas que venían operando en la economía regional se incrementa en un 82,33% y es el dato más destacado y preocupante de la evolución acumulada anual, junto al desequilibrio territorial en materia empresarial.

Abril deja un cuatrimestre con un saldo neto de empresas mercantiles del 1,9%

Castilla-La Mancha ha sido en abril la cara y la cruz dentro del conjunto de España en la variación de empresas mercantiles. La cara está representada por el porcentaje de incremento de nuevas empresas, un 36% más que en el mismo mes del año pasado, en el que se tuvo el registro más bajo desde que el Instituto Nacional de Estadística ofrece datos desagregados por Comunidades Autónomas. La cruz del movimiento empresarial viene dada por la evolución de empresas disueltas, un 44,8% más que en el mes de abril del pasado año.

El saldo neto empresarial mantiene la tendencia descendente y es el peor de la legislatura

En los dos primeros meses del año se produjo un fuerte incremento de la disolución de empresas en Castilla-La Mancha, lo que tiró a la baja del saldo neto de sociedades mercantiles.

La creación de empresas en la Región cae un 21,1% en tasa interanual

Se frena el dinamismo empresarial en Castilla-La Mancha en lo que llevamos de año. Los datos del Instituto Nacional de Estadística indican que en los siete primeros meses se crearon en nuestra Comunidad 1.664 sociedades, un 18,57 por ciento menos que en igual periodo del año pasado. Esa caída en la creación de sociedades se dejó sentir también en el dinero puesto en circulación por las mismas. En concreto, en lo que va de año, las nuevas compañías se capitalizaron con un total de 40 millones de euros, 16 millones de euros menos que la producida el año pasado.