www.clm21.es

plan de garantías juveniles

Se molesta cuando la integran en la generación ni-ni. Tiene 24 años ha terminado sus estudios superiores. Ha hecho las prácticas universitarias en una empresa privada. Luego ha prorrogado las prácticas con una beca del Banco de Santander. Y no deja de buscar empleo. Sin embargo, la metodología estadística la considera una de los 27.500 castellano-manchegos que forman ese 14,4% de los más de 190.000 jóvenes entre 16 y 24 años de nuestra a Comunidad que ni estudian ni trabajan. Pero a Ana le enerva que la engloban en el grupo. Ella -dice- pertenece a otra generación, a la que sí estudia pero no tiene oportunidades.
  • 1