www.clm21.es

AIReF

Crónica política: De donde dije que no sería candidato a que me aclamen para serlo

26/07/2018@18:43:42
Aunque la economía castellano-manchega creciera muy por debajo de la media nacional el año pasado y mantuviera la tendencia en el primer trimestre del año… Aunque no hayamos cumplido ningún año con el objetivo legal de estabilidad presupuestaria… Aunque el gobierno regional cerrara junio con un déficit presupuestario de casi 400 millones… Aunque la AIReF anticipara que en 2019 tampoco se cumplirá el déficit… Aunque el crecimiento de dos de los motores principales de la economía regional empiecen a dar signos de fatiga… Aunque se haya reducido el gasto de las familias de la región… Aunque en los últimos nueve meses el saldo neto del empleo sea negativo… Aunque seamos la cuarta región española con más paro, duplicando el de la que menos tiene…

El Consejo de Política Fiscal y Financiera abordará esta tarde la posible ampliación del margen de déficit para las Comunidades Autónomas y la ansiada propuesta de las regiones con gobierno del Partido Socialista de establecer “una armonización” entre regiones en los impuestos de sucesiones y donaciones. Este impuesto presenta una gran diferencia tanto en tipos como en bonificaciones entre las diferentes regiones, que tienen capacidad legislativa sobre el mismo. Y así hay algunas Comunidades como Madrid que han empleado su capacidad normativa para, dentro de su autonomía política y fiscal, rebajar los impuestos a sus ciudadanos, mientras otras, entre las que se encuentran las gobernadas por el PSOE, lo han hecho para subir esos impuestos.

La “herencia recibida” que el actual gobierno consideró alarmante se ha deteriorado

“La situación económico-financiera… es muy preocupante, al superar ya con creces el objetivo de déficit para todo el año, presentar un alto nivel de ejecución del presupuesto de gastos, con graves agujeros contables, y contar con una tesorería sin apenas liquidez.” Estas palabras, pronunciadas por el consejero de Hacienda en agosto de 2015 cuando el nuevo gobierno echaba a andar, bien pudieran aplicarse total o parcialmente a la situación actual, al cumplirse los tres años de Emiliano García-Page en la Presidencia de Castilla-La Mancha.

En la actualidad recibe el auxilio financiero del Estado a través del Fondo de Liquidez Autonómica

En el primer trimestre del año no ha variado el riesgo de sostenibilidad financiera que viene registrando la Comunidad Autónoma en los últimos años, que sigue siendo “muy alto”, según el Observatorio de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), que sitúa a Castilla-La Mancha entre las cuatro regiones españolas con mayores problemas. Tanto es así que este organismo considera que “no resulta factible” que Castilla-La Mancha pueda volver a la disciplina de los mercados, lo que se traduce en la dificultad para obtener créditos en el sector financiero privado.

El primer trimestre creció un 0,5% frente al 0,7% nacional

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha confirmado el proceso de desaceleración económica de Castilla-La Mancha. Sus estimaciones, realizadas sobre los principales indicadores, sitúan a Castilla-La Mancha como la penúltima Comunidad en crecimiento económico durante el primer trimestre del año. El PIB regional se incrementó un 0,5% en los tres primeros meses del año, dos décimas por debajo de la media nacional que llegó al 0,7%. Sólo Asturias presenta peores resultados que Castilla-La Mancha, con un índice del 0,3%. Castilla y León obtiene el mismo 0,5% que nuestra región.

Debido a su endeudamiento, que alcanza el 36% del PIB

Las regiones del arco mediterráneo y Castilla-La Mancha presentan un riesgo muy alto de sostenibilidad financiera debido al elevado peso de su deuda pública, según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). Están en el nivel más peligroso de incumplimiento de los seis que establece la institución y que responde no sólo al total de deuda, también a la evolución de la misma en relación al presupuesto, la capacidad de pago o las condiciones económicas generales, incluyendo la situación del mercado de trabajo.

La AIReF partidaria de que destinen su superávit a estos servicios públicos

La negociación del modelo de financiación autonómica ya no es cuestión de dos: Gobierno central y gobiernos regionales. El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), José Luis Escrivá, ha introducido una nueva variable en el proceso, al plantear en su comparecencia en el Congreso de los Diputados que los ayuntamientos están sobrefinanciados y podrían asumir competencias que ahora tienen las Comunidades Autónomas, en especial los servicios sociales y la atención a la dependencia. Esta propuesta abre el planteamiento a que exista una negociación global sobre el reparto de fondos entre todas las administraciones públicas territoriales: central, regionales y locales, y de la Seguridad Social.

El CEPREDE ya erró en sus cálculos de crecimiento de la economía nacional y regional para 2017

El gobierno del presidente García-Page ha tratado de poner buena cara al mal dato de crecimiento económico de nuestra Comunidad Autónoma en 2017. Para ello, en lugar de explicar las causas de que nuestra Comunidad sido de las últimas en dinamismo económico, ha tratado de silenciarlo echado manos de las previsiones del Centro de Predicción Económica (CEPREDE) para la economía nacional y regional para 2018. En lugar de los datos reales de 2017 ha preferido hablar de unas predicciones para 2018. Este Centro ya falló estrepitosamente con sus predicciones económicas para el año pasado.

