www.clm21.es

creación empresas

  • Al cierre del año operaban en España 70.655 compañías más y en Castilla-La Mancha, 1.694, la evolución más moderada de los últimos ejercicios

2019 cerró como el peor de los últimos años para el emprendimiento empresarial en España, según se desprende de las estadísticas mercantiles publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con el menor número de constitución de sociedades y el mayor número de disoluciones. En Castilla-La Mancha el ajuste en las sociedades ya creadas, el más elevado desde que existen registros, actuó de contrapeso del número de nuevas sociedades. El dato más positivo tanto a nivel nacional, como de nuestra Comunidad, es el capital social suscrito y puesto en circulación por las nuevas compañías.

La moderación en el crecimiento económico durante los once primeros meses del año pasado tuvo su reflejo en el dinamismo empresarial, que se movió en tasas negativas tanto a nivel nacional como regional. Hasta el 30 de noviembre se habían constituido en nuestra Comunidad 2.519 compañías, un 4,44% menos que un año antes y el registro más bajo desde 2015. En España, el total de nuevas sociedades se situó en 86.846, un 1,69% menos que en el mismo periodo de 2018.

La primera mitad del año registra el peor saldo de dinamismo empresarial de los últimos años

  • Por cada dos empresas que se crearon en Castilla-la Mancha durante el primer semestre del año, cerró una
  • El promedio del periodo en los años anteriores se sitúa en un cierre por cada seis aperturas

Por cada dos empresas que se crearon en Castilla-La Mancha durante el primer semestre del año, cerró una. La proporción es inusualmente elevada. En el mismo periodo de los cinco años anteriores el promedio de destrucción de compañías era de una por cada 6 sociedades nuevas. Este fenómeno se une a la mala evolución del empleo autónomo, que tan sólo en el último trimestre destruyó 7.000 puestos según la Encuesta de Población Activa. Los datos positivos lo aportan, por un lado, la reducción de expedientes concursales: 53 en todo el semestre frente a las 90 del mismo periodo del año pasado. Y, por otro, el hecho de que el cierre de compañías haya ido a menos mes a mes desde el inicio del año.

  • En el primer cuatrimestre se crearon 1.128 compañías en Castilla-La Mancha, un 1,17% más. Hace un año el ritmo era del 10%
  • El saldo neto de empresas mercantiles cae en CLM un 59,77% en el primer cuatrimestre debido a un incremento anual del cierre de sociedades del 59,77%

En lo que llevamos de año el dinamismo empresarial tanto en España como en Castilla-La Mancha es más pausado que en años precedentes. A un ritmo más lento en la creación de empresas, hay que sumar la que es la causa principal: en el impacto del cierre de compañías, que porcentualmente crece con más fuerza que el de creación de nuevas sociedades. Castilla-La Mancha que arrancó el año con un enero negro, va recuperando terreno tras moderarse el cierre de sociedades mercantiles

Nacen y mueren más compañías

  • Los fuertes movimientos en la creación y disolución de compañías sitúan a Castilla-La Mancha como la región con mayores ajustes, con más creación y más cierre de sociedades
  • El capital puesto en el mercado por las nuevas compañías bate récords
  • Los concursos de acreedores se incrementan un 18,55%

Aumenta el ajuste en el tejido productivo regional. El año pasado mientras que la creación de empresas mantuvo un mayor dinamismo, con 2.837 compañías nuevas, 218 más que en 2017 (8,32%), también se produjo el mayor número de disolución de empresas desde los años duros de la crisis. En 2018 se disolvieron 602 compañías, un 61,4% más que en 2017. Estos movimientos dejaron en nuestra Comunidad un saldo neto de 2.235 sociedades mercantiles más. La cifra es la más baja desde los años duros de la crisis y supone un descenso del 0,49% respecto a 2017. El dato positivo es que las nuevas empresas pusieron en el mercado 157,7 millones de euros, cifra récord.

La región presenta el saldo neto entre creación y disolución de sociedades más bajo de los últimos cinco años

  • Toledo es la provincia más dinámica de Castilla-La Mancha y presenta el mayor número de nuevas empresas y el más bajo de cierre de compañías
  • La disolución de empresas en la región aumenta un 82,33% en los nueve primeros meses del año

El tejido productivo crece de forma desigual en nuestra Comunidad Autónoma. Los mejores resultados durante los nueve primeros meses del año los obtiene Toledo, que es la provincia en la que se crean más compañías y se disuelven menos. Precisamente, la desaparición de empresas que venían operando en la economía regional se incrementa en un 82,33% y es el dato más destacado y preocupante de la evolución acumulada anual, junto al desequilibrio territorial en materia empresarial.

