www.clm21.es
El impacto de la pandemia en el tejido productivo de CLM: En el primer trimestre el número de autónomos con asalariados se redujo en 2.726
Ampliar

El impacto de la pandemia en el tejido productivo de CLM: En el primer trimestre el número de autónomos con asalariados se redujo en 2.726

  • El peor trimestre de la serie histórica, por encima de los años duros de la Gran Recesión

lunes 11 de mayo de 2020, 20:58h
En los quince últimos días de marzo, en los que la declaración de alarma limitó la actividad económica, se registró el mayor descenso en el número de trabajadores autónomos de los últimos años en Castilla-La Mancha. Los trabajadores inscritos en este régimen especial eran 146.616, de los que 90.641 lo eran sin relación especial, lo que se conoce como autónomos propiamente dichos. La destrucción del tejido de autónomos propiamente dichos en un trimestre es la mayor de la serie histórica, y está por encima de la contabilizada incluso en los años duros de la Gran Recesión de 2008-2014. En términos anuales hay que remontarse a 2013 para ver un peor registro. La mayor destrucción se produjo entre los autónomos con asalariados a su cargo. En total fueron 2.726 los que tenían empleados que se dieron de baja en la Seguridad Social, son cinco veces más que los registrados en el mismo trimestre de 2019.
El primer trimestre cerró con 3.111 autónomos totales menos (-2,08%) que los contabilizados a finales de diciembre, el peor registro de los últimos años. En términos anuales, el descenso fue de 1.747 (-1,18%). En el régimen se incluyen los socios de cooperativas, los miembros de administración de sociedades mercantiles, los familiares colaboradores, los de los colegios profesionales, las instituciones religiosas y los que no tienen una relación especial, que son los que el sistema considera autónomos propiamente dichos y que ascendían a 90.641.

A finales de marzo había en Castilla-La Mancha 1.329 autónomos propiamente dichos menos (-1,45%) que a finales de diciembre y 996 menos que en marzo de 2019. Esa disminución afectó especialmente al sector servicios, que en el trimestre perdió 1.116 autónomos (2,04%). La construcción también perdió 206 autónomos (1,81%) y la industria se anotó un descenso de 127 (-2,61%).

Un dato significativo es que mientras se registra un aumento del número de autónomos sin empleados, se produce una fuerte disminución entre los que tienen asalariados. De hecho, los autónomos sin empleados aumentan en 1.397 respecto a diciembre (1,92%). Ese incremento tapa el descenso de 2.726 autónomos con asalariados, de los que 1.617 pertenecían al sector servicios y 413 a la construcción.

El mayor número de bajas se produjo en el grupo de autónomos con 1 o 2 empleados. En este segmento el descenso trimestral fue de 1.324, que representa un porcentaje del 9,31%. Ese porcentaje aumenta en el sector de la construcción hasta el 19,45% y en el de los servicios hasta el 10,08%. Entre los autónomos con entre 3 y 5 trabajadores a su cargo, se registraron 997 bajas, que representan el 25,67% del total del segmento (uno de cada cuatro). Uno de cada tres autónomos con más de 5 trabajadores se dio de baja. En total fueron 405 En la construcción la relación fue uno de cada dos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios