www.clm21.es
La AIReF recomienda cambiar o cerrar el programa nacional de reindustrialización que este año dejará 38 millones en Castilla-La Mancha
Ampliar

La AIReF recomienda cambiar o cerrar el programa nacional de reindustrialización que este año dejará 38 millones en Castilla-La Mancha

miércoles 10 de julio de 2019, 20:00h
O el Programa de reindustrialización (Reindus) cambia o su elevado coste aconseja su “discontinuidad”. La conclusión del último de los siete informes sobre la eficacia del gasto público elaborados por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) amenaza la continuidad del Programa de Reiundistrialización (Reindus) en su actual formato. Este programa ha sido empleado por los sucesivos gobiernos de nuestra Comunidad para combatir los focos de crisis en el principal centro industrial de la Comunidad, Puertollano, y para impulsar el crecimiento de las industrias en esta comarca, y en otros puntos de la región, especialmente en Toledo y en el Corredor del Henares.
A finales de marzo el Ministerio aprobó 17 solicitudes de préstamos de empresas de Castilla-La Mancha por un valor de 38 millones de euros destinados a inversión. Se han presentado 27 empresas que han pedido ayudas por 68 millones de euros. Estas cifras dan idea de la importancia de estas ayudas en la economía de Castilla-La Mancha y del sector industrial, que, a pesar de la caída de su peso en el PIB regional (14,9%), todavía se mantiene dos puntos por encima de la media nacional. El informe de la AIReF llega en pleno diseño de la estrategia para impulsar al sector para que llegue a alcanzar el 20% en la estructura del PIB.

La conclusión de la AIREF, es la más taxativa de los siete informes sectoriales sobre el gasto público. El Plan fundamentalmente consiste en la concesión de préstamos para la inversión en naves, maquinarias y equipos, la creación o el traslado de establecimientos industriales (incluida la relocalización), la modernización de las líneas de producción, con una línea adicional para la industria conectada 4.0. El problema que ha detectado la AIReF es que algunos de los préstamos no se devuelven y que el empleo que se genera termina no siendo estable y desaparece pasado cinco años.

Los programas de reindustrialización cobraron especial fuerza en España en las cuencas mineras del carbón, por el cierre de los pozos y el final de la extracción del mineral y de la producción de energía empleando carbón. Los gobiernos inyectaron fondos a la reindustrialización como alternativa al cierre minero en León, Asturias, Teruel o Puertollano, por citar algunas zonas afectadas, que también han visto cómo desaparecían las centrales térmicas alimentadas por carbón, o las que quedan tienen fecha de caducidad.

Corría el año 2007 cuando Silicio Solar se instalaba en Puertollano para fabricar paneles fotovoltaicos en una planta que daría trabajo a más de 700 personas. Para el proyecto recibió más de 30 millones de euros en subvenciones. Cinco años después cerró. Siguió sus pasos Solaria, que también recibió ayudas públicas y dio empleo a 500 trabajadores. Cerró en 2014.

Sin embargo, las ayudas a la industrialización, aunque con ecos negativos como los señalados, han permitido impulsar la industria de bienes de equipo y tecnológica de la Comunidad Autónoma, y han tenido especial incidencia en el desarrollo e innovación de empresas farmacéuticas, agroalimentarias, químicas, textiles, de artes gráficas o de prefabricados para la construcción.

El programa para este año fue aprobado en diciembre por el Consejo de Ministros y contempla destinar 400 millones de dinero público. El gobierno central confía en que genere un impacto de 560 millones de inversión inducida y permita la creación de 1.000 puestos de trabajo directo.

El informe de la AIReF va a permitir al gobierno regional incluir más elementos de evaluación para avanzar en su eficacia y esta es una de las principales medidas que deberá acometerse en esta etapa en la que se debe definir e impulsar la estrategia de industrialización en el horizonte 2030.

El gobierno regional ya hizo suyo el informe de la AIReF sobre el gasto farmacéutico de las administraciones públicas. Sus conclusiones y propuestas fueron bien recibidas por el Ejecutivo de Castilla-La Mancha, en la medida en la que, por ejemplo, proponía la compra de medicamentos mediante subasta. Este sistema ha sido defendido por el gobierno regional, porque tan sólo en el gasto en recetas médicas puede suponer un ahorro de casi 50 millones de euros a la Comunidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.