www.clm21.es
Estos son los factores que determinarán la actividad económica en 2020
Ampliar

Estos son los factores que determinarán la actividad económica en 2020

  • Un marco regional político y económico más estable, en un escenario nacional más radicalizado
  • A nivel internacional las elecciones norteamericanas marcan los movimientos de los actores

martes 07 de enero de 2020, 21:22h
La economía castellano-manchega inicia el año con un marco más estable en lo político, en lo económico y en lo monetario que el vivido en 2019, tanto a nivel regional como nacional o internacional. Ese clima más propicio permite mejorar las perspectivas de la actividad económica, que todavía se ven afectadas por la incógnita sobre las grandes decisiones en política económica del nuevo gobierno nacional y, sobre todo, del impacto de su nueva política fiscal y laboral.
En el ámbito regional, las claves vienen dadas por la estabilidad política, con un gobierno en mayoría absoluta, la existencia de un presupuesto y el compromiso del presidente del gobierno de España de abordar de inmediato el nuevo sistema de financiación. Las dificultades residen fundamentalmente en la debilidad estructural de las finanzas públicas, fruto de un fuerte déficit sistémico y la elevada deuda pública, como consecuencia de un mal modelo de financiación y de las políticas expansivas erráticas del gasto regional incluso en los primeros años de la crisis. Se está a la espera de conocer el cierre de la contabilidad nacional de 2019, algo que no se sabrá hasta finales de marzo o abril. Los últimos datos no auguraban nada positivo. En octubre las cuentas públicas presentaban un déficit de 612 millones, cuando a final de año no podían rebasar los 44. El propio gobierno regional daba por sentado en sus últimas previsiones que el déficit estaría en el entorno de los 135 millones y la AIReF, más pesimista, lo incrementaba por encima de los 400 millones.

Sea como fuere, esa diferencia obligará al gobierno autonómico a realizar las correcciones pertinentes en 2020 para absorber el exceso de 2019, con una dificultad añadida: equilibrar las cuentas públicas de 2020, sin incurrir en déficit.

En el sector privado, la confianza se deposita en una corrección del proceso de desaceleración iniciado en 2017 y que ya el año pasado se empezó a notar en el empleo, con un aumento del paro, algo que la economía regional no vivía desde 2012. El gobierno confía en que esa moderación en la frenada revierta la tendencia y se vuelva a la senda de creación de empleo, con unas previsiones oficiales de alcanzar una generación de 16.000 puestos de trabajo.

Algunos signos de esa moderación se dejaron sentir cumplido el ecuador del año pasado, con una recuperación de la facturación de nuestras empresas en el exterior, un aumento de las ventas del comercio minorista y un buen comportamiento del sector turístico, todo ello apoyado por un mantenimiento de la actividad industrial, un sector que se ha visto obligado a una rebaja de precios para mantener su competitividad. El impacto del sector agrícola, con una caída de las cosechas en los principales productos (vino, cereales, girasol), va a depender finalmente de los precios de comercialización. En la construcción, el empeoramiento de las expectativas económicas, de un lado, y la nueva regulación hipotecaria, se han dejado sentir sobre un mercado que empezaba a moverse, aunque todavía es incapaz de absorber el stock generado durante el boom del ladrillo.

Las claves del escenario nacional e internacional que directa e indirectamente afectarán a nuestra economía regional pasan por: Las elecciones norteamericanas de noviembre, el nuevo gobierno de coalición de España, la escalada de precios en las materias primas, la definitiva salida de Reino Unido de la Unión Europea, las previsiones de avanzar en el camino hacia el fin de la políticas monetarias de tipos negativos, la moderación de la desaceleración y el mantenimiento de la actividad económica.

Las elecciones de noviembre en Estados Unidos marcan el tablero geopolítico y geoeconómico: Desde la distensión en la guerra arancelaria con China hasta los movimientos bélicos en Asia protagonizados por la Casa Blanca, que han disparado el precio del petróleo en los últimos días (durante 2019 el Brent se encareció un 32,1%). No ha sido la única materia prima que se ha encarecido con fuerza. Los minerales industriales como el níquel se han revalorizado un 31,8%, los del hierro un 29,6% y los del cobre un 4,5%. En el sector agrícola los precios del trigo ha subido un 13,61%, los de la soja un 11% y los del maíz un 8,9%.

En el escenario internacional, uno de nuestros principales clientes, Reino Unido, deja de estar en la Unión Europea, lo que va a conllevar una política arancelaria que hará menos competitivos nuestros productos. Una política cuya suavidad va a depender de la negociación de acuerdos preferentes.

Finalmente, en el horizonte no se atisban nuevas rebajas de tipos por el Banco Central Europeo. Más bien una de las prioridades es disminuir el impacto que esa política ha tenido en los márgenes de intereses del sistema financiero, uno de los principales capítulos de las cuentas de resultados del sistema bancario.

En el escenario nacional, habrá que ver si los acuerdos para la investidura se mantienen y dan estabilidad al gobierno. Y habrá que ver finalmente cuáles son los presupuestos para 2020, las grandes medida económicas, fiscales y laborales: Qué impuestos suben, cuánto lo hace el salario mínimo, qué líneas en política energética y financiera… Porque todas esas decisiones impactarán en la economía nacional y regional

Traducido a la economía doméstica el escenario supondrá, vemos que aumentan los costes de las materias primas, los de la energía, los fiscales, los salariales y los financieros. Habrá que ver la capacidad de comercialización y el nivel de precios para determinar la competitividad y la cifra de negocios de nuestra economía, por un lado y, por el otro, cómo oscila la capacidad de compra de las familias y de las administraciones públicas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.