www.clm21.es
Manifestación de agricultores esta semana en Toledo.
Ampliar
Manifestación de agricultores esta semana en Toledo. (Foto: Facebook Cs-CLM)

El estallido del campo sorprende al gobierno

jueves 06 de febrero de 2020, 21:00h
El estallido del campo ha sorprendido al gobierno. Le ha pillado a contrapié. Aunque todo indicaba que era el momento. Es un sector que vive en el filo y cuya subsistencia depende de las ayudas europeas. Tras la salida del Reino Unido de la Unión, la UE tiene menos dinero y los presupuestos deben reajustarse. Y en ese nuevo escenario parece que la Política Agraria Comunitaria va a pagar parte de los recortes, que además vienen propiciados por un cambio en las líneas estratégicas de los presupuestos.
Tan de sopetón le ha pillado al gobierno que ha tardado y no ha sabido articular un discurso. El Ejecutivo ha mirado a las grandes superficies, primero con lo de las ventas a pérdidas y luego con la petición de que hagan autocrítica que manifestó el presidente Sánchez. Y eso suena a aviso a las grandes cadenas o a una maniobra para poner el foco de la culpabilidad en otros y retirarlo del Ejecutivo.

Lo que denuncian los agricultores es que sus gastos han crecido a mayor ritmo que sus ingresos, y lo han hecho a un ritmo que ha provocado que sus negocios no sean rentables. Lo que los agricultores quieren es que se les paguen precios justos y que, si es posible, no suban los costes de producción. Esas es la esencia.

Antes algunos miembros que apoyan al gobierno también habían apartado el cáliz y habían fijado la diana en los supermercados “por la venta a pérdidas” y dijeron eso de que el gobierno las iba a prohibir. Y claro alguien les debió advertir que eso ya estaba regulado, que la Ley de Ordenación del Comercio Minorista, que es de 1996, ya prohíbe en su artículo 14 la venta a pérdidas (“no se podrán realizar ventas al público con pérdida si éstas se reputan desleales”). Puede consultarse en el BOE. Lo de la deslealtad lo ha reseñado el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. O sea que la venta a pérdidas lleva prohibida 24 años, porque es competencia desleal. De hecho, una sentencia en 2017 del Tribunal Europeo provocó una modificación de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista. En diciembre de 2018, el Consejo de Ministros aprobó un real decreto-ley que modificaba el artículo que regulaba la venta a pérdidas y que declaró nulo el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE).La nueva normativa prohíbe ese tipo de ventas, en el caso de determinadas prácticas, si se consideran desleales.

Desde 1996 se han dado varios casos sonados. Uno de los más recientes fue en 2016 a propósito de la venta a pérdidas de algunas superficies del aceite de oliva. La denuncia por “prácticas ilegales” llegó a manos de la Agencia de Información y Control Alimentario, que depende del Ministerio y que es la responsable de abrir la investigación en estos casos. La venta a pérdidas se utiliza como estrategia comercial, como reclamo para captar clientes que, con el gasto en otros productos compensan esas pérdidas y dan beneficios al establecimiento.

Desde su creación en 2014 y hasta finales de 2016, la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), dependiente del Ministerio de Agricultura llevó a cabo 283 inspecciones en Castilla-La Mancha, la mayoría de ellas, 245 en el sector vitivinícola, que concluyeron con 17 denuncias por ventas a pérdidas y una sanción. AICA realiza inspecciones e investigaciones, cuyos resultados traslada a las Comunidades Autónomas que son las que tienen potestad sancionadora. Es decir, los casos de ventas a pérdidas han sido testimoniales, por no decir que nulos.

La Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) es un organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Fue creado mediante la Ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria con el objetivo de controlar el cumplimiento de la misma en lo que respecta a las relaciones comerciales entre los operadores de la cadena alimentaria.

En resumen: La venta a pérdidas está prohibida. Hay un organismo del gobierno que investiga y controla que no se den y si se producen, las sanciona. Si la culpa es de la venta a pérdidas, es el gobierno el que debe actuar. Aunque, a decir de las cifras oficiales, los casos de ventas a pérdidas son escasos.

El gobierno tiene que armar rápidamente la respuesta, más allá de mirara al sector de la distribución. En Francia, la chispa de los chalecos amarillos prendió en las zonas rurales tras el anuncio de la subida del gasoil. Luego se extendió a las urbes.

Hay algunas decisiones del gobierno que inciden en los costes de producción. Y es aquí donde el gobierno tiene margen para actuar. De hecho, las tractoradas de esta semana van a dificultar y obliga a matizar la subida de la fiscalidad sobre el gasoil que tiene prevista el gobierno, salvo que se quiera añadir más leña al fuego. El presidente extremeño ha apuntado otro ahorro de costes: la posibilidad de incentivar las cotizaciones del sector agrario para evitar que siga destruyendo empleo.

El gobierno también tiene la capacidad de potenciar las estructuras comercializadoras pegadas a los productores (cooperativas), regular el funcionamiento de los oligopolios comercializadores (incluidas las grandes superficies), los intermediarios… Es una asignatura pendiente desde hace décadas, de cuando el grupo folk canario “Los Sabandeños” cantaba en los años 70 la Polka Frutera: “¿quién es ese elegantísimo, orondo y gran caballero?/eso es de un intermediario, en el negocio frutero /¿de quién es ese palacio, asombro del mundo entero?/eso es de un intermediario, en el negocio frutero…”.

Más allá del importante escenario montado por los tractores, esta semana ha habido una noticia que ha pasado casi desapercibida. Se preguntaba el periódico finanzas.com si habrá depuraciones en el servicio de estudios del BBVA, tras haber errado en sus previsiones del tipo de interés en Estados Unidos, lo que le habría costado bastantes millones a la entidad. Y es que el servicio de estudios ya había dado señales de cierta complacencia en sus análisis. La noticia pone en cuarentena las previsiones que viene realizando el servicio y que son empleadas por muchos gobiernos, nacionales y regionales en referencia a la evolución de sus economías.

Recientemente clm21.es señalaba la paradoja de que, en su observatorio regional, la entidad apuntase a que Castilla-La Mancha habría tenido un fuerte crecimiento en 2019, por encima de la media nacional, con una fuerte creación de empleo. Cuando en realidad la EPA publicaba el mismo día que el observatorio reflejaba que la Comunidad destruyó empleo, mientras que el conjunto del país lo había creado. Hasta el mejor escribano tiene un borrón.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.