Las dos décimas más permitirían al gobierno regional una desviación de 252 millones

A falta de un nuevo modelo de financiación, el gobierno central está dispuesto a ceder alguna décima más en los objetivos de déficit de las Comunidades Autónomas para este año y el que vine. Al menos así lo espera el consejero de Hacienda de Castilla-La Mancha, Ruiz Molina. El gobierno de España ya ha comunicado a Bruselas que en 2018 que el déficit público será del 2,7% del PIB, en lugar del 2,2% que exigía la Unión y al que se comprometió el anterior Ejecutivo. Para 2019 la cifra será del 1,8% en lugar del 1,3%. Es una desviación de cinco décimas. Tras varias variaciones al alza, las previsiones de déficit para las Comunidades autónomas ahora mismo están fijadas en el 0,4% para 2018 y 0,1% para 2019.

La Región cierra el primer cuatrimestre del año con un déficit de 214 millones de euros

El deteriorado balance de las cuentas de la Junta de Comunidades se agravó al final del primer cuatrimestre. Castilla-La Mancha cerró abril con un déficit de 214 millones de euros. La cifra equivale al 0,51% del producto Interior Bruto (PIB) regional. El límite del déficit para las Comunidades Autónomas en 2018 está fijado en el 0,4% de su PIB (equivalente a 167 millones de euros). Castilla-La Mancha lo supera en un 27%. El incumplimiento del déficit obliga a realizar ajustes y recortes del gasto. Mientras el conjunto de regiones españolas han logrado reducir su déficit en tasa interanual un 33,33%, el gobierno del presidente García-Page ha aumentado el de Castilla-La Mancha en un 18,6%. La Comunidad con el saldo más saneado es País Vasco con un superávit de 418 millones de euros (0,56% de su PIB) y la que presenta más deterioro es Navarra con un déficit del 0,66% de su PIB que equivale a 137 millones. Castilla-La Mancha es la segunda Comunidad con mayor déficit.

Mantiene los “riesgos muy altos para la sostenibilidad financiera” de Castilla-la Mancha

El organismo independiente que vela por el cumplimiento de las reglas de estabilidad y sostenibilidad de las administraciones públicas españolas, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), ha empeorado sus previsiones en comparación a las que hizo en octubre respecto al posible cumplimiento por Castilla-La Mancha de dos de los tres indicadores: déficit público y regla del gasto. Respecto a la deuda pública, mantiene que la región cumplirá el límite establecido, pero advierte del “riesgo muy alto de la sostenibilidad financiera” de la Comunidad.

Crónica política: Otra semana de malos indicadores y van….

Alguien le pasó el dato parcial al presidente y García-Page, de visita en Illescas, dijo aquello de que “Castilla-La Mancha vuelve a ser la segunda región española con mayor dinamismo empresarial (13,1%)”. Se olvidaron de darle al presidente el segundo dato, el que venía en el renglón siguiente de la información oficial: “En cuanto a las sociedades disueltas, las tasas más elevadas se dan en Comunidad Foral de Navarra (240,0%), Illes Balears (73,5%) y Castilla–La Mancha (55,0%)” (Instituto Nacional de Estadística).

Además de asumir un recorte de 8.000 millones por el modelo de financiación aprobado por los gobiernos socialistas de 2009

Lunes 26. Unos días antes había anticipado a los sindicatos que la Junta esperaba cumplir el déficit al menos en los cálculos provisionales que se hacen en marzo, que estaría en el límite, pero cumpliría. Aunque, de igual modo, estaba seguro de que en la revisión de finales de septiembre, en la que se establecen los datos definitivos, la Junta sobrepasaría esa barrera del 0,6% del PIB (240 millones de euros) y que finalmente, y por tercer año consecutivo, el presidente García-Page incumpliría el objetivo de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera.

Con los datos presupuestarios de noviembre cifraba las probabilidades en el 23%

España cumplirá con el objetivo de déficit del 3,1%. El sector autonómico es muy probable que cumpla con su límite del 0,6%. Dentro de las Comunidades Autónomas, se considera que Castilla-La Mancha es improbable que cumpla con ese objetivo. Esas son las principales conclusiones de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) tras el análisis de las ejecuciones presupuestarias de las diferentes administraciones de nuestro país a 30 de noviembre.

El crecimiento regional en 2017, por debajo de las previsiones de la Junta y de la media nacional

Los cálculos del crecimiento del PIB hechos públicos por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) han supuesto un jarro de agua fría al optimismo derramado por el ejecutivo del presidente García-Page en materia económica. El crecimiento del 2,8% está por debajo de las previsiones optimistas del propio ejecutivo autonómico y por debajo de la media nacional. Los datos reflejan que sólo tres regiones crecieron menos que Castilla-La Mancha y que, mientras el conjunto del país mejoró sus previsiones en una décima a pesar del impacto negativo de la crisis catalana, la economía castellano-manchega se quedó dos décimas por debajo de las previsiones oficiales del equipo del presidente García-Page.