www.clm21.es

AIReF

Se mantiene el apalancamiento creciente y “el riesgo muy alto de sostenibilidad financiera”

  • La región, con una calificación de "bono basura" por la agencia Moody’s, tendría muchas dificultades para financiarse en el mercado en caso de desaparecer el FLA
  • En los últimos años el nivel de deuda ha ido bajando en relación al PIB, gracias al crecimiento de la economía

El último informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal viene a profundizar en la preocupante deuda pública que tiene Castilla-La Mancha, que junto a Cataluña, Valencia y Murcia, presentan un “riesgo de sostenibilidad financiera muy alto”, los mayores de España. A juicio de la AIReF las dos principales vulnerabilidades del conjunto autonómico siguen siendo el elevado nivel de endeudamiento y la creciente dependencia de los mecanismos extraordinarios de financiación, que limita los incentivos de vuelta a la disciplina de mercado, es decir, el poder acudir al mercado financiero a pedir créditos.

  • El informe sostiene que la economía castellano-manchega tendrá un mejor comportamiento que la nacional en el periodo 2018-2020

La economía castellano-manchega se desacelerará en los próximos dos años y ese frenazo tendrá su repercusión en la generación de empleo, que pasará de crecer el 4% en 2017 a hacerlo en tasas del 2,1% en 2020. Esos son los datos más destacados del último observatorio de la economía regional de España, publicado por el BBVA Research. Un informe que en lo que respecta a 2018, presenta unos datos mucho más optimistas en cuanto al crecimiento del PIB, que los del avance realizado a primeros de mes por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

Con un peor comportamiento de las exportaciones

Castilla-La Mancha cerró 2018 con un crecimiento económico del 1,8%, según las estimaciones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). El resultado que se mueve en términos positivos, refleja una desaceleración de la economía regional, que se produce a mayor ritmo de la nacional. Sin embargo el elemento positivo se produce tras el acelerón en el último trimestre, en el que la economía regional habría crecido un 0,8%. A tenor de los resultados parciales, y a falta de que el Instituto Nacional de Estadística haga públicas las Cuentas Regionales y sus componentes, todo parece indicar que el empujón final se produjo por un crecimiento de la demanda interna, tanto pública como privada, que se convierte en el principal agente dinamizador de la economía de nuestra Comunidad.

Castilla-La Mancha necesitará 2.000 millones de euros este año para refinanciar su deuda y para poder hacer frente a la cobertura de su déficit anual. El progresivo aumento de las necesidades financieras se produce en medio de un anunciado cambio de escenario monetario que anticipa un mayor coste, al cerrar el Banco Central Europeo el programa de adquisición de deuda pública en el mercado secundario, además de coincidir con una desaceleración de la economía y con la dificultad para llegar al equilibrio de las cuentas públicas anuales. Precisamente, el endeudamiento es el mayor riesgo financiero que tiene la Comunidad Autónoma y así viene siendo señalando de forma reiterada por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). En 2018 el endeudamiento le costaba al gobierno regional en gastos e intereses 214 millones de euros.

Crónica política: Semana de malos datos de deuda, déficit y gasto y del regreso de las batas blancas

La situación política de Cataluña pesa cada vez más en la política regional. Y ya empiezan a oírse voces dentro del PSOE que muestran disconformidad con la línea que se está siguiendo desde el gobierno. El martes se reunía el Grupo Parlamentario Socialista del Congreso de los Diputados. Lo que desde la dirección se planteaba como un encuentro de trámite terminó con intervenciones sobre la política en torno a Cataluña y el impacto que esta ha tenido en las elecciones andaluzas. La contestación llegó entre otros del ex presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, que se lamentó de que no se hubiera realizado un debate autocrítico sobre los resultados del 2 de diciembre.

Crónica política: Las responsables del programa viajan a USA y Méjico para buscar grandes proyectos económicos para CLM

  • El programa aprobado por las Cortes de apoyo al comercio tradicional está dotado en 2018 con 575.000 euros

Anda la consejera de Economía, Patricia Franco, y su directora general de Turismo, Comercio y Artesanía, haciendo las Américas para traer fortuna a Castilla-La Mancha. Y el presidente y su consejero de Agricultura hacen lo mismo en Europa para hablar del vino, ahora que Europa plantea recortar la PAC con el tijeretazo presupuestario que viene como consecuencia de la salida del Reino Unido, que dejará de aportar fondos a la Unión. Apuran los últimos suspiros de su mandato y lo hacen subidos a un avión y con sus agendas vestidas de interés económico.

Debe 14.729 millones, de ellos 11.000 millones al Estado

  • Es la segunda región española con mayor nivel de deuda en relación a su PIB (el 35,7%) sólo superada por Valencia ( 41,9%)

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) advierte de que el riesgo de sostenibilidad financiera “es muy alto en las Comunidades de Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunitat Valenciana y Región de Murcia, Comunidades que actualmente registran un endeudamiento muy elevado (y alejado de porcentaje de referencia legal del 13%), y que, bajo un escenario de política no cambiante, no se reduce significativamente en la próxima década”.

