www.clm21.es
2019, un mal año en el dinamismo empresarial, se crearon menos empresas y se cerraron más que en 2018
Ampliar

2019, un mal año en el dinamismo empresarial, se crearon menos empresas y se cerraron más que en 2018

  • Al cierre del año operaban en España 70.655 compañías más y en Castilla-La Mancha, 1.694, la evolución más moderada de los últimos ejercicios

jueves 13 de febrero de 2020, 12:00h

2019 cerró como el peor de los últimos años para el emprendimiento empresarial en España, según se desprende de las estadísticas mercantiles publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con el menor número de constitución de sociedades y el mayor número de disoluciones. En Castilla-La Mancha el ajuste en las sociedades ya creadas, el más elevado desde que existen registros, actuó de contrapeso del número de nuevas sociedades. El dato más positivo tanto a nivel nacional, como de nuestra Comunidad, es el capital social suscrito y puesto en circulación por las nuevas compañías.

Al finalizar 2019, el tejido productivo castellano-manchego se había fortalecido con 1.694 empresas. El dato, aunque positivo, es el más moderado desde 2008, año desde que existen registros completos de la creación y disolución de sociedades. Esta circunstancia se debe principalmente al hecho de que en 2019 desaparecieron en nuestra Comunidad 1.044 empresas, un ajuste no alcanzado ni en los momentos más duros de la crisis.

La publicación de las estadísticas por parte del INE ha coincidido con la presentación del Monitor que elabora la Universidad de Castilla-La Mancha sobre la actividad emprendedora. El Informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor) Castilla-La Mancha, elaborado por la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y la Fundación Globalcaja HXXII, con el apoyo del Gobierno regional, pone de manifiesto una reducción de la Tasa de Actividad Emprendedora para el periodo 2018-2019, situándose en un 5,5%, por debajo de la media nacional. La región es la tercera de España en emprendimiento naciente, por detrás de Galicia.

En el conjunto de España y según el INE, se registraron 93.943 nuevas empresas y se disolvieron 23.288, con lo que el saldo neto de sociedades en el mercado fue de 70.655, un 4,28% inferior al año anterior. La evolución nacional también refleja el mayor número de cierres de los últimos años y el menor número de nuevas constituciones.

En el ejercicio pasado se constituyeron en nuestra Comunidad 2.738 empresas, un 3,49% menos que en 2018. El impacto de las disoluciones, dejaron un saldo neto de 1.694 compañías más, un 24,21% por debajo de las alcanzadas un año antes. El dato positivo es que las nuevas empresas pusieron en el mercado un capital de 109,3 millones de euros, que es el segundo mayor volumen desde 2013, sólo por debajo del de 2018, cuando el capital social de las nuevas compañías llegó a los 157,7 millones de euros. El capital medio suscrito se situó en 39.900 euros, casi 20.000 euros por debajo de la media nacional que se situó en los 59.200. A nivel nacional, el capital escriturado alcanzó los 5.563 millones de euros, la cuantía más elevada del último trienio.

En España se crearon 93.943 sociedades (-1,27% respecto a 2018), mientras se disolvieron 23.288 (9,14% más que un año antes). Este comportamiento dejó un saldo neto de 70.655 compañías, con una evolución anual del -4,28%

En el conjunto del país, todos los sectores de la actividad presentan saldos positivos en la creación de sociedades en términos absolutos. Sin embargo, en algunos de ellos las tasas porcentuales anuales de cierres superaron a las de nuevas empresas. Tal es el caso de la industria y la construcción. En el sector servicios, la rotación fue dispar. El comercio fue el subsector donde se produjo mayor rotación empresarial, con la mayor cantidad porcentual de empresas nuevas y disueltas. Y las disueltas crecieron en tasas porcentuales a mayor ritmo que lo hicieron las constituciones. Esa proporción se dio también en otras actividades del sector servicios, como las profesionales y las auxiliares. Sin embargo, la hostelería y el subsector inmobiliario, financiero y de seguros, la evolución porcentual de nacimientos superó a la registrada por disoluciones.

En el resto de sectores económicos, los porcentajes de cierre superaron a los de nuevas empresas, salvo en la agricultura, donde el ritmo de nuevas empresas creció un 2,6%, mientras que el de cierres se quedó en el 1,2%. Sin embargo en la industria las constituciones crecieron en tasa del 9%, mientras que las disoluciones lo hicieron en el15,3%. En la construcción el dinamismo de nuevas compañías se movió en el 13,8%, mientras que los cierres crecieron en tasas del 15,6%

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de clm21

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.