La cifra de cierre de compañías en los cinco primeros meses bate máximos desde 2012

Por tercer mes consecutivo se reduce el dinamismo emprendedor, con un descenso paulatino mes a mes del número de empresas que se crean en la región. A pesar de ello, el acumulado del año mantiene signos de recuperación respecto a igual periodo del año pasado, pero está todavía lejos de los datos registrados en 2016. El dato más negativo sigue siendo el de cierre de empresas que ya estaban operando. En lo que llevamos de año se han disuelto 273 compañías, la cifra más alta de los últimos seis años y la segunda mayor de la década.

La creación crece al 1,96% en Castilla-La Mancha y al 5,8% en España

Enero deja un oscuro panorama en el tejido empresarial de Castilla-La Mancha. Durante el primer mes del año se disolvieron 92 sociedades mercantiles, lo que deja a la región como la Comunidad Autónoma con la tasa de variación anual del número de sociedades mercantiles disueltas más elevada del país.

El tirón de octubre en la creación de sociedades mercantiles de un 6,6% anual suaviza ligeramente el deterioro del tejido empresarial de la región en un año el que el acumulado de empresas creadas durante los diez primeros meses es de 2.314, un 2,85% por debajo de la cifra registrada en el mismo periodo del año pasado y en el que el fenómeno vivido en enero con una importante disolución de compañías (663) supuso un fuerte golpe al saldo empresarial de la Comunidad. También en el conjunto del país, el empuje de octubre (4%) mitiga el acumulado de los diez primeros meses en cuanto a la natalidad empresarial (-1,03%).

  • La creación de empresas en mayo fue un 20,9% inferior al mismo periodo de 2018

El dinamismo empresarial en Castilla-La Mancha va recuperando fuelle mes a mes tras un inicio de año nada esperanzador en enero. La región poco a poco va recuperando terreno tras moderarse el cierre de sociedades mercantiles, aunque en el último mes el ritmo de recuperación se ha visto ralentizado.

  • La evolución del saldo empresarial del primer trimestre fue un 80% inferior al mismo periodo de 2018

El dinamismo empresarial en la región en el mes de marzo permitió mejorar el saldo neto de empresas que operan en el mercado, al frenarse el proceso de disolución de compañías que se dejó sentir con fuerza en enero y mantenerse el ritmo en la constitución de nuevas sociedades en términos similares al mismo mes del año pasado. El dato más positivo lo presenta el capital puesto en circulación, que fue de 30,54 millones de euros frente a los 4,4 del mismo mes del año anterior.

Los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística sobre la base de la información de los registros mercantiles confirman lo adelantado por clm21.es el pasado martes: la evolución del tejido empresarial en la región en los once primeros meses de 2018 fue la menor de los últimos seis años, a pesar de que se produjo un incremento en el nacimiento de compañías del 9,4% respecto a 2017. La destrucción de empresas es la más alta de los últimos años, lo que neutraliza el dinamismo empresarial.

En junio, CLM fue la segunda región española con mayor incremento en el cierre de compañías

Los datos del registro mercantil apuntan a un fuerte crecimiento en el cierre de empresas en Castilla-La Mancha. Durante el primer semestre la disolución de compañías ha crecido en nuestra Comunidad en más de un 50%. El dato se suma al de sociedades que han entrado en concurso de acreedores, que en los seis primeros meses han aumentado un 39% respecto al primer semestre de 2017. Durante los seis primeros meses de 2018 han cerrado 305 mercantiles frente a las 203 de igual periodo de un año antes. Es el peor dato desde 2013.

La región ha pasado a ser la antepenúltima región en crecimiento y ha aumentado su paro un 12% en seis meses

El que se ha convertido en uno de los dos centros de estudios de cabecera del equipo económico del gobierno regional del presidente Emiliano García-Page, el BBVA Research, publicaba hace tres años los datos de la situación económica que se encontró el actual presidente cuando accedió al cargo: “La recuperación de la economía castellano-manchega se ha acelerado y la sitúa entre las regiones más dinámicas”. Este era el titular del informe de situación emitido el 10 de septiembre de 2015 con los datos registrados en el primer semestre de ese año, justo antes de que García-Page fuera investido presidente. Esa era la herencia que recibía el nuevo equipo.

En los diez primeros meses del año se crearon en nuestra Comunidad 2.166 empresas, lo que supone una reducción del 15,19% en relación a igual periodo del año pasado, cuando se registraron 2.554 compañías. El capital social de estas nuevas mercantiles asciende a 53 millones de euros, 13 millones menos que las nacidas en igual periodo de 2016.