Crónica política: Del anticipo electoral y el presupuesto fantasma

Andan todos a vueltas con el anticipo electoral. Y esa es una facultad exclusiva del presidente del gobierno. Y se entiende que PP y Ciudadanos hablen y propugnen ese adelanto. Choca que quien hable de ello sea un presidente de Comunidad Autónoma y del mismo partido que Pedro Sánchez.

  • “Aunque la distancia respecto al objetivo se ha moderado sustancialmente en los últimos años, sigue manteniéndose una brecha; y las posibilidades efectivas de actuación de la Comunidad para cerrarla a corto plazo son limitadas”
  • En 2019 la AIReF “considera improbable que cumpla con el objetivo de déficit del 0,1% en 2019”

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) considera “improbable que la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha alcance el -0,1% del PIB para 2019, apreciándose un riesgo moderado respecto al cumplimiento de la regla de gasto”. El nuevo informe de la AIReF incide en la dificultad que tiene Castilla-La Mancha para poder cumplir los objetivos de estabilidad presupuestaria. Una dificultad que, descontado el efecto de la gestión del gobierno, tiene también una componente estructural: “Se observa -dice la AIReF- que aunque la distancia respecto al objetivo se ha moderado sustancialmente en los últimos años, sigue manteniéndose una brecha; y las posibilidades efectivas de actuación de la comunidad para cerrarla a corto plazo son limitadas, tanto más cuanto que una parte importante de su gasto está condicionado por medidas adoptadas con carácter general”.

El PIB español se incrementó un 2,4%

  • En el último trimestre el crecimiento fue del 0,8%, una décima superior a la media nacional
  • El impulso del último trimestre no evita que la economía regional mantenga su desaceleración anual

La economía de Castilla-La Mancha creció un 1,8% en 2018, según las estimaciones realizadas por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). A pesar del repunte experimentado en los tres últimos meses del año, en el que el crecimiento fue del 0,8% en tasa trimestral, la economía regional mantiene su proceso de desaceleración.

  • Se modera el gasto de las familias y se produce un fuerte frenazo de las exportaciones
  • Por sectores, la agricultura se contrae, la industria frena su crecimiento, la construcción acelera con fuerza y los servicios mejoran ligeramente

Los datos del Instituto Nacional de Estadística referidos al tercer trimestre confirman la desaceleración de la economía española, que crece en tasas anuales del 2,4%, cinco décimas por debajo de lo que lo hacía un año antes. Esta cifra está una décima por debajo del dato adelantado en octubre.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), considera “muy improbable” que Castilla-La Mancha cumpla el objetivo de estabilidad presupuestaria y rebase el límite del 0,4% de déficit establecido para las Comunidades Autónomas. La estimación de la AIReF, que se acaba de conocer, está realizada a partir de los datos presupuestarios y financieros de finales del tercer trimestre del año.

Financiación, deuda, paro, inflación, y mala gestión presupuestaria, causas de la mayor desaceleración

La economía regional se desacelera a mayor ritmo que las previsiones más pesimistas y su crecimiento ya está por debajo del 2%. Según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) la economía castellano-manchega habría cerrado el tercer trimestre del año, con un incremento interanual del 1,9%. El ciclo de desaceleración de la economía regional se inició a mediados de 2016, coincidiendo con las políticas económicas del actual gobierno y se ha ido agudizando tocando el punto más bajo a finales de septiembre de 2018.

  • Tercer y cuarto trimestres, generalmente positivos en la generación de empleo, claves para los resultados de este año
  • El día 25 la EPA dará cuenta de la evolución del mercado de trabajo en el tercer trimestre del año

El día 25 se conocerá la Encuesta de Población Activa (EPA) referida al tercer trimestre del año y el 31 el avance del Producto Interior Bruto (PIB) del tercer trimestre. Los datos del paro registrado en las oficinas públicas de empleo y las cifras de altas en la seguridad social apuntan a que la EPA, aunque positiva, presentarán la peor evolución en los últimos años. A falta de conocerse los datos de contabilidad nacional, los informes de coyuntura también anticipan la desaceleración de la economía regional, que sería una de las causas que se encontraría tras esa peor evolución de ocupación y paro.

El informe de seguimiento de la gestión financiera de las Comunidades Autónomas con los datos de agosto ha llevado a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) a mantener su consideración de que es improbable que Castilla-La Mancha cumpla con el objetivo de déficit del 0,4% del Producto Interior Bruto (PIB) a finales de año. Asimismo, mantiene la existencia de un riesgo moderado de que el gasto público de la Junta crezca por encima del 2,4% establecido como límite, lo que supondría el incumplimiento de dos de las tres obligaciones fiscales para la sostenibilidad, a falta de conocer los ajustes aplicados a la deuda pública, que ya alcanza el 36,1% del PIB y llega a los 14.729 millones de